Lo que escondía la Clínica Baviera al retirar de su publicidad a Dani Mateo por la polémica de la bandera

Durante la semana pasada ha habido una polémica en las redes sociales porque el humorista Dani Mateo del programa El Intermedio hizo un numerito en el que no salía muy parada la bandera española. Se lió una buena y la Clínica Baviera emitió un comunicado en el que cancelaba su acuerdo de publicidad con el citado. Claro, desde la Asociación Española de Afectados por Intervenciones de Cirugía Refractiva (ASACIR) -miopía, hipermetropía, astigmatismo y/o presbicia se operan con láser y las cosas no salen siempre como se cuentan-, han calificado de hipócrita la actitud del gigante Clínica Baviera.

Hipocresía porque enviaban un comunicado de prensa para ganar protagonismo, mientras omiten lo que esos días era noticia: que a la Clínica Baviera (junto a otras catorce clínicas oftalmológicas más de Madrid) se le ha abierto expediente sancionador por publicidad engañosa desde la Consejería de Sanidad Madrileña. En ASACIR han recogido miles de testimonios de afectados por esas operaciones de cirugía.

Las relaciones de la Clínica Baviera con la publicidad son algo tormentosas pues dicha empresa ha estado también inmersa en dos episodios de publicidad encubierta, en TVE y Atresmedia, que les ha costado, a estos canales, un total de 260.000 euros de multa por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Aprovecharon espacios que se presuponían se informaría de forma rigurosa y científica para captar clientes.

Una tercera cuestión es la tramitación de una triple denuncia a tres de sus oftalmólogos por presuntamente incumplimiento del código deontológico, entre ellos a Fernando Llovet, Director Médico de la misma, quien anuncia “obrar el milagro” de “forma definitiva” y con garantía de resultados, lo cual es totalmente falso y que le ha costado a esta clínica la apertura del expediente nombrado anteriormente.

A dos de los doctores denunciados, Rafael Bilbao Calabuig y Valentín Jiménez Mateo-Sidrón, el Colegio de Médicos de Madrid les abrió expediente por infracción grave que podría llevar hasta un año de inhabilitación (ahora a la espera de resolución final).

Todas estas críticas que hacen los afectados, personas que sufren secuelas graves en su vista, algunas de las cuelas les impiden llevar una vida normal tras la operación, han enfadado a los responsables de las Baviera.

Y lo que han hecho es poner a trabajar a su departamento legal para intentar acallar esas protestas con demandas judiciales.

Hay que recordar también que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se infiltró en 29 clínicas dedicadas a las operaciones de la vista con láser y concluyó que es

inadmisible la información que daban”, destacando negativamente por encima del resto la Clínica Baviera, cuya media en información al paciente en consulta es de tan solo de 2,7 puntos en una escala del 1 al 10.

En su nota de prensa sobre la ruptura del contrato publicitario de Dani Mateo, la Clínica Baviera es tajante y habla de establecer “un marco de convivencia” y siempre dentro del “marco de la legalidad vigente”. Parece que todo esto ha sido parte de una estrategia para despistar a la población, para que la opinión pública quedase entregada al “compromiso ideológico” de las Baviera y no se percatase de la otra realidad que persigue a esas clínicas, mucho más importante que la anécdota que ha provocado la polémica y la decisión de los que mandan en las clínicas.

Creo, con los afectados de ASACIR, que debería de abrirse un debate sobre el uso de “famosos” o figuras públicas, populares, como ganchos en materia de publicidad sanitaria.

Pues al igual que en otros países está prohibido, aquí tampoco debería de permitirse la banalización y trivialización de intervenciones quirúrgicas, máxime cuando estas están provocando tan severos daños.

Mateo no ha contribuido a ese debate, para muestra lo que publicó en su cuenta de Twitter como mensaje para sus patrocinadores:

Quiero mandar un mensaje de apoyo a El trato hacia mí ha sido excelente, la operación salió perfecta y entiendo que se hayan asustado ante la polémica. Han hecho lo que han creído más conveniente y no les juzgo. En todo caso, lo siento por la que les he montado”.

Un Comentario a “Lo que escondía la Clínica Baviera al retirar de su publicidad a Dani Mateo por la polémica de la bandera”
  1. José Mª Viñals Montaba

    Como muy bien dices, Miguel, son “ESTRATEGIAS PARA DESPISTAR A LA POBLACIÓN”…
    En pocos días, investigando un poco en temas de salud, he dado con un par de muestras más, aunque sutiles, de esa estrategia…

    Varios periódicos nacionales hablaban de un brote de paperas en la Comunidad Valenciana, entre estudiantes universitarios TODOS ELLOS VACUNADOS “como Dios manda” de la triple vírica. La información era prácticamente calcada en todos ellos. Sin embargo, en “levante-emv.com”, el que con más motivo tenía que decirlo, se omitía, curiosamente, la frase que advertía de que era una enfermedad “DE COMUNICACIÓN OBLIGATORIA”, la cual aparecía en los demás periódicos.
    Uno que se ha vuelto un poquitín mal pensado, piensa que tal vez interesa OCULTAR al público la posible epidemia de afectados, porque esta vez están VACUNADOS “como Dios manda”…

    Ayer, por otro lado, nos enteramos por la prensa de que “Se prohíbe la venta de NOLOTIL a turistas en España… (en Inglaterra este medicamento está prohibido…) Este fármaco está vinculado con la muerte de diez ciudadanos británicos… la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) HA ACTUALIZADO LA FICHA TÉCNICA DE ESTE MEDICAMENTO (metamizol) Y SUS GENÉRICOS para recordar que su toma puede derivar en agranulocitosis o neutropenia. La AEMPS recuerda, en un comunicado oficial, que el Nolotil debe sólo debe venderse con receta médica y que se debe contar con los resultados de una análisis de sangre previo para evitar su uso en pacientes con factores de riesgo de agranulocitosis…”

    En este caso, hablan de una posible predisposición genética a los efectos secundarios de este medicamento en los ingleses y habitantes de países nórdicos. ¿Será también para despistar y ocultar la trascendencia de los problemas del NOLOTIL en España, cuyo uso está tan extendido?

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.