La medicación que recibía el piloto A. Lubitz pudo ser clave en la tragedia aérea

Comentaba ayer que sobre la relación entre ciertos fármacos y el suicidio, graves actos de violencia o hechos como el accidente aéreo de Los Alpes. Hoy leo que el copiloto alemán Andreas Lubitz estaba tratado con el fármaco olanzapina cuya marca más conocida es Zyprexa, una “joya” de psicofármaco.

El copiloto del avión siniestrado el pasado martes en los Alpes franceses, Andres Lubitz, de 27 años, sufría de un Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) para el que le habían recetado un medicamento neuroléptico y estaba siendo tratado por un posible desprendimiento de retina que le hacía temer el fin de su carrera como piloto, según publica el diario francés Le Parisien y el diario alemán Bild.

Es más, la Fiscalía de Düssseldorf ha informado de que Lubitz, había estado hace años, mucho antes de sacarse la licencia de piloto, bajo tratamiento psicoterapéutico por “tendencias suicidas” bajo un largo periodo de tiempo. Posteriormente hubo más visitas médicas por prescripción de baja, sin que en ellas se constataran tendencias suicidas o agresivas.

Zyprexa olanzapina lillyLos médicos que le trataron por su depresión le habían administrado olanzapina y le habían recomendado que practicara mucho deporte para recuperar la confianza en sí mismo. Nos preguntábamos ayer: ¿Fue el trastorno del copiloto lo que provocó el accidente aéreo en Francia o tuvo algo que ver el propio tratamiento?

Lubitz, que presuntamente estrelló de manera deliberada el aparato cuando este cubría el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf, sufría también al parecer de problemas de sueño, para el que se le había prescrito agomelatina, otra joya de la farmacopea.Agomelatina

Vamos por partes. Con respecto a la agomelatina, está indicado para la depresión grave. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha alertado de que los fármacos indicados para la depresión mayor cuyo principio activo es la agomelatina, como Thymanax o Valdoxan provocan toxicidad hepática.

Atentos a la ficha técnica, documento oficial del fármaco:

Se sabe que los pacientes con antecedentes de episodios relacionados con suicidio o aquellos que presentan un grado significativo de pensamientos suicidas antes del comienzo del tratamiento, tienen mayor riesgo de pensamientos suicidas o intentos de suicidio y deben ser cuidadosamente vigilados durante el tratamiento.

Un metanálisis de ensayos clínicos controlados con placebo de medicamentos antidepresivos en pacientes adultos con trastornos psiquiátricos, mostró un aumento del riesgo del comportamiento suicida cuando se administraban antidepresivos en comparación con placebo en pacientes menores de 25 años”.

El Zyprexa es un neuroléptico que como me comentó hace tiempo un psiquiatra:

dudo mucho que sea útil en un caso de depresión y con efectos secundarios muy frecuentes a veces muy graves”.

Eli Lilly, su fabricante, ha sido objeto de multazos en los USA. Como muchas otras medicaciones se da para la “depresión resistente al tratamiento” con antidepresivos. La mezcla de fuertes medicamentos, como según están publicando los citados periódicos ha ocurrido, además de que no está avalada por estudios científicos, supone un cóctel para el organismo de consecuencias impredecibles. Hay personas que después de varios años de polifarmacia del tipo que describimos se han suicidado.

Leo también en prensa que la policía alemana ha encontrado en la casa del piloto cajas de medicamentos sin abrir y referencias a la presunta irresponsabilidad de no medicarse con ellos. Como me comenta el citado psiquiatra:

¿El riesgo es mucho mayor sin medicarse? ¿Riesgo de que? ¿De qué período estamos hablando? Lobitz no debería haber volado y el que se le prescribieran medicaciones con la idea de que así “mejoraría” la depresión y así disminuirían los riesgos (si esto se hizo así) es de una irresponsabilidad supina”.

No parece que Lubitz recibiese el mejor tratamiento ni que se siguiesen con él las recomendaciones oficiales de controlar su clínica. Será muy interesante las pruebas que hagan de sus restos para saber con la mayor exactitud posible qué tomaba y sacar conclusiones.

4 Comentarios a “La medicación que recibía el piloto A. Lubitz pudo ser clave en la tragedia aérea”
  1. Jack

    Soy contrario a blog como el vuestro porque se intenta demonizar en muchos casos el uso de farmacos que para una mayoria significan poder vivir una vida mejor. Se manipulan indicaciones de efectos colaterales para probar thesis que nunca se han probado. Este caso de Lubitz es una verguenza se toma un caso realmente excepcional para probar que seria culpa de los farmacos y que por consecuencia se pone una stigma a todo los que padecen de depression ansiedad etc y que utilizan estos farmacos. Es decir manana un 10 o 20 % de la poblacion espanola no tendria que ir a trabajar porque un loco estrello un avion siendo que su enfermedad y farmacos tienen nombres parecidos. En investigacion scientifica las estadisticas de una persona no existen!

  2. Lisamoral

    Hola! He leído publicaciones donde refieren que se encontraron en el departamento antisicoticos y agomelatina. No se recomienda dicha interacción.La ideacion suicida se cita como reacción adversa a monitorizar sobre todo con la agomelatina.
    Se contraindica manejar máquinas peligrosas.

  3. Nils Bergman

    Totalmente de acuerdo con la entrada y el comentario de Alredol. Esto sólo hace que poner en evidencia al gremio. Los psicofármacos no curan nada y no son efectivos en el tratamiento de los trastornos psicoemocionales. Su efectividad se basa en el embotamiento de las emociones mediante la perturbación de las funciones mentales. El timo del siglo. Ya va siendo hora que salga a la luz.

  4. Alredol

    Lean el apartado relativo al suicidio:

    http://www.saludyfarmacos.org/lang/es/boletin-farmacos/boletines/nov2013/p42415/

    y este relativo a Zyprexa:

    http://www.lawyersandsettlements.com/articles/zyprexa-suicide/zyprexa-suicide-risks-01392.html#.VRmZ5PysWt8

    Nunca se podrá saber si fue la depresión misma acentuada por posibles amenazas a su trabajo por problemas en la visión y problemas sentimentales, si existían, o los medicamentos mismos, pero si que se sabe que el uso de esa medicación aumenta significativamente los riesgos de suicidio con o sin víctimas colaterales. Lubitz no debería haber subido a ese avión, esto seguro. Lo que los medicamentos hacen es proporcionar psicoanalgesia, no cambian las circunstancias, ni los pensamientos suicidas, si algo al contrario, esos pensamientos dejan de doler, se les quita el freno.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.