470.000 euros para un inválido por la vacuna de la gripe

Me ha llegado una interesante sentencia judicial que tiene en su epicentro graves daños provocados por una de las vacunas de la gripe. La persona afectada era un camarero de 37 años que acudió a su centro de salud para que le pusieran la vacuna Chiroflu y quedó inválido. Le han indemnizado con 470.000 euros.

A los diez días aproximadamente de la inyección de dicha vacuna, esta persona comienza a tener sensación de cansancio en los miembros inferiores y superiores y es ingresado en el Hospital de Tortosa. Su estado clínico se agrava por aparición de disfonía e insuficiencia respiratoria y le ingresan en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), siendo diagnosticado de Síndrome de Guillain-Barré. Resueltas las complicaciones agudas, pasa al Servicio de Rehabilitación pero persiste la grave disminución funcional sobre un 85%, por lo que se le concede la invalidez absoluta.ébola gripe vacuna

En un principio demanda a la sanidad catalana pero el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) no reconoce que haya responsabilidad patrimonial de la Administración. Sí le reconocen la incapacidad y que hay relación causa efecto entre la inyección de la vacuna y los graves daños. El asunto es que no hubo consentimiento informado sobre los beneficios y perjuicios de la inmunización. Como dice la sentencia del Tribunal Supremo (TS), donde el afectado sí ha conseguido Justicia: “No consta documento escrito de información respecto a las consecuencias y riesgos de la vacuna”.

Dice el TSJC algo así como que los daños de las vacunas ya se conocen y que como uno se vacuna por motivos de salud pública pues que hay que aguantarse si se sufre un síndrome como el citado, que se da muy poco pero que se da. Como las reacciones a la vacuna son “impredecibles” no ha habido mala información al paciente, que eso sería desproporcionado y que “impediría el ejercicio de la función médica de curar puesto que todo medicamento y toda actuación en el ámbito de la salud, conlleva un riesgo”, comenta la primera sentencia.

Como escribo, por suerte, tal despropósito lo ha enmendado el Tribunal Supremo que le concede al camarero 470.000 euros para compensar los daños que le han producido. Sin entrar a valorar la necesidad, eficacia y seguridad de las vacunas de la gripe, sí quiero destacar el poco énfasis que se pone en el consentimiento informado sobre vacunas. Éste no suele realizarse casi nunca. Claro que hay que informar sobre todos los beneficios y daños en cada acto de inmunización y por escrito. Tenemos derecho a saber para poder elegir.

Como escribo en mi próximo libro, Vacunas, las justas. ¿Son todas necesarias, efectivas y seguras?, que verá la luz el próximo mes de marzo, es clave que leamos las fichas técnicas de cada medicamento que usemos. Y para que triunfen los sistemas de vacunaciones han de hacerse bien los consentimientos informados pues si la población sospecha que no le cuentan TODA la verdad dejará de vacunarse mientras no haya epidemias. Y también es muy importante, como ha hecho el TS, reconocer que puede haber daños, aunque sean extraordinarios y que hay que reconocer e indemnizar a las víctimas.

3 Comentarios a “470.000 euros para un inválido por la vacuna de la gripe”
  1. Lua Català

    Mira, justo ha pasado esto en mi ciudad natal. Que curioso! Lo que no entiendo es este último párrafo que pones:

    Y para que triunfen los sistemas de vacunaciones han de hacerse bien los consentimientos informados pues si la población sospecha que no le cuentan TODA la verdad dejará de vacunarse mientras no haya epidemias

    De verdad crees eso? Crees que los sistemas de vacunaciones tienen que triunfar? Que es triunfar? Y que pasaría si la población dejara de vacunarse mientras no haya epidemias? Crees que se crearían epidemias de todas las enfermedades para las que se vacuna?
    Disiento totalmente si esta es tu visión sobre el tema, aunque agradezco vuestra labor de sacar a la luz que las vacunas dañan, aunque sea a golpe de indemnizaciones. Feliz año 2015, lo sería si se acabaran las vacunas.

  2. Elias

    Como dijo Aristóteles: “No basta decir solamente la verdad, mas conveniente es mostrar la causa de la falsedad”. Da exactamente igual que una mentira sea aceptada por uno, por un millón o por todos, sigue siendo una mentira. Y a este supuesto erróneo (que llamamos mentira, falacia, falsedad…) solo se le elimina con la verdad. No sirven: correcciones, compensaciones, o “informaciones adicionales”. Solo nos sirve tener como objetivo llegar al fondo de este asunto. Busquemos. Cada cual debe sacar sus conclusiones, no seré yo quien diga a nadie lo que hacer con su vida o salud. Una de las pocas cosa que tengo como ciertas e irrenunciables es que nadie decide por mi, ni puedo decidir yo por nadie. Quien no quiera asumir su libertad debe atenerse a las consecuencias. Quien asume su libertad debe atenerse a las consecuencias…

  3. Ricardo soto colpiante

    Chiroflu,por lo que aparece en internet,fué utilizado para combatir la supuesta pandemia de gripe porcina(h1n1).Mi madre presentó el sindrome de Guilliam barré inicialmente,luego de entubamiento para respiración artificial por traqueotomia,se diagnosticó Polineuropatia Inflamatoria Crónica,falleciendo después de 2 años en UCI(unidad de cuidados intensivos).La impotencia de no poder hacer nada para su curación y luego la impotencia de no obtener justicia,es inarrable.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.