Caso Essure: Sociedades científicas que hacen lobby para defender a Bayer

Dos sociedades de profesionales relacionadas con la ginecología y la contracepción han salido en defensa de Bayer por los graves daños que está provocando su método anticonceptivo Essure. Intenta de algún modo parar la escalada de indignación (y de organización) que ha provocado la difusión en la prensa del sufrimiento causado en centenares de mujeres con el citado “muelle” intrauterino.

A veces decir sólo una parte de la verdad es una manera elegante de mentir. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Sociedad Española de Contracepción (SEC) avalan la “eficacia y seguridad” de Essure, del que dicen que es el único método que hay en el mercado para esterilizar a las mujeres “sin cirugía”. Bueno, sin cirujía te lo ponen pero luego a ver cómo te sacan un dispositivo metálico que se agarra a las Trompas de Falopio como un auténtico anzuelo (para eso se diseñó, para no tener que extraerlo).Essure afectadas

Los profesionales de la colocación del Essure están nerviosos porque son conscientes de que el producto falla y además saben perfectamente que han hecho cosas mal. De momento, lo defienden como si fueran ellos los fabricantes, como si su negocio estuviera en juego.

Pero si ellos no cobran “royalties” por Essure colocado ¿no? (Hace tres días publiqué el post Caso de los sobornos por prótesis de cirujía: “Si no pagas no trabajas”. Resulta que los cirujanos corruptos que recibían dinero de los fabricantes de prótesis por cada una de estas colocada, llamaban “royalties” a lo que los demás, por cierto, llamamos SOBORNO).

Las burradas que han hecho algunos médicos pertenecientes a las citadas organizaciones son historias que nos han comentado varias afectadas: muelles que han quitado tirando y sin anestesia; una mujer que llevaba cuatro “essures” y lo intentan tapar diciendo que es que alguno se ha roto; una mujer con ligadura de trompas previas a la que le pusieron Essure tras un embarazo cuando eso no puede hacerse… En fin, un catálogo de los horrores que SEGO y SEC podían haber presentado en Halloween y al menos nos lo hubiéramos tomado a broma.

Citan estas dos sociedades a las mujeres afectadas como “algunas”. Ya sé que una Facultad de Medicina no es lugar para enseñar a contar, en el parque de al lado de mi casa hay niños de seis años que podían enseñar a estos galenos a hacerlo, porque las “algunas” suman casi 600 entre socias y simpatizantes de la Asociación de Afectadas por Essure (su correo de contacto es victimasessure(arroba)gmail.com)

En la nota de los ginecólogos y demás promotores de Essure se cita, como no, que hay numerosa “evidencia científica”, pruebas, de que el dispositivo es eficaz y seguro. Entiendo que muchos de esos estudios han sido dirigidos y/o financiados por Bayer. El problema no es de cantidad, Bayer (y cualquier industria grande) paga lo que haga falta para conseguir pruebas de buen funcionamiento y seguridad, los ensayos clínicos hoy, de manera paradójica, son la principal herramienta de marketing de productos sanitarios: sin “evidencia científica” no hay ventas (esta corrupción de la Ciencia me repugna e intento luchar contra ella, conste).

justicia industria farmacéutica medicamentos medicinaEl problema es de calidad y Bayer tendría que mejorar la calidad de sus ensayos clínicos porque en los últimos años no para de litigar en los tribunales de Justicia y de llegar a acuerdos de compensación de daños con las víctimas de sus anticonceptivos. Ha indemnizado a más de 10.000 afectadas por sus productos para el control de la natalidad… y los que le quedan, como la propia compañía reconoce.

Por cierto, ¿qué hacen en las agencias reguladoras de medicamentos y productos sanitarios, celebrando Halloween todo el año? Porque todos estos productos continúan utilizándose.

El problema también viene de lejos y es la falta de credibilidad de SEGO y SEC pues han desarrollado tantos proyectos junto a Bayer que quizá sea eso lo que les ha llevado a aunar intereses en el Caso Essure. Un ejemplo es la exposición itinerante “Píldora y Mujer: 30 años de evolución” que como cuenta la compañía farmacéutica en su web, contó con el respaldo de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, la Sociedad Española de Contracepción y la colaboración de Bayer Schering Pharma.

O como la realización de manera conjunta de cursos de formación para médicos y doctoras sobre ginecología y obstetricia sobre anticoncepción. O como cuando promocinaron al alimón el Primer Día Mundial de la Anticoncepción. Sería aburrido exponer toda la lista de connivencias.

La SEC lo cuenta todo en su web, entre sus patrocinadores exhiben a Bayer y a otros grandes laboratorios farmacéuticos y de productos sanitarios.

Bayer essureLa SEGO, para más inri, se vio envuelta hace unos años en un escándalo por unas viñetas increíbles que publicaron de manera habitual en su boletín para “ilustrarlo” y que fueron calificadas de denigrantes para la mujer por numerosos colectivos y en la blogosfera.

Creo que la nota de prensa emitida por SEGO y SEC por el Caso Essure es la continuación de aquellas viñetas. No trabajan por la salud femenina, son sociedades científicas que hacen lobby para Bayer.

Un Comentario a “Caso Essure: Sociedades científicas que hacen lobby para defender a Bayer”
  1. Salvador gutierrez

    El problema es que las dos instituciones que deben velar por la idoneidad de todos los fármacos y prótesis y dispositivos que nos implantan, la FDA americana y la agencia europea del medicamento están subvencionadas en un 80 % por la propia industria farmacéutica, exactamente igual que la OMS. Así nos va

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.