Alerta de la OMS sobre antibióticos ¿salud pública o marketing del miedo?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado en las últimas semanas sobre la inefectividad de los antibióticos por la creación de resistencia a los mismos en los microbios. ¿Está cocinándose otra “pandemia de miedo”?

La prensa generalista se ha hecho eco de esta alerta de la OMS. Hace un par de días una médico de las que mantienen activa presencia en las redes sociales, Mónica Lalanda, escribió en mi cuenta de Twitter pidiéndome que leyera esta información del diario inglés The Guardian. Se preguntaba si no sería este el comienzo de otra histeria colectiva organizada “desde arriba”, como ya ha ocurrido en diferentes ocasiones. La última sonada, la de la “pandemia” de gripe A de 2009.

El País publicó hace dos días un editorial que usaba el marketing del miedo para explicarnos lo de la ineficacia de los antibióticos. Dos páginas después ofrecía este artículo político que cita curar un estado febril con antibióticos.

El País publicó hace dos días un editorial que usaba el marketing del miedo para explicarnos lo de la ineficacia de los antibióticos. Dos páginas después ofrecía este artículo político que cita curar un estado febril con antibióticos.

Los antibióticos, bien utilizados, son uno de los grupos de medicamentos más beneficiosos para el ser humano.

Pero durante los últimos decenios su consumo ha aumentado hasta el punto de que se han creado resistencia microbianas (bacterias que mutan para sobrevivir al antibiótico).

Con el tiempo se ha ido desarrollando nuevos antibióticos para las nuevas bacterias pero en esa carrera parece que van ganando los microbios.

El problema no es nuevo, recuerdo haberle dedicado un capítulo en mi libro Traficantes de salud que se publicó en 2007. Hoy está en el centro del debate porque la OMS considera que es digno de promover una alerta planetaria: Están desarrollándose tolerancias a los antibióticos de última generación.

Claro que siempre habrá una nueva generación. En los media estos días aparecen un grupo de nombres científicos escritos en latín que se corresponden con las bacterias supuestamente más peligrosas. De ahí que la médico, escéptica, me escribiera:

De aquí a unos meses la población charlará de la klebsiella. Que suenen esas cinco bacterias, que haya miedo. Dentro de unos meses…..zas!! ¡Horror! ¡Vamos a morir todos! Sorpresa: ¡nuevo antibiótico!”.

No le falta razón a la galena. Así es como se hacen las campañas de marketing del miedo. De hecho, una de las bacterias de la actual “lista negra” son las Escherichia coli, resistentes a los antibióticos del grupo de las cefalosporinas y fluoroquinolonas. Recordad que en el mes de mayo en que estamos pero de 2011 se produjo otra histeria colectiva a cuento de unos pepinos que contenían la E.coli y mataron a varias personas en Alemania.

De manera casi sorpresiva apareció un medicamento no antibiótico que podía combatir con éxito a la bacteria. No tardó en aprobarse para ello. Se da la circunstancia de que en ese momento era el fármaco más caro del mundo. En este blog seguimos el asunto, podéis leer la secuencia de publicaciones:

Un bicho muy malévolo

El fármaco más caro del mundo para combatir la Escherichia coli hallada en los pepinos

“Revisión prioritaria” para el “superfármaco” contra la E. coli

Aprobado el fármaco más caro del mundo para tratar la enfermedad producida por la E. coli

Los problemas de ser el medicamento más caro del mundo

Esto no ha hecho más que empezar. Estemos atentos para que en nombre de la salud pública no nos cuelen otro pelotazo medicamentoso.

6 Comentarios a “Alerta de la OMS sobre antibióticos ¿salud pública o marketing del miedo?”
  1. Jorge Osvaldo Sito, Máster en Salud Pública y Psiquiatra

    Por favor: leer estadísticas serias sobre mortalidad especialmente infantil, comparando las del antes y el despues del desarrollo y administración de antibióticos. Dar una ojeada a los avances del bienestar humano con las investigaciones científicas de la medicina moderna, sobretodo por la desaparición de las grandes epidemias que mataban millones de personas (peste bubónica, tifus, fiebre amarilla, cólera, viruela etc.) Por último quisiera que responda esta pregunta: ¿dejaría de darle antibióticos prescriptos por el médico a su hijo an caso de meningitis, fiebre reumática, tuberculosis, septisemia, o infecciones similares? Una Vez cumplidas estas etapas, dirigirse a la P.C. y plantar un comentario. La anécdota no es la historia universal, ni la aldea es el universo. Y no se enoje si le resulto duro o pedante, lo hago por su hijo y por Ud. misma.
    J o r g e.
    Master en Salud Pública

  2. Reyna gs

    Tal vez se deba a que hoy dia, no puedes tomar o comprar un antibiotico, si no esta autorizado por un medico, pero curiosamente, sea cual sea el malestar que te aqueja, siempre te dan exactamente los mismos como en mi caso era la CEFALEXINA, o EL CEFTRIAZONA, y solo me hicieron ya alergica a las esporinas, y de verdad siempre me mandaban las mismas fuera el caso que fuere, tal vez eran antibioticos muy buenos, pero ahora que me enfermo, y ya no me pueden dar lo mismo me cuesta mas trabajo recuperarme, asi que me gustaria que me explicaran, en manos de quien o de quienes nos dejaron, no se si sea por comercializar ese medicamento, pero ahora que llevo a mis hijas al medico, es exactamente lo mismo, les dan los mismo antibioticos, y no importa cual sea la enfermedad siempre es el mismo, tal vez esten buscando hacerlas a ellas tambien alergicas.
    No es exageracion a la gente que conozco tambien, siempre les recetan estas antibioticos.

    • Harta

      Claro que sí! El médico que ha estado 6 años de su vida dedicada a sacarse un título, pasado unas oposiciones muy duras, vivido 3-5 años de residencia en la que era explotado lo único en lo que piensa es en hacer alérgicas a sus hijas. No tendrá que ver quizá, que usen antibióticos de amplio espectro (que maten a muchos bichitos) o que distintas enfermedades sean causadas por el mismo bicho, claro que no! Es mucho mejor pensar que todo es parte de un complot para sacarnos el dinero.
      La mayoría de las resistencias a antibióticos se deben al uso inadecuado que la gente hace de ellos, no cumplir con los días de tratamiento “porque total como ya me encuentro bien, mejor lo dejo”, ui tengo un poco de dolor de garganta y fiebre, me voy a tomar esta amoxicilina que como siempre es lo que me manda el médico..
      No hago más que ver entradas en este blog, que me ponen enferma, un poco de rigor científico y dejaros de cospiparanoias.

  3. Romina Andrea

    Gracias a Dios que hace años que deje de creer en las alertas sanitarias de los gobiernos, cuando la gente deje de sentir panico, se detendran las pandemias, cuando la gente entienda que las enfermedades provienen de las emociones, se detendran las pandemias y la gente optara por sanarse el alma, y buscaran metodos naturales para lo fisico, porque los quimicos mas que ayudar al cuerpo, lo debilitan y lo vuelven incapaz de defenderse por si solo…

    • Mónica Martínez Lima

      Coincido con tu reflexión Romina…nuestro cuerpo perfecto sólo se altera cuando nuestra mente nuestro sentir se altera por situaciones que no podemos interpretar o aceptar .Mejorar el alma es ,para mí, lo más certero…

  4. Carlos

    La OMS siempre de la mano de los intereses de las farmaceúticas. Ahora también con la vacunación en los aeropuertos de Pakistán para no “exportar” el virus. Margaret Chan eleva la alerta (Emergencia de salud pública) y todos a pincharnos como locos. Apostaría a que pretenden revacunar a gente vacunada. Qué locura de mundo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.