Los fármacos antipsicóticos pueden provocar infartos de corazón

Las autoridades sanitarias no paran de facilitar la comercialización peligrosos medicamentos del grupo de los denominados antipsicóticos. El pasado mes de abril, el laboratorio farmacéutico Janssen-Cilag anunció la decisión de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha decidido recomendar la presentación trimestral de Xeplion para el tratamiento de mantenimiento de la esquizofrenia. Comenzaba así una campaña de marketing para asegurar la clientela y ampliar sus indicaciones.

Basta con leer la sección Advertencias y precauciones especiales de empleo de la ficha técnica del tratamiento para saber a qué me refiero al escribir que estos medicamentos son peligrosos.

Pues bien, hace un par de años la filial japonesa de Janssen, laboratorio farmacéutico del grupo Johnson & Johnson (J&J), reconoció que al menos 21 personas murieron tras haber recibido una inyección de su fármaco. Las causas de los fallecimientos fueron infarto de miocardio, embolias pulmonares y ahogos tras vómitos. Las muertes se produjeron en torno a los 40 días tras el suministro del fármaco.Xeplion esquizofrenia daños muerte psiquiatra

Un metanálisis publicado en la revista British Journal of Clinical Pharmacology indica que la toma de antipsicóticos se asocia a mayor riesgo de infarto de miocardio (IM), particularmente entre los esquizofrénicos y entre los pacientes que sólo usan esta medicación de manera transitoria.

Lo ocurrido en Japón ha de estar sucediendo en otras partes del mundo y podía calificarse de muerte anunciada.

Llama la atención que las muertes por el uso de este tratamiento se produzcan al poco de consumirlo pues, como escribimos hace algunos días en el post Los medicamentos más consumidos son dañinos por su uso indiscriminado y prolongado en el tiempo.

El análisis que comentamos ha estado basado en el examen de nueve estudios observacionales realizados entre 1992 y 2015 que incluyeron pacientes con demencia, esquizofrenia, alteraciones del estado de ánimo y otros diagnósticos psiquiátricos.

El riesgo global de IM en toda la población examinada fue 1,88 veces mayor que el de la población general. Sin embargo, en los esquizofrénicos y en los pacientes sometidos a tratamientos cortos el aumento fue 2,48 y 2,64 veces mayor, respectivamente. Este último declinó a partir de los 30 días de tratamiento.

En torno a este tipo de fármacos hay mucho de pelotazo medicamentoso. En concreto Xeplion es otro bluff introducido en el mercado de manera forzada con campaña de marketing y seducción de médicos ad hoccomo explican estos psiquiatras en su blog PostPsiquiatría.

J&J es reincidente. Accedió hace no mucho a pagar una multa de 2.200 millones de dólares para resolver alegatos civiles y criminales por haber promocionado tres medicamentos para usos distintos a los que fueron aprobados por la Agencia de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA). Uno de ellos era Risperdal (risperidona) que se usa junto a Xeplion.

La receta de medicamentos antipsicóticos es otra moda sanitaria, por desgracia. Sus indicaciones se desarrollan en ocasiones de manera ilegal. Os recomiendo leer el post Las consecuencias de “medicalizar” con peligrosísimos antipsicóticos. En él podréis encontrar más de 460 comentarios, muchos de ellos de personas sufridoras de estas medicaciones que dan cuenta de una realidad muy diferente de la que exponen sus fabricantes y las agencias reguladoras que les permiten este tipo de marketing.Risperdal janssen

La campaña de promoción es tan fuerte que está consiguiendo que se recete para indicaciones NO aprobadas con el peligro extra que ello conlleva.

Por ejemplo, está contraindicado recetar medicamentos antipsicóticos a autistas, según una sentencia judicial conseguida por nuestro Bufete Almodóvar & Jara.

Lo escrito, una moda sanitaria, un “nuevo” pelotazo medicamentoso basado en todo tipo de manipulaciones y un peligro para la salud pública con un poco más de base científica aún tras lo conocido por ese reciente estudio.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.