Caso Bio-Bac: Sentencia definitiva que declara inocente al productor

El Caso Bio-Bac se resuelve. La Audiencia Provincial de Madrid ha declarado inocente del delito contra la salud pública al productor del complemento alimenticio. Trece años después se cierra el caso toda vez que en julio de 2014, Rafael Chacón, dueño de la empresa, fue absuelto también del delito de estafa.

Trece años han pasado desde que se produjera la Operación Brujo por la que más de 200 guardias civiles y policías detuvieron a un montón de médicos y personas relacionadas con la compañía que producía un complemento alimenticio llamado Bio-Bac (hoy llamado Renovén).

Rafael Chacón bio bac renoven

Rafael Chacón, máximo responsable de la comercialzaición de Bio-Bac (hoy Renovén).

Después llegó la cárcel para el máximo responsable, Rafael Chacón (en el blog le entrevistamos y afirmaba “nuestro producto hubiera podido salvar miles de vidas”), que seguía los pasos de su padre, un farmacéutico a la antigua usanza, de los que “viven” en su laboratorio y que había inventado una “vacuna” de proteínas y aminoácidos útil en casos de enfermedades autoinmunes, sobre todo.

El caso es que la Justicia,  de manera definitiva e inapelable, ha declarado INOCENTE a Chacón mediante sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de fecha 22 de junio. Se demuestra ahora que no hubo atentado contra la salud pública y como tampoco hubo estafa, los dos principales delitos de los que se acusaba al enjuiciado y sus colaboradores pues no hubo nada (queda pendiente y eso sí lo recoge la sentencia, que hubieron malas prácticas publicitarias, errores de etiquetado y en la promoción del producto, punto que Chacón estudia recurrir ante los tribunales europeos convencido también de su inocencia).

Es más, si fuese cierto, que por supuesto si así lo considera la Justicia hay que respetarlo hasta que se demuestre lo contrario, el asunto podría haberse corregido en su día con la apertura de un expediente administrativo y una sanción. ¿Hacía falta encarcelar al hijo del inventor y ayudantes, dejar a miles de consumidores sin el producto, arruinar a la empresa, difamar durante trece años a sus responsables y causar todo el daño que se ha causado?

En su fallo la sentencia de la Audiencia Provincial ratifica que Rafael Chacón durante la comercialización del Bio-Bac nunca cometió delito contra la salud pública y hace suya la resolución de la sentencia del Juzgado de lo Penal que consideró que

no ha quedado acreditado que el producto elaborado causara un peligro para la vida o salud de las personas, al tratarse de un compuesto de proteínas y aminoácidos, habiendo llegado a consumir el producto unas dos mil personas aquejadas de graves enfermedades, sin que generara peligro alguno. Tampoco se acredita que los acusados incitaran al abandono por parte de los enfermos de tratamiento convencional que estuvieran recibiendo”.

Durante décadas miles de pacientes consumieron el producto de los Chacón por recomendación médica y bajo receta.

Bio-Bac llegó a estar cubierto por la Seguridad Social y por ello a dispensarse con normalidad. Puestos a preguntarnos qué fue lo que desató las iras de las autoridades sanitarias quizá haya que explicar que varios laboratorios farmacéuticos, alguno una multinacional de dudosa ética, llegaron a ofrecer importantes sumas de dinero al dueño para hacerse con su invento, una historia que por cierto narré completa en mi primer libro, Traficantes de salud.

Al hilo de lo comentado, el fallo judicial no contempla ningún tipo de compensación por el daño moral y económico sufridos y que son irreparables. La actuación del Ministerio de Sanidad, que impulsó la Operación Brujo y las fuerzas de seguridad, por tanto, no estuvieron justificadas: los detenidos eran inocentes.

El que la sigue la consigue y hoy el señor Chacón está satisfecho. No obstante, como he escrito, sus abogados estudian recurrir ante el Tribunal Constitucional (o si este no admitiera el amparo los tribunales europeos) lo de la publicidad engañosa y, por supuesto, solicitar una indemnización por daños y perjuicios.

5 Comentarios a “Caso Bio-Bac: Sentencia definitiva que declara inocente al productor”
  1. Anxo Gonzalez Ferreira

    Le pediría a Lara que tuviera un poco mas de repecto por las personas que utilizamos el bio bac (renoven) y comprobamos en nuestro cuerpo sus beneficios.No pertenecemos a ninguna secta;sólo somos enfermos que decidimos acudir a este producto al comprobar diariamente en nuestro entorno que las otras vías llegan a donde todos sabemos,lamentablemente.Al hablar de secta debería dirigirse a los que dogmáticamente pontifican que la única salida es su terapia,aunque eso signifique no llegar al final del camino en las enfermedades más graves.Y a las estadísticas me remito.Por lo tanto, mucha prudencia y respeto al hablar de los enfermos.

  2. Lara

    Lo han absuelto por lo de siempre, porque habia gente muy importante metida en este NEGOCIO…ya puestos a conspirar… Ay no, perdón, que no hay negocio que es un samaritano y no lo quiso vender, qué bueno es, es mejor dar el palo directamente a puerta fría, de casa en casa sin pagar a un comercial porque iban los propios enfermos a venderlo, vamos, como camellos, a mi me lo vendía un tipo deleznable, carne de secta, puedo afirmar QUE NO VALIA PARA NADA y el agua es igual de inocua y mas barata oiga.

    • Alberto

      Vaya, otro con más conocimientos que el Dr. Chacón (padre)…si no funciona conmigo, no vale para nada…lo mismo pensaban todos los afectados que lo consumían con efectos notables sobre su salud…¡ah! perdón, seguramente se debía al efecto placebo…Un producto inocuo, y lo retiran del mercado…cientos de medicamentos perjudicales para salud, y se publicitan en medios de comunicación…No lo digo yo, lo dicen los tribunales de justicia…

  3. Luis

    Otro succeso más que apunta a que lo importante es conseguir democratizar la institución pública para que no puedan realizar tal abusos de poder por parte de las élites psicópatas (políticas, bancarias y demás cartelistas).

  4. Iralme

    Otra vergüenza más de nuestro Ministerio de Sanidad… No merece la pena ningún comentario más.
    Gracies Miguel por la información.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.