Si los alimentos transgénicos acaban con el hambre en el mundo te doy un Nobel

109 premios Nobel de Medicina, Física o Química se han firmado una carta pidiendo a Greenpeace y a los gobiernos de todo el mundo que abandonen su oposición y sus campañas en contra de los organismos genéticamente modificados (OMG’s), los conocidos como alimentos transgénicos. El contenido y tono de la misma es algo apocalíptico-conspiranoico. Acusan a la organización ecologista de “crimen contra la Humanidad”.

Esperaba encontrar una respuesta científica a las críticas que sufre la biotecnología aplicada a la alimentación. Pero no es así, la opinión del centenar largo de premios Nobel se centra en algo pueril, que los transgénicos son la solución para acabar con el hambre en el mundo y que Greenpeace -y sólo esa organización cuando hay centenares de miles de asociaciones y opositores) es la máxima responsable de que al criticar esta tecnología alimentaria millones de personas en el mundo mueran por no acceder a comida transgénica.Mon810 maíz transgénicos monsanto

En concreto, el texto arremete contra la organización ecologista y le exige que acabe con su campaña para impedir el cultivo del arroz dorado, una variedad transgénica modificada para reducir el déficit de vitamina A (DVA) y que, según la carta de los Nobel, tiene potencial para reducir muchas de las muertes y enfermedades causadas por la deficiencia de esa vitamina.

Un problema de salud que causa ceguera, mortalidad infantil y problemas durante la gestación y que tiene su mayor impacto sobre las poblaciones más pobres de África y del sudeste asiático.

La Organización Mundial de la Salud -dicen los Noble- estima que 250 millones de personas sufren la carencia de vitamina A, incluyendo el 40 por ciento de los niños menores de cinco años en el mundo en desarrollo. Sobre la base de estadísticas de UNICEF, un total de entre uno y dos millones de muertes prevenibles ocurren cada año como resultado del déficit, ya que compromete el sistema inmunológico y pone a los bebés y niños en gran riesgo”.

El arroz dorado es simbólico en esta batalla y Greenpeace considera que se trata de un caballo de Troya para abrir la puerta para la imposición de OMG por parte de grandes corporaciones interesadas en imponer su alimentación de patente.

Los transgénicos no son la solución del hambre en el mundo. En el mundo hay alimentos suficientes para todas las personas. El 30% de los alimentos producidos en el mundo terminan en la basura. Solo con esto tendríamos lo suficiente para alimentar a todas las personas que habitan la Tierra hoy día y los que podremos llegar a ser en 2050 (sin intensificar más la agricultura y sin utilizar cultivos transgénicos). El hambre es una cuestión compleja relacionada con guerras, migraciones, conflictos y no se soluciona con un cultivo transgénico”, contestan desde la asociación activista.

Lo cierto es que para los firmantes del texto parece que ya no vale con la agricultura tradicional y mucho menos con la ecológica. Ellos lo que promueven es un nuevo tipo denominado “agricultura mejorada”, en referencia a la biotecnológica, fabricada en laboratorios, cuyos impactos ambientales y en la salud de las personas no se conocen bien y eso sí, patentable para que resulte un buen negocio.

Lo de que hay muchas personas que mueren de hambre en el mundo sólo es una excusa, marketing del miedo; intentan hacernos creer que quien se oponga a ese tipo de progreso es responsable de ello, una especie de chantaje moral.

La última evaluación científica de Naciones Unidas sobre Ciencia Agrícola y Tecnología para el Desarrollo, llevada a cabo por más de 400 científicos de todo el mundo -indica Greenpeace- hace un balance de la situación actual en la agricultura mundial y concluye que la agricultura ecológica permite aliviar la pobreza y mejorar la seguridad alimentaria.

Por el contrario, cuestiona la agricultura con transgénicos por sus implicaciones sociales y ambientales y la descarta definitivamente como solución única al hambre”.

Bayer transgénicos biotecnologíaEl problema pues no es tanto la falta de alimentos como el modelo económico que están impulsando empresas como Monsanto, Dow, Syngenta, Bayer, Dupont y BASF, propietarias de casi todos los cultivos transgénicos que se comercializan en el mundo, y controlan el 76% del mercado agroquímico.

Eso significa que las empresas que producen las semillas transgénicas son las mismas que se enriquecen con la venta de los plaguicidas tóxicos adicionales necesarios para la agricultura “mejorada”.

De hecho, continúa Greenpeace, los principales productores de transgénicos eran originalmente empresas agroquímicas que ampliaron su negocio a la producción de semillas cuando surgieron las lucrativas oportunidades de las semillas patentadas. Esta lógica es contagiosa, y ahora las empresas de semillas están patentando plantas obtenidas de manera tradicional y creando nuevos monopolios en las semillas convencionales”.

El problema pues no es tampoco la biotecnología en sí, hay medicamentos loables que se hacen con ese tipo de técnicas y la agricultura ha sido mejorada desde su invención. El problema es que el actual modelo de producción de alimentos está controlado por el citado cartel que considera la alimentación una cuestión de inversiones y ventas más que un derecho humano. La industria no ha conseguido impulsar la comida transgénica en veinte años y cuando encuentre algo aún más rentable que los transgénicos abandonará estos.

Monsanto libroEs más sería indeseable que empresas tan cuestionadas como Bayer o Monsanto por su falta de escrúpulos y de respeto a los derechos humanos y que dominan la industrialización de la alimentación y nos han dejado niveles de contaminación de los campos como nunca, fueran las que alimentasen al mundo.

La idea central de la carta de los Nobel coincide con la línea ideológica propagandística del cartel transgénico: terminemos con el hambre en el mundo, que se titula un artículo escrito por uno de los directores de Monsanto.

Dijo Mark Twain que “es mas fácil engañar a una persona, que convencerla de que la han engañado” y por lo que observo, algo de esto hay, gente ideologizada que nunca reconocerán sus equivocaciones.

Resulta curioso también que se haya intentado describir a los ecologistas como parte de una religión, una especie de panteísmo donde el papel de Dios lo representa la Madre Naturaleza. Como apunta el médico y autor del excelente libro El autoritarismo científico, Javier Peteiro:Peteiro Autoritarismo científico ciencia pseudociencia

se da otra forma de religión tanto o más dañina (incluso para la propia ciencia), el cientificismo.

Referirse a ‘la voz de la mejor ciencia disponible’ [como hacen los citados Nobel- es no decir nada. Alguien recibe un premio Nobel por su contribución a un área de investigación científica, de creación literaria o de la paz.

La posesión de un Nobel, siendo extraordinariamente importante, no supone necesariamente un mayor aval a la hora de hablar de ética o de política, incluso de ética de ciencia aplicada, como en este caso.

Y el criterio cuantitativo no supone un cambio cualitativo, pues da lo mismo que ese artículo lo firme uno o cien; lo importante son los argumentos”.

Durante la época en que el nazismo dominaba Europa, Albert Einstein, a causa de ser de origen judío, debió soportar una guerra en su contra urdida por los nazis con el fin de desprestigiar sus investigaciones.

Uno de estos intentos se dio cuando se publicó este libro: Cien autores en contra de Einstein. Es un texto en el que se compilaron las opiniones de 100 científicos que contradecían las de Einstein. Cuando le consultaron al interesado, respondió:

¡Si yo estuviese equivocado, uno sólo habría sido suficiente!”.

42 Comentarios a “Si los alimentos transgénicos acaban con el hambre en el mundo te doy un Nobel”
  1. Ivan de la Jara

    Pensaba que este blog entendía de ciencia… Me has abierto los ojos, ere sun retrógrado magufo conspiranoico de bar totalmente irresponsable en lo que escribe…

    • Toni Brito

      Te has dado cuenta que con eso te estás describiendo a ti mismo, Iván? Ah y soy científico

    • Casitas

      Iván, ¿puedes argumentar tu agresiva postura? Más que nada para entender por qué estás tan indignado y para verificar que, además de ser un maleducado y grosero, hay un cerebro dentro de tu cabeza que es capaz de debatir desde la calma y sin faltar el respeto.

    • Miguel s

      Te está dando datos muy claros.

    • Victoria

      Señor… la ignorancia es muy atrevida. Si usted hubiera visto, por poner 1 solo ejemplo, lo que los transgénicos han hecho en mi país (Argentina) a nivel ecológico, medioambiental y social…. aplaudiría este tipo de publicaciones y ud. mismo lucharía contra esta lacra.

      Soy de ciencias pero la realidad es que este nuevo sistema de patentar la comida y hacerla aún más dependiente de productos provenientes del petróleo, alta mecanización e inversión sólo beneficia a muy pequeños sectores de la sociedad y daña irreparablemente todo lo demás.

      Gracias Miguel por tocar este tema tan vital para el planeta.

    • Victoria

      En un país pobre como el mío, Argentina (por lo menos en las zonas rurales) los transgénicos sólo han traido: dinero (y mucho)para pooles de siembra y terratenientes, total 5 habitantes. Y para todos los demas:

      1. Paro brutal por la mecanización del campo y por lo tanto la no necesidad de campesinos que lo trabajen. Estos campesinos sin trabajo pueden malvivir muertos de hambre con un cheque mísero del Estado y en situaciones deplorables o emigrar a la periferias de las ciudades en chabolas a vivir igual de deplorablemente.

      2. Desertificación del suelo por el uso extremo de agroquímicos y por los enormes requerimientos de nutrientes que estos cultivos tienen.

      3. Abandono de la agricultura familiar y de alimentos en beneficio de estos cultivos y por la expropiación de tierras a los campesinos por parte de los poderosos pooles de siembra del país.

      4. Subida de los precios de las tierras, haciéndolas inaccesibles a agricultores más humildes.

      5. Tala incontrolada de zonas selváticas para adecuarlas al cultivo de estos “alimentos”, destruyendo hábitats imprescindibles para muchas especies autóctonas, incluso algunas en peligro de extinción.

      6. Aumento brutal del consumo de agrotóxicos y el consecuente aumento de la contaminación ambiental, y la subida en zonas de cultivo intensivo de malformaciones fetales, abortos espontáneos e índices de cáncer en poblaciones aledañas. Hay muchas denunciasorpresas puestas

      Todo esto, señor, yo lo he visto en mi país. Lo he estudiado y hay muchos datos. Y por no empezar a desmontar los argumentos del hambre en el mundo porque es que no hace ni falta. Con 1 solo de estos puntos seria suficiente para prohibir estos cultivos.

      Infórmese. Y no en la universidad de adoctrinamiento de las corporaciones. Datos. Datos concretos. Datos concretos de los países donde se cultivan, por ejemplo. Porque en mi país, Argentina, solo he visto 5 millonarios y 15 millones devastados.

  2. Planta

    Sobre lo de que las plantas modificadas genéticamente no son un peligro para la salud, convendría recordar algunos episodios parecidos en la historia de la industria alimenticia en un país muy desarrollado y cómo no hubo controles (liberalismo total empresarial) sobre cambios que se hicieron, y lo que ocurrió al final. Hablo de la enfermedad de las vacas locas en Inglaterra, escándalo que estalló en 1999. Allí los ganaderos en las dos décadas anteriores hicieron un cambio en la forma de alimentar a las vacas: pasaron de alimentar con forraje natural (como en los últimos 2.500 años) a alimentar a las vacas con unos sacos de pienso que determinadas empresas les empezaron a colocar con precios económicos. No tenían más que poner el pienso este a las vacas y a correr. Las vacas engordaban y su carne se llevaba a las carnicerías…. Pasaron los años y las empresas de los sacos de piensos fueron haciendo variaciones en su composición. Al principio el pienso era vegetal, pero con el tiempo empezaron a incorporarle otras cosas, lo que ahorraba bastante los costes al empresario de estos suministros. Llegaron a ponerle en el pienso restos de vacas muertas, los restos que no se comercializaban como tales, los pasaban por unas trituradoras y lo mezclaban con el pienso. Las vacas se lo comían sin problema. Las vacas empezaron a comer restos de vacas, cosa que no habían hecho nunca en miles de años. Desarrollaron priones y estos produjeron la enfermedad conocida como de las vacas locas. Y esta carne vacuna tan alterada produjo después en los humanos la enfermedad de Crauzet Yacobs, una enfermedad degenerativa muy peligrosa, que causó la muerte de varias personas en Gran Bretaña y en Europa.
    Este ejemplo nos muestra cómo funcionan la ciencia y las autoridades sanitarias en un país tan desarrollado como Inglaterra. Allí había y hay veterinarios, científicos, etc. Pero todos ellos dependen de una nómina para pagar sus facturas. Allí quien mandaba en el sector eran los empresarios de la industria cárnica y las industrias asociadas, como las de los piensos, que por supuesto no pagaron por este crimen. Vamos a ver qué pasa ahora con esta “innovación” que nos quieren colocar, los transgénicos, otra alteración muy sustancial en la forma en la que se producen alimentos.

  3. Planta

    Excelente y absolutamente necesario artículo para contrarrestar la campaña de los poderosos, campaña con amenazas veladas para el que se atreva a discrepar, que nos están colocando como la verdad única, como siempre. La verdad de los que pretenden crear un monopolio total sobre la agricultura a través de la patente de especies modificadas genéticamente. La famosa comunidad científica se compone básicamente de dos grupos, el de los que son comprados y/o amenazados por las multinacionales y el resto. Estos últimos son pocos porque en este mundo si quieres vivir o sobrevivir, tienes que callar la boca y así poder seguir manteniendo tu trabajo. Hay quien ha contestado a estos famosos 100 premios Nobel que podrían hacer lo mismo para pronunciarse sobre otras grandes causas de la ciencia en las que la salud humana o la paz mundial están en peligro. Pero hasta ahora sólo han acudido a esta causa que curiosamente beneficia los negocios astronómicos de Monsanto y otras “benéficas” multinacionales.

  4. AngelQ

    El Nobel está totalmente desprestigiado. Los criminales Begin, Kissinger, Rabin, Peres, Al Gore y Obama son Nobel de la Paz………Todo dicho

  5. Chary54

    Yo pediría a esos 109 ganadores de un Nobel que devolvieran el premio, no se lo merecen…

  6. Lino

    Y si, Miguel: los alimentos transgénicos pueden ayudar a acabar con el hambre en el mundo.

    • Mateo

      ¿Como? ¿Puedes explicar de que manera?

    • María Jesús

      Sí sí, con el hambre seguro…Atiborrarnos se les da de p*** madre! Veremos después si acaban con los efectos secundarios…Por otra parte, con lo que hay que acabar es con la sed más bien, vamos, con la escasez de agua…

    • Victoria

      Llevamos más de 20 años con los OGM y el hambre ha aumentado muchísimo. No ha bajado nada. Ha aumentado. ¿Cómo lo explicas?

  7. Lino

    Cuba, por ejemplo, es uno de los países que ha hecho un uso correcto de los OGM, como forma de garantizar su independencia alimentaria frente a EEUU y sus multinacionales: http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2010-05-16/promueven-produccion-de-maiz-transgenico-en-sancti-spiritus/

    De hecho, Carlos G. Borroto (Jefe del Programa Nacional de Biotecnología Agropecuaria en Cuba), respondió a distintos grupos ecologistas que les criticaron por usar transgénicos. Su respuesta, impecablemente socialista, lo deja bien claro: “Estamos convencidos […], que es el uso inadecuado de la tecnología y no la tecnología en sí misma en donde está el problema. Si no hay opciones generadas dentro del sector público con un enfoque diferente, lo que ha sucedido y sucederá es la expansión cada año mayor de estos cultivos transgénicos en manos de unas pocas transnacionales en el mundo”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=106382

    • Aida Gonzalez

      Lino, no te conozco y no se si eres consciente de lo que de que Cuba, por que soy cubana de origen y Nutricionista graduada en Suiza y vivo en sangre propia el negocio de los transgénicos en Cuba. No matan el hambre, están enfermando cada dia mas a las personas. Mi madre es victima de ello. Y te aseguro que Cuba, debería ser el país con mas productos biológicos de la tierra, hay muy buena vegetación. Ademas cada dia en Suiza se defiende mas NO introducir este tipo de alimento a la población. Sufren ya los agricultores y la población y consigo la economía y puestos de trabajo.

  8. Lino

    El problema es que durante años se ha lanzado una mentira respecto a los OGM: que son veneno, que son tóxicos, que dañan la salud. Bien, eso es rotundamente falso. Los OGM no afectan en modo alguno a la salud humana (o no más que cualquier otro tipo de vegetal). Y mientras las organizaciones ecologistas -irresponsablemente- seguían extendiendo una mentira, las instituciones y organismos europeos, por ejemplo, llevados por ese miedo, impedían el desarrollo de esa investigación para los poderes públicos, para el Estado, para los organismos internacionales. ¿Resultado? Por nuestra estupidez hemos dejado que multinacionales privadas se hayan hecho dueños de esa tecnología y que EEUU nos lleve la delantera. Y eso es grave. El problema con los OGM no es de salud (algo que está superado) sino político. Pudimos haber estado, desde lo público, con libres patentes, en cabeza de esa tecnología. Ahora empezamos casi de cero. Y tenemos un grave problema político: un magnífico descubrimiento, como son los OGM, está mayoritariamente en manos privadas en vez de públicas. Contra eso es contra lo que hay que luchar, no contra el invento en sí, que es inocuo.

    • José Manuel

      Pues chico, que se quede en manos de los poderosos y que se lo coman ellos, los demás estamos encantados con nuestro huerto ecológico.

      • Lino

        Eso te lo puedes permitir tú, satisfecho lector occidental, pero en determinadas zonas del planeta, cuyas cosechas se pueden ir al traste (y con ello condenar a la muerte a decenas de miles de personas) por una simple sequía, el uso de determinadas variedades que aguanten climas extremos puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Sigue cultivando tu confortable huerto occidental y déjanos trabajar tranquilos a lo que tratamos de encontrar soluciones a los problemas de nuestro tiempo. ¿Cómo? Pues por ejemplo, no propagando mentiras sobre los OGM.

        • Miguel Jara

          Pues a mí la idea del huerto personal o familiar me gusta. Creo que en estos años de crisis se ha desaprovechado una bonita oportunidad para que, por ejemplo, los ayuntamientos (algunos sí que lo han hecho) cediesen espacios a precios populares a familias interesadas en crear y cuidar su propio huerto. Si esa práctica se extendiese conseguiríamos una sociedad con mayor calidad de vida y menos dependiente de economías foráneas.

          La industria biotecnológica tiene su base en la patente, crear productos patentables que vender a buenos precios. Es prima hermana de la industria farmacéutica, por ejemplo Bayer tiene área farmacéutica y área agrícola. Las farmas basan su negocio en los medicamentos y productos de patente que venden en el “satisfecho” occidente a precio muy interesantes… para ellas. Y sí, destinan partidas de vacunas, por ejemplo, a proyectos “solidarios” en países empobrecidos. Y lo hacen para asegurar que tienen una “responsabilidad social”. Con las biotech sucede lo mismo.

          Bayer ha tenido hasta hace unos meses un director general que decía aquello de: “No creamos medicamentos para indios, sino para los que pueden pagarlo”.

        • José Manuel

          Oye, si en Europa no se necesitan los transgenicos ¿A que viene esa presión bestial de EEUU por meternoslos con calzador? Ahora resulta que Bayer, Monsanto y algunos más son altruistas, quieren salvar al mundo del hambre, pero creo que no dieron un duro a ninguna ONG.

    • Paco

      Que no son tóxicos ya lo sabemos salvo que esten impregnados de restos de fitosanitarios.
      Pero que no son inocuos hay que demostrarlo con estudios independientes y no con los que aportan las compañias.
      Si no lo sabes analiza los trabajos de Arpad Pusztai y te daras cuenta que no son como los pintan.
      Y antes la duda, lo mejor es seguir investigando pero no proceder a su comercialización.
      Por cierto a este bioquimico independiente sencillamente lo retiraron de circulación(lo despidieron).A el y al resto del equipo de investigacion.
      Los trabajos calificados de extraordinarios por este grupo de trabajo ,sencillamente eran malísimos al otro día de ser despedidos.
      Esta es la independencia de la ciencia y la gran mentira de la industria.
      Yo, personalmente estuve tres años verificando los trabajos de un médico alemán,al que se trató de sanador y curandero, sencillamente por no utilizar drogas o fármacos.
      Cien años más tarde la industria promociona productos para problemas hasta ahora no tratables. Y mira por donde la base cientifica del tratamiento de hace cien años(de ese médico) es la misma.
      ¿Sabes donde estaba el problema?
      NO COSTABA NADA

      • Miguel Jara

        ¿De qué médico y qué tratamiento comentas?

        • Paco

          Max Gerson, era el médico
          Fue el primero en ver y luego publicar el efecto sutancial de ciertos alimentos sobre algunas patologías.Las publicaciones son antiguas,ya que van desde 1929-34 y se hicieron sobre tuberculosis cutanea o lupus vulgaris.
          Creo que incluso el tratamiento se validó por la universidad de Munich.
          Me movió la curiosidad ya que trataba 52 patologias y traté de ver la veracidad de las afirmaciones de este doctor.
          Despues de tres años tuve suficiente información tanto bioquimica y de analisis nutricional para apoyar las afirmaciones del doctor.

          Uno de los tratamientos es el de la migraña.
          Actualmente se sabe que el 90% de las migrañas son por causas de déficit enzimático, en concreto por deficit de DAO.
          Ya tenemos laboratorios que extraen la DAO y la venden en comprimidos.
          Este doctor lo hizo a la inversa, sin saber nada de la histamina como responsable de la migraña. Las pruebas de ensayo y error le condujeron a la lista de alimentos mas baja en histamina que un humano puede comer.De esta forma el trataba la migraña con exito hace 100 años.
          De forma paralela, esta dieta solucionaba muchas patologías, sin embargo Gerson seguía no sabiendo que detras de estos problemas estaba la histamina´.
          Por citarte un ejemplo la histamina endógena producida por la via del mastocito esta involucrada en la inmunidad del cancer.
          J Leukoc Biol. 2014 Jul; 96(1): 151–159.
          Fijate lo reciente de la publicación
          Otras patologías , como el infarto de miocardio,osteoporosis,sindrome de fatiga crónica,fibromialgia y muchas otras se pueden explicar perfectamente.
          Pero a este hombre se le trató de curandero, porque la solución pasa por cambios en el estilo nutricional y no por el consumo de drogas.
          Esto no proporciona beneficios económicos a nadie por eso no se habla de este hombre y si del laboratorio de que fabrica los comprimidos.
          Por cierto, la base del tratamiento pasa por alimentos ecologicos(muy importante).Importante no por los macronutrientes sino por las fitoalexinas (salvestroles).
          Segun J. Mulet los alimentos ecologicos son poco menos que una estafa nutricional. Eso que lo discuta con Gerry Potter, un quimico especialista en antineoplasicos y profesor de quimica- médica y veamos si se entera de algo y hace buena ciencia y no divulgación chatarra y demasiado subjetiva.

    • Lelo

      En Galicia hace años en un centro experimental se alimentaron vacas de leche por primera vez con una novedosa variedad de maiz transgenico a pesar de que estaban totalmente prohibidos, todas las vacas se volvieron inmunes a los antibioticos y tuvieron que ser sacrifficadas, sobre esta experiencia se corrió un tupido velo y nunca mas se supo.
      El uso de transgenicos es etica y moralmente reprobable y todo aquel que patentara y modificara semillas y organismos naturales deberia ser condenado a carcel a perpetuidad, porque lo que buscan no es el bien de la humanidad sino la propiedad sobre los alimentos para esclavizar a la gente.

        • Paco

          La importancia de estos trabajos radica en la temporalidad de los ensayos.
          Mientras el grupo francés observa cambios histologicos a partir del 4º mes ,los ensayos que se disponían hasta el momento(Monsanto)solo llegaban al 3er mes.
          Así, que no se observaron cambios histológicos en los ensayos de Monsanto,sencillamente porque no abarcan la vida completa del animal.
          Cuando discutes esto con algún defensor de los transgenicos(algunos son profesores de UNI),pronto te argumentan que hasta la fecha no se tiene constancia de animales que desarrollen estas anomalias.
          Yo les respondo que por supuesto, que no se han observado.
          Sencillamente porque estamos en condiciones similares a los experimentos de la linea de Monsanto-
          Una vaca lechera promedia 6 años de vida en regimen estabulado, frente a los 24 en libertad.
          El pollo se cria en 40 dias al sacrificio, frente a los 3 o 4 años de vida promedio en libertad y asi todos los animales al sacrificio
          No los hemos visto ni los veremos salvo que se alimente al animal con transgénicos durante toda su vida hasta su muerte natural.

          Serralini confirma la linea de investigación de Prustai, dando importancia a la tecnica de inserción del gen(el lugar de la cadena de ADN vegetal donde se inserta el gen estudio).
          Asi, como se confirma la linea de investigacion de Bellé acerca de la toxicidad del Roundup.
          Este trabajo,no obstante fue desacreditado hasta el punto creo que el editor tuvo que retirar la publicación.
          En esta desacreditacion hubo incluso nombres españoles, en la misma linea del resto de defensores de los transgenicos.
          Lo que no he visto es ningún trabajo que demuestre lo contrario del ensayo de Serralini o trabajos de larga duración que subsanen las deficiencias que se atribuyen al trabajo francés.
          El trabajo de Serralini estará mejor o peor diseñado,pero nadie ha presentado un trabajo paralelo demostrando lo contrario.

  9. Pablo

    La patente es un contrato entre el estado y un privado:
    – El privado dice como hacer cierta cosa
    – El estado le provee el monopolio durante un periodo.

    Pasado ese tiempo, se cae la patente y cualquiera puede usarla.

    Parte de la batalla es hacer alimentos como el arroz dorado.
    La otra parte es la distribucion de los alimentos, y esto ya depende de tu ideal politico:
    – Para un anarquista, el pueblo organizado creara campos, y los distribuira
    – Para un comunista, el estado creara campos y distribuira el alimento.
    – Para un liberal libertario, al tener mas rendimiento el precio de la comida bajara, haciendo que mas personas puedan acceder a un mercado que actualmente los margina.
    – Para un hippie con dinero, que cada uno cultive su propio alimento.

    En todos los casos, el negocio sera hasta que la patente se caiga. Luego, todos, sin importar su ideal politico, obtendran sus beneficios. Tanto el anarquista como el hippie.

    Tener un alimento que tenga mayor rendimiento es parte de la batalla.

    La otra parte es la distribuciòn del mismo, y en eso, el dia de hoy, las empresas no se meten. Les interesa ganar dinero, no distribuir los alimentos. Y no esta mal, la division del trabajo y el intercambio han sido lo que nos ha traido progreso.

    Una mejor distribucion no soluciona nada si no hay produccion. Una mejor produccion no soluciona nada si no hay distribucion.

    Como toda solucion a un problema global, es algo que se ataca por varios frentes.

  10. Jorge

    Como dijo Einstein, con uno sería suficiente.
    Con una sola acción de Monsanto sería suficiente: No cobrar royalties por sus transgénicos ni por sus pesticidas y los paises de África, ni en ninguno de los cultivos que se dedique a paliar el hambre en paises sin recursos.
    Si hiciera eso, dejaría de pensar que solo es un negocio para ellos.

    • Pablo

      La patente de la soja transgenica ya cayo en algunos paises (EUA). Solo hay que esperar 🙂

      • Victoria

        Cayó la RR. Ahora tienen muchas nuevas para sustituirla?

  11. Javier Peteiro Cartelle

    Muchas gracias, Miguel, por tener la gentileza de citarme en esta entrada de tu magnífico blog.
    Realmente, es escandaloso lo que está ocurriendo y que tan bien describes. En vez de soluciones realistas y justas frente al hambre (incluyendo todo lo que supone, también de vitaminas), se opta por alternativas que, más allá de obvios conflictos de interés, pueden resultar muy dañinas por sus efectos en la biodiversidad y, en consecuencia, en la propia producción alimentaria.
    Desconocía esa respuesta de Einstein que citas, pero es una verdad como un templo. En ciencia, no se trata de votos sino de verdades.
    Estoy seguro de que tú lo habrás visto pero, para quien siga tu blog y lo desconozca, incluyo aquí un enlace que me parece interesante: https://www.youtube.com/watch?v=1Sd0Z6ifKh8
    Gracias de nuevo.

    • Miguel Jara

      Gracias Javier, ya sabes que promociono tu libro, El autoritarismo científico, todo lo que puedo porque me parece básico para comprender la subversión de la Ciencia por el poder y sus tontos útiles.

  12. Javi

    Lo que me gustaría saber es si en caso de daños estos nobel van a tener alguna responsabilidad, supongo que como siempre no.

  13. José Manuel

    Sencillamente impecable Miguel, has descrito una realidad que nos asusta a muchos su evolución.
    Permite me que añada lo siguiente: la Naturaleza es más sabia que el más sabio de los humanos, no es posible para la ciencia actual mejorar la Naturaleza, lo único que podemos hacer es acompañarla. ¿Y esto por qué? Sencillamente porque solo alcanzamos el conocimiento de un 5-10% de la realidad y con ese exiguo conocimiento ningún científico es capaz de mejorar lo que la propia Naturaleza.
    Permíteme Miguel que recuerde a ese gran sabio antiguo que decía: solo se que no se nada. Algunos científicos actuales quieren dar a entender que lo saben todo ….. con el apoyo del dinero se sienten seres superiores. ¡¡¡que miedo me dan!!!

    • Mauricio

      Pienso que los transgenicos son una herramienta, un metodo que el hombre debe aprovechar para su beneficio. Puedes confiar en la humanidad? eso es otro debate. Los GMOs son por el momento el mejor intento por resolver un problema muy serio que para bien o mal tambien es extremadamente rentable, los motivos (para algunos siniestros) no quitan el potencial que esta ciencia tiene de realmente impactar las necesidades de millones de personas, y billones por venir en las siguientes decadas. Las criticas… son buenas para mantenernos dentro de los limites eticos… pero no resuelven nada… ni van a detener nada… Lo que sugiero, es informarte bien si te da tanto miedo, lee, pregunta, indaga, y en el mejor de los casos contribuye con soluciones.

      • José Manuel

        Mauricio, el problema del hambre en el mundo no necesita de los transgenicos, sino de la buena voluntad de los países ricos.
        Por otro lado, claro que leo de investigaciones independientes los riesgos de los transgenicos cosa que Monsanto no ha podido desmentir. Por tanto, considero los transgenicos un negocio de patentes que nada tiene que ver con la solución contra el hambre. La solución contra el hambre no pasa por el enriquecimiento de multinacionales a costa del tercer mundo.
        Más aún, si es la solución para el tercer mundo ¿Qué tiene que ver eso con Europa donde EEUU quiere imponer la llegada masiva de transgenicos de sus multinacionales?

    • José María Viñals

      Estoy de acuerdo con lo que dices: la Naturaleza es más sabia que el más sabio de los humanos. La biotecnología no es en absoluto fiable. No se trata sólo -que también, por supuesto-, de que esté en manos muy sucias, sino que la “ingeniería genética” no se puede considerar “ingeniería”.

      Para ser ciencia verdadera, para ser ingeniería, debería cumplir con unos preceptos que no cumple en absoluto. No hay manera de controlar que el gen modificado altere solamente lo que se quiere alterar. Una vez modificado, se introduce en un vegetal y no hay manera -quizá nunca la habrá- para seguir minuciosamente su desarrollo de manera que sólo modifique lo que se quiere modificar. Es un tiro al azar. Y muy peligroso.

      • José Manuel

        Totalmente de acuerdo.

  14. Javi

    Una cosa de la que no habla nadie cuando se habla de este tema de los transgénicos y el hambre…, como ya se ha dicho, actualmente hay suficiente comida para alimentar al mundo, pero no se hace por intereses económicos, por nuestro sistema económico, vale…, imaginemos que entonces introducimos los transgénicos en la alimentación y la naturaleza, pero todavía aún con un excedente alimenticio mayor, somos incapaces de alimentar a todo el mundo, pues economicamente sigue sin ser “del todo” rentable…, es decir tenemos ya los transgénicos pero además ni con estos se puede alimentar a todo el mundo, pero no por que no haya alimentos (ahora ya los hay), sino por que el sistema económico lo impide (¿no sería lo mas lógico tratar de cambiar el sistema económico que cambiar a la naturaleza?) y todo eso sin entrar en que si una multinacional te patenta una semilla, luego tienes como agricultor que comprarle siempre esa semilla y si no pues igual tienes problemas para mantener tu granja o la gente para comer si esa multinacional cierra el “grifo” de las semillas.

    El dinero debería de estar al servicio de la ciencia y no lo contrario, al final aunque “hablen de ciencia quieren decir intereses económicos de las empresas”, no se puede servir a dos señores, la ciencia y el dinero.

    Yo se poco de transgénicos y no hablo mucho de lo que no se, pero un par de cosas que tengo claras…, además de que hay suficiente comida en el mundo y que solo es cuestión de distribuirla de otras formas (otra cosa es si eso va a ocurrir alguna vez en la vida…, puesto que no es cuestión de falta de alimentos, sino de modelo económico, nuestro modelo nos impone la siguiente locura “es mas fácil u oneroso, cambiar el mundo para hacerlo a la imagen y necesidades humanas, luego en una segunda fase ya cambiaremos también a la gente para hacerla a ese nuevo mundo totalmente diferente, que racionalizar el consumo de comida poniendo en tela de juicio el sistema económico”), pero además de eso, un par de cosas que si se, 1º si un alérgico a las fresas toma un salmón con un gen de fresa, es posible que tenga problemas…, luego que no digan que esta tecnología es del todo inocua, 2º si introducimos el cangrejo de río de USA en España o incluso en Europa (siendo el cangrejo de río un animal natural), se crea una plaga que se come todos los ríos y además mata al cangrejo europeo, si metemos miles de nuevas especies artificiales creadas en laboratorios y estas se escapan a la naturaleza y además se mezclan con las locales ¿qué puede ocurrir?. Estas dos cosas no son tonterías, son realidades que ya conocemos y son peligros claros aplicando la razón y el sentido común, ¿por qué cierta gente está empeñada en enfrentar “su ciencia” contra la razón y el sentido común, cuando no hay ciencia sin razón y sentido común, mas aún, ni ciencia, ni supervivencia?, si alguien trata de enfrentar la ciencia a la razón y el sentido común (que es lo que hacen los pseudoescépticos, eso es que estamos ante un fanático ignorante o simplemente un mentiroso que quiere engañarte, una ciencia que va contra la razón y el sentido común, simplemente es una ciencia falsa, o un modelo de hacer ciencia falso, una pseudociencia que no se sostiene).

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.