Relacionan la ingesta de paracetamol durante el embarazo con falta de atención e hiperactividad

Hace unas semanas se publicó un trabajo científico exhaustivo que relaciona la ingesta de paracetamol durante el embarazo con el posterior diagnóstico de Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

El estudio está publicado en la prestigiosa publicación científica JAMA Pediatrics. Según los investigadores de la Universidad de California (UCLA) y de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, podría existir una asociación entre la toma de paracetamol y el famoso TDAH.

embarazo paracetamol analgésicos déficit atención hiperactividad

Los investigadores analizaron a 64.322 niños y madres danesas entre 1996 y 2002. Para comprobar si habían tomado paracetamol se realizaron entrevistas telefónicas asistidas por ordenador hasta tres veces durante el embarazo y nuevamente seis meses después de dar a luz.

Luego se hizo un seguimiento de los niños analizando posibles problemas de comportamiento.

La mitad de las madres consumieron paracetamol durante el embarazo. Ojo al alto consumo de este popular analgésico, uno de los más utilizados. Los investigadores encontraron que los niños de las madres que habían tomado paracetamol durante el embarazo tenían entre un 13 y un 37% más de posibilidades de tener conductas de TDAH.

De hecho, si se había consumido paracetamol en el segundo y tercer trimestre la asociación era mayor. Y es más el riesgo de sufrir TDAH en los niños subía al 50% en aquellos cuyas madres tomaron este analgésico durante más de 20 semanas en el embarazo.

Beate Ritz, perteneciente al departamento de epidemiología de la Fielding School, explica que

se sabe a partir de datos de los animales que el paracetamol es un disruptor hormonal y que exposiciones hormonales anormales durante el embarazo pueden influir en el desarrollo del cerebro del feto”.

Algunos estudios científicos han encontrado, por ejemplo, que la ingesta de tabaco y alcohol durante el embarazo podría aumentar el riesgo de aparición del polémico diagnóstico.

El paracetamol es uno de los pocos medicamentos que se suponía hasta ahora que podía tomarse durante el embarazo. Lo de los daños del paracetamol es historia antigua. El pasado mes de enero publicamos sobre las nuevas restricciones a la receta de paracetamol por sus “daños al hígado y muertes”.

Ahora se recomienda una dosificación baja. Pese a su reconocida eficacia este medicamento parece que está cada vez más cuestionado por su seguridad.

7 Comentarios a “Relacionan la ingesta de paracetamol durante el embarazo con falta de atención e hiperactividad”
  1. Nausica

    ¡¡¡Esta vez sí que se han pasado!!! ¿De qué habrá sido diagnosticado quien se dedica a realizar estudios científicos de este tipo? Me viene a la memoria la frase que se usa tanto en Italia: “la madre de los cretinos está siempre encinta”.

  2. Nils Bergman

    Carambolas de la estadística. Si ésta es la manera con la que vamos a combatir a la industria farmacéutica (usando sus mismos métodos), estamos apañados. Estoy convencido que con los mismos datos estadísticos se podría demostrar que el paracetamol durante el embarazo reduce el riesgo de sufrir futuros trastornos conductuales. ¿A esto lo llaman ciencia?

    • Miguel Jara

      Nils, en cierto modo llevas razón pues de todos los medicamentos se pueden obtener nuevas indicaciones a poco que se hagan estadísticas.

      • Nils Bergman

        Sí, los datos estadísticos hay que cogerlos con pinzas. Y, en este caso, deducir causalidad de una y otra cosa no se aguanta por ningún lado. Esto es más una curiosidad que un estudio. Me inclino por interpretaciones como la de José Luis.

        David Healy creo que se ocupa bastante de esto en el ámbito de las psicofarmacología, especialmente en antidepresivos. Las farmacéuticas manipulan datos a placer.

        Un saludo.

  3. M

    Cuánto paracetamol? Durante cuánto tiempo? Con qué frecuencia? Mujeres de qué edades?con qué trabajos? Había algún tipo de pasado con este tipo de enfermedad en su familia?
    Y a qué llamas TDAH exactamente? Porque ultimamente se diagnostican casos como churros y solo son niños movidos, como todos los niños que exhalan salud…
    Faltan datos y me parece un estudio o que no se ha explicado bien o que se ha realizado con poca rigurosidad.
    Y no estoy a favor de tomar medicación durante el embarazo!

  4. José Luis

    Llegará un momento en que, puesto que todos hacemos de todo (p.ej, tomar pastillas, maltratar niños, comer tóxicos, exponernos a radiaciones, etc.), cualquier estudio comenzará a ser surrealista e inútil, ya que cualquier cosa podrá ser “relacionada” con cualquier otra.

    En cuanto al tema del post, ¿no podría ser también que una madre que toma demasiadas pastillas, alcohol, etc., es una padre con problemas personales de cualquier tipo (de salud, psicológicos, sociales, etc), los MISMOS que dificultarán una serena crianza de los niños, los cuales a su vez se “trastornarán”? ¿Se tiene en cuenta en esos estudios algo más amplio y profundo que la mera “ingesta” de esto o aquello…?

    ¡Ay! La biotecnociencia siempre barre para su casa. Porque si ahora resulta que el TDAH proviene del paracetamol, ¿qué otra solución nos quedará sino dar a los niños con “TDAH” pastillas de antiparacetamol (dos veces al día, por supuesto)…?

    Gracias, Miguel. Y feliz cumpleaños.

  5. Manuel Olmos

    Increíble, gracias otra vez por la prontitud, la citación de las fuentes y la divulgación.
    Todo un ejercicio de periodismo a la altura de las necesidades.
    Enhorabuena otra vez Miguel.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.