¿Es la medicina llamada convencional tan científica como se presume?

En esta mañana de domingo creo que es justo elevar a la categoría de post un comentario del médico Juan Gérvas en la lista de correo y debate Dismong sobre medicinas alternativas & medicina convencional. Vaya por delante que creo que Medicina sólo hay una, la que es útil a la persona que sufre, pero como el debate/enfrentamiento entre los diferentes modo de sanar parece eternizarse…

La lista de correo y discusión Dismong está participada por parte de la profesión sanitaria, personas comprometidas y de gran nivel académico (si no estáis apuntaros). En ella se desarrollan debates a veces intensos siempre con respeto y calidad. Estos días algunos profesionales están escribiendo sobre las dos maneras de ver la medicina y alguno, de manera razonada, hace constar la “superioridad” de la medicina convencional sobre las denominadas alternativas o complementarias. Se basa en ello en que la primera es “científica”.medicina basada evidencia pruebas

Por supuesto, quienes así lo afirman llevan razón en muchas cosas. Yo también creo que toda medicina antes de ser aplicada ha de probar  su valía. El método científico es de gran ayuda y quizá sea hoy el de mayor utilidad para ello.

Escrito esto, subrayo cada línea de Gérvas en ese debate:

-La medicina convencional se considera a sí misma como medicina científica y de hecho confunde en muchos casos ciencia con estadística e interpreta dogmas como ciencia.

-El problema es que la medicina convencional no se considera a sí misma como pseudociencia y superchería pero, por ejemplo, la evaluación de 3.000 intervenciones de la medicina convencional permite demostrar que sólo el 35% tiene fundamento (y ese fundamento no asegura que tales intervenciones se utilicen apropiadamente).

-El problema es que la medicina convencional no percibe que el “poder positivo” (beneficioso) que tiene implica inevitablemente un “poder negativo” (perjudicial) de manera que desarrolla una arrogancia académica, profesional y mercantil que provoca millones de muertos en el mundo.

-El problema también es que en la propia medicina convencional, además de la enfermería, la ortopedia, la rehabilitación, la nutrición y demás ramas, la pseudociencia y la superchería son monedas comunes (falsas monedas “científicas”).

-El problema es que la medicina convencional utiliza la locución “Medicina Basada en pruebas (Evidencia, dicen)” para cubrir la superchería de la pseudociencia.

-El problema es, por ejemplo, que el 99% de la población (profesionales incluidos) cree que “el diagnóstico precoz es lo mejor” y en ese dogma pseudocientífico (pura superchería) se sacrifica la salud de millones de personas, convertidas y tratadas como enfermas sin serlo por una medicina convencional que es simple superchería pseudocientífica.

-Cuando el 30% de la población utiliza las medicinas alternativas tenemos un problema de credibilidad y de confianza en la medicina convencional y en el sistema sanitario que la sustenta; si ese porcentaje aumenta peligraría el apoyo a un sistema sanitario de cobertura universal y de organización según la equidad.

-Es una pena que no veamos que cometemos el mismo error de los inquisidores con Galileo y no miremos por el telescopio y estemos dispuestos a quemar a los que miran y por ello ven cosas distintas pero ciertas.

7 Comentarios a “¿Es la medicina llamada convencional tan científica como se presume?”
  1. Francisco

    De todos los comentarios hasta ahora, debo de “romper una lanza” a favor de Gerencio.
    Pero ya hay médicos y especialistas en este país que empiezan a pensar con su propia cabeza, dejando atrás los incontables dogmas y postulados (aprendidos en la universidad y repetidos hasta la saciedad) en cuanto a intervenciones y tratamientos farmacológicos se refiere. Empiezan a afrontar muchas enfermedades (cáncer, enfermedades autoinmunes, trastornos psiquiátricos…..etc.) desde un nueva perspectiva holística, haciendo un nuevo planteamiento sobre: ¿Qué es la enfermedad? y por qué enfermamos; abriendo nuevos paradigmas.

    Aquí podréis visualizar algunos de estos ejemplos.

    A) Conferencia del Dr. Alberto Martí Bosch.

    B) Conferencia del Dr. Manuel Ballester Rodés.

    http://www.gamisassociacio.org/video/Dr-Manel-Ballester/

    C) Entrevista a Miguel Jara, periodista de investigación (comprende 6 partes).

  2. Gerardo Llamas

    El problema con esta publicación es que afirma como ciertas muchas cosas sin haberlas comprobado. Estoy de acuerdo que medicina solo hay una, la que funciona. Se debe usar el método científico y quitar el “quizá” en dicha afirmación, ya que no tenemos ninguna alternativa a este método que ha probado sobradamente su efectividad, cuando se emplea correctamente, he ahí la clave, de otra manera no sería científico. ¿Confunde la medicina convencional la ciencia con la estadística e interpreta dogmas como ciencia? Si esto es cierto hay que poner ejemplos concretos y documentarlos; y si es cierto, en ese momento deja de ser ciencia. Esa es la gran ventaja de la ciencia, que está abierta a la crítica y a ser corregida. Por eso la verdadera ciencia no es arrogante, las arrogantes son las personas. Nada de raro tiene que eso ocurra pues dichas personas son humanos, siempre sujetos a los errores, incluida la desmedida y criminal comercialización de la medicina convencional. Pero eso también puede y debe ser denunciado. La homeopatía no tiene ninguna base lógica, (comprobado al no poder obtenerse el premio que James Randi ofrece a quien compruebe el mecanismo de funcionamiento); pero parece funcionar por su mayor contacto a nivel humano con el paciente, que efectivamente parece apoyarse en el efecto placebo. La solución es buscar la manera de que la medicina (sin adjetivos) aumente dicho contacto humano.

  3. Elias

    He aquí la realidad, en cifras, de la medicina ¿científica?: http://jonrappoport.wordpress.com/2014/03/29/shocker-comparing-deaths-from-medical-drugs-vitamins-all-us-wars/ su título: “Los medicamentos provocan más muertes en Estados Unidos (en 10 años de “tratamientos médicos”) que todas las guerras juntas” (desde la de la independencia en 1700 y pico hasta ahora), traducido: http://elrobotpescador.wordpress.com/2014/04/01/los-medicamentos-provocan-mas-muertes-en-estados-unidos-que-todas-las-guerras-juntas/ Salud.

  4. Alberto Martin

    De acuerdo. Y, sin embargo, no hay otra medicina – al menos en el mundo Occidental – que la científica, convencional, bien aplicada; es decir, con conocimiento/s, cautela, compasión y ética. Lo demás es magia (=placebo=homeopatía=curandería=imposición de manos, pirámides, colores, etc, etc.). Hace años conté hasta 54 modalidades terapéuticas alternativas; hoy día deben ser más. Por lo que acabo de decir, no dudo de que todas ‘funcionen’ (todo funciona en afecciones crónicas y psico-somáticas, que son mayoría).

    Aparte de haber practicado la medicina oficial o ‘alópata’ por 60 años, a) he estudiado las bases, doctrina y método de la homeopatía y escrito sobre ella; b) no he sugerido que ni la homeopatía ni el curanderismo, etc., sean despreciables, y mucho menos el placebo (que tiene resultados positivos incluso cuando el paciente sabe que es placebo lo que está tomando); c) lo que cura es el sistema inmunitario, que no necesita ser estimulado (“kik-started”) de por sí; d) las enfermedades crónicas tienen mejoras y recidivas según la respuesta inmunitaria y otros factores (nutrición, reposo, etc.), y con el paso del tiempo, se tome lo que se tome, llegará una mejora (por el mismo sistema inmunitario, del que hay un gran desconocimiento por los que no han estudiado medicina); e) la atención y cuidado personales, léase empatía, son los que curan más que otra cosa (excepto antibióticos, hormonas, anti-inflamatorios, etc. – no quiero ni nombrar la cortisona, pues se me echarán encima – ); f) aparte de lo último que he nombrado, lo que cura es la mente, que es la confianza en el que proporciona el tratamiento, el sanador, y en el tratamiento mismo; g) el placebo es el poder de la mente, y es lo mismo que la magia; h) ¿Hay alguien que niegue que la magia=poder de la mente cura?. A.M. (31.3.14) Publicado hoy en FB.

    • Miguel Jara

      Alberto, me ha gustado tu reconocimiento al placebo pues parece que es despreciado de manera sistemática.

  5. Gerencio

    Ciertamente la palabra “medicina” se define como “1. f. Ciencia y arte de precaver y curar las enfermedades del cuerpo humano.”

    Pero lo que nos aplican “cientificamente” es el arte del cribado, el control sintomático y tratamiento de no enfermedades, osea que se inventen una palabra para llamar a eso que pagan caro con nuestro dinero porque medicina no es.

  6. Gerencio

    Yo sigo la medicina basada en mi evidencia, la alopatia (no por ser alopatía sino por ser comercial) es una basura tapasintomas, (no porque se me ocurra, lo dicen en el 99,9 de los prospectos que son tratamientos que no curan) iatrogenica y sus efectos los he sufrido, en cambio la medicina de plantas y minerales y en la abstinencia en la medida de lo posible de substancias aditivas químicas en alimentos y de tóxicos ambientales de productos de limpieza, higiene, insecticidas y materiales tóxicos de utensilios, me han arreglado muchos problemas pudiendo mantenerme sano y libre de tapasintomas de patente aprobados como medicina.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.