La gonorrea se expande y los fármacos antibióticos fallan en su tratamiento

Al parecer vuelve la gonorrea. La enfermedad de transmisión sexual está experimentando un repunte (en España también) y no sólo eso sino que en esta ocasión las bacterias que la causan han mutado de tal modo que no hay antibióticos efectivos para tratarla.

La advertencia parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La gonorrea es una vieja conocida del ser humano. Se trata de una enfermedad infecciosa de transmisión sexual que se caracteriza por la inflamación de las vías urinarias y los genitales y también la boca.

En las mujeres, la gonorrea sin tratar puede causar la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) que puede producir infertilidad. En los hombres, la bacteria puede causar una afección dolorosa en los conductos de los testículos. En casos muy poco comunes, esto puede causarle a un hombre infertilidad también. La gonorrea que no se trata puede también rara vez propagarse a la sangre o las articulaciones. Esta afección puede ser mortal.Gonorrea

Tan antigua como la humanidad cada año afecta a más de 78 millones de personas en todo el mundo. En España los datos son de 2014, año en se diagnosticaron más de 4.000 casos que es el doble que los detectados en 2000.

El problema no sólo es el aumento de casos registrados sino que aún peor, las bacterias de la gonorrea son especialmente “listas” y mutan rápidamente hasta convertirse en inmunes a los nuevos tratamientos antibióticos. La OMS dice que ha comprobado que en varios países algunas de esas mutaciones son hoy intratables.

En Cataluña está uno de los casos estudiados. Se trata de una persona infectada cuya bacteria de la gonorrea se ha revelado resistente a la cefalosporina. El trabajo concluye que es posible la propagación europea de esta cepa. El de las cefalosporinas es uno de los grupos de antibióticos más usados y más populares en las últimas décadas. De hecho, en la OMS las consideran en la práctica el único antibiótico que es efectivo.

La resistencia a los medicamentos antimicrobianos, los antibióticos, es ya antigua y va en aumento. De tanto y tan mal usarlos se ha convertido en un problema de salud pública mundial.

La aparición de cepas resistentes es un fenómeno natural que ocurre cuando los microorganismos se reproducen de forma errónea o se intercambian características de resistencia, pero la utilización y el uso indebido de antimicrobianos también acelera su aparición.

La OMS también ha reportado la existencia de infecciones gonocócicas inmunes a todo tipo de antimicrobianos conocidos, incluso los más nuevos, conocidos como ESC y que, según la OMS, no son efectivos en el 66 % de los pacientes. Existen muy pocos tratamientos en estudio porque no ofrecen gran rentabilidad a los productores de fármacos. Como una vez bien desarrollados suelen ser muy efectivos y esto significa que se toman durante poco tiempo lo que no da mucho dinero en ventas.

Quizá si se apostase por una industria farmacéutica pública que se centrase en este tipo de problemas las cosas cambiarían porque como se ha criticado en numerosas ocasiones, incluso por algún Premio Nobel de Medicina, la industria privada se ha centrado en comercializar medicamentos para enfermedades crónicas.antibioticos-cefalosporinas

Como cuentan en El Confidencial, la ziloflodacina es un medicamento que cura la gonorrea cuyo desarrollo es muy lento debido a que la farmacéutica responsable, Entasis Thereapeutics, depende de la financiación pública. Quizá lo que haya que hacer es que sean los propios laboratorios de centros de investigación públicos los que se dediquen  a ese trabajo.

En dicho diario nos cuentan:

Entre las nuevas líneas de investigación se encuentra la introducción de una nueva molécula para la gonorrea, la identificación de combinaciones ideales entre los antibióticos ya existentes, la formulación de nuevas combinaciones y el establecimiento de un marco administrativo para la distribución y el uso de los nuevos medicamentos. ¿La fecha objetivo? 2023″.

Entretanto lo mejor es prevenir mediante el uso de preservativo en las relaciones sexuales. Cuando un afectado es consciente de padecer la gonorrea es imprescindible que comunique la situación a su pareja sexual o personas con las que haya estado para que éstas comprueben si han sido contagiadas y puedan tratarse y a la vez evitar la propagación de la bacteria a otras personas.

No tener relaciones sexuales hasta que se haya concluido el tratamiento a seguir para curarse por completo de la gonorrea. También es importante que los profesionales sanitarios estén al día de los tratamientos que fallan para no prescribirlos, impidiendo así que puedan facilitarse las citadas resistencias.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.