¿Puede un fármaco como Roacutan (para el acné) provocar trastornos psiquiátricos y suicidio?

Fue el medicamento que de jovencito tomé para los numerosos granos que me salían en la cara, el llamado acné juvenil. La marca recuerdo que era Roacutan y su principio activo es la isotretinoína. A mí me fue bien, los granos desaparecieron. Luego me he enterado de sus variados y serios efectos secundarios y ahora leo una revisión sobre reacciones adversas psiquiátricas del mismo.

Roacutan acné dañosLa Agencia Reguladora de Medicamentos británica (MHRA) publicó a finales de 2014 un extenso y profundo informe sobre los trastornos psiquiátricos asociados a la isotretinoína: depresión, ansiedad, conducta e ideación suicida.

Su prescripción en casos de acné que no responden a otros tratamientos, precisa vigilar la posible aparición de estos efectos adversos y valorar la suspensión cuando la relación beneficio-riesgo lo aconseja.

Son especialmente susceptibles de sufrir algún daño psíquico por Roacutan quienes ya padecen alguna de las llamadas enfermedades mentales. Una de las conclusiones del grupo de trabajo que revisó los daños psíquicos de la isotretinoína es que no estaban bien explicados, sobre todo a los jóvenes, en ficha técnica y prospecto y que eso debía cambiar dada la importancia de los mismos.

Otra medida discutida fue mejorar el consentimiento informado que los médicos han de prestar (por escrito) a los usuarios de medicamentos que conlleven peligro, señal de que no se hace bien y eso que el informe es británico, si se hubiese analizado cómo se presta dicho consentimiento en España…

La conclusión final de los especialistas es contradictoria: los datos de los estudios disponibles son insuficientes para establecer una relación causal entre la ingesta de Roacutan y los daños psíquicos descritos, pero no se puede descartar una asociación entre isotretinoína y trastornos psiquiátricos.

Pues si no hay datos fiables ya va siendo hora de que se investigue a fondo el asunto pues desde que se desarrollara el fármaco en 1982 ha llovido mucho. Resulta patético que 22 años después de comercializarse el medicamento se llegue a la conclusión de que la información para los pacientes debe ser mejorada y que los efectos secundarios más importantes deben enfatizarse.

La historia de Roacutan es la de cómo matar granos a cañonazos. Tras escribir aquel post de Lo que nunca me contaron sobre Roacutan, nos preguntamos: ¿Las reacciones adversas de Roacutan están compensadas por su efectividad?

Roacutan acné granosEl caso es que Roacutan, también ha estado presente en los tribunales de justicia por empeorar la situación de algún usuario. Ha habido sentencias judiciales ejemplares e indemnizaciones jugosas por ejemplo por causar diabetes a quien sólo padecía acné.

Y cuidado, si tomas el fármaco no conduzcas: A un conductor de rallyes de coches la Federación Española de Automovilismo le quitó la licencia federativa durante dos años por una falta muy grave a la disciplina deportiva de dopaje.

Ya ha habido casos de suicidios de adolescentes relacionados con el fármaco del laboratorio Roche. Y sus padres, durante la investigación, han tenido dificultades para conocer los daños declarados del fármaco.

Si llego a saber todo esto NO hubiera probado el Roacutan. Parece más inteligente buscar alternativas menos dañinas.

2 Comentarios a “¿Puede un fármaco como Roacutan (para el acné) provocar trastornos psiquiátricos y suicidio?”
  1. J

    Y tu experiencia en el sentido en el que lo planteas, fue buena o mala? yo lo tome, pero creo q cualquier trastorno psiquico, se debe mas al padecimiento previo por el acne nivel medio o grave, que por el farmaco en si, para muchas personas el acne es algo traumatico realmente.

  2. Jose

    Que interesante tu reflexión, como siempre muy útil. Si tiene esos efectos, como decimos, mejor buscar alternativas.

    Un saludo!

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.