Tras el asesinato en Pakistán de tres sanitarios cuando vacunaban contra la polio

Publica El País que tres sanitarios han sido asesinados en Pakistán mientras vacunaban contra la polio. La noticia no es prolija en detalles. El hecho es una barbaridad, algo lamentable e injustificable. ¿Las causas? Desconocidas pero hay que tener en cuenta que el Gobierno de Estados Unidos mató a Bin Laden y como comentan el médico Juan Gérvas y Mercedes Pérez, también médico y mujer del primero, en su libro Sano y salvo (y libre de intervenciones médicas innecesarias) (p. 126), eso agravó el problema.

La poliomielitis ha sido prácticamente erradicada de India. La importancia de la erradicación en dicho país reside en que hasta la fecha era considerado el epicentro mundial de la polio. Pero el vecino Pakistán tiene otras circunstancias geopolíticas y ello tiene que ver en que allí la polio tenga un “bastión” y lo que es peor, como veremos más abajo, la exporte.

En el citado libro podemos leer:

Justo en Pakistan el problema es complejo y sin ‘comprender’ a los asesinos conviene saber que el asunto tiene aspectos culturales y políticos muy importantes. Así, existe oposición ideológica y religiosa a la vacuna contra la poliomielitis en los países donde es endémica y se difunden bulos acerca de su uso para cumplir planes maquiavélicos de EE.UU. o reacciones adversas como la impotencia sexual. Lideran la oposición los islamistas y sobre todo los talibán.

La situación se complicó por la cooperación con la CIA, la agencia estadounidense, de un médico de salud pública pakistaní en la Bin Laden vacunas poliomielitis polio Pakistánoperación que llevó al asesinato de Osama ben Laden en 2011. En esa ocasión el médico cambió su actividad normal en la campaña de vacunación oral contra la poliomielitis por una falsa campaña de vacunación contra la hepatitis B, en el pueblo donde los espías de la CIA sospechaban que estaba refugiado el terrorista.

El médico pudo conseguir muestras para el análisis de ADN que confirmó la presencia de la familia de Osama ben Laden, lo que llevó a su asesinato por fuerzas armadas de EE.UU. El médico fue detenido y juzgado, pese a que el Gobierno de Obama, reclamó su extradición (y confirmaron su colaboración con la CIA)”.

El suceso dio alas a los talibán y redobló los problemas para la aceptación de la vacuna de la poliomielitis. Este ejemplo demuestra la interacción entre política, religión y vacunas, que complica el ya enrevesado panorama del impacto de la vacuna de la poliomielitis en la ecología de los virus.

Hasta hace bien poco una persona contraía el virus en la India y, desarrollada o no la enfermedad, viajaba a otro país e infectaba a un tercero, que a su vez la expandía en una zona de baja vacunación. Ahora eso está ocurriendo desde Pakistán. Sin que podamos afirmar que existe una epidemia de polio en el país asiático, se ha publicado que es uno de los lugares del mundo con más casos de poliomielitis.

¿Valió la pena el asesinato de Osama ben Laden -que es lo que fue, una ejecución sumaria- a costa de disminuir todavía más el crédito de las campañas de vacunación contra la polio? Los casos de poliomielitis han aumentado en Pakistán en 2013 por el tipo 1 de virus salvaje, WPV1. Esa cepa puede seguirse hasta los desagües de El Cairo (Egipto) en 2012, en todo Israel y en Palestina (en agosto de 2013) y también en Siria, donde causó un brote de poliomielitis en octubre de 2013.

Polio virus poliomielitis vacunas ¿Y qué ocurre en nuestra vieja Europa? En 1999 El País publicaba: El virus de la polio ha desaparecido de Europa. En 2011 se citaba una reducción del 99% de los casos, no de su erradicación. Y hoy sabemos que en Europa aún circulan los virus de la polio.

Un dato más para la polémica. La vacuna oral conlleva la deriva y mutación de los propios virus vacunales orales y se generan los “poliovirus circulantes de origen vacunal” que la Organización Mundial de la Salud (OMS) atribuye a fallos o bajos niveles de vacunación.

La violencia organizada, la guerra, el terrorismo de Estado, tienen consecuencias sanitarias como el traslado de los virus de un espacio a otro. Así, lo que ocurre en Siria pone en “peligro de polio” también a Europa y la situación con Pakistán es similar.

5 Comentarios a “Tras el asesinato en Pakistán de tres sanitarios cuando vacunaban contra la polio”
  1. José Manuel

    David C, cometes un grave error en tus apreciaciones, hace bastantes años que vacunarse ya no es sinónimo de inmunidad como se creía. La inmensa mayoría de los médicos que estudiaron personalmente las vacunas y no pertenecen al círculo de influencia de las farmacéuticas, han llegado a la conclusión de que las vacunas, a pesar de generar anticuerpos, no son garantía de inmunidad y, además, provocan reacciones adversas importantes.

  2. David C

    “Tras la administración de la OPV, el virus vacunal atenuado se multiplica en el intestino durante un tiempo limitado, generando la producción de anticuerpos que confieren la inmunidad. Durante ese tiempo, el virus vacunal también se excreta en las heces. En zonas con saneamiento insuficiente, el virus vacunal excretado puede propagarse en la comunidad cercana antes de morir, y ello puede conferir protección a otros niños a través de una inmunización indirecta.

    En casos raros, cuando la población está notablemente subinmunizada, el virus vacunal excretado puede seguir circulando durante un periodo más prolongado, y cuanto más tiempo sobreviva más cambios genéticos puede sufrir; en casos aún más raros, los virus vacunales pueden sufrir cambios genéticos que les confieran la capacidad de producir parálisis, creándose así los denominados poliovirus circulantes de origen vacunal (cVDPV).

    Hace falta mucho tiempo para que aparezca un cVDPV. En general, la cepa tiene que haber circulado en una población no inmunizada o subinmunizada durante un periodo de al menos 12 meses. Los cVDPV aparecen cuando las actividades de inmunización sistemáticas o suplementarias no se llevan a cabo bien y la población es vulnerable a los poliovirus, sean salvajes o de origen vacunal. Por consiguiente el problema no está en la vacuna en sí misma, sino en una baja cobertura vacunal. Si la población está plenamente inmunizada, estará protegida frente a los poliovirus tanto salvajes como de origen vacunal”

    ¿Dónde está la polémica? En no vacunar a toda la población, ¿verdad?

  3. Elias

    “Al Qaeda son los padres”, más vale saberlo, pero quien quiera seguir en su falsa realidad de televisión, fútbol, (des)informaciónes masivas y publicitadas hasta la nausea, ciencia “oficial” y demás… Pues es libre para hacerlo… Dijo Nestor Majno: “Proletarios( o cuidadanos o pueblo) del mundo: bajad a vuestras profundidades y buscad en ellas la verdad: creadla vosotros mismos! Que en otra parte alguna la encontraréis.”. Sabia de lo que hablaba, ¿no lo conoceis?, no me extraña, no suele salir en la tele: http://www.youtube.com/watch?v=E75KdVBcfoc y http://www.youtube.com/watch?v=iYr5jGkh9iI merece la pena, se aprende algo necesario. Salud.

  4. Carlos

    Personalmente, no me creo que en aquella operación mataran a Bin Laden. Tiraron su cuerpo al mar. Con lo que les gusta a los norteamericanos el “vivo o muerto”, no iban a privarse de mostrar el trofeo. Más bien parece la guerra encubierta de Obama en Pakistán, con drones y con infiltración de la CIA en esos territorios desequilibrando los poderes tribales, para trazar no se qué tubería de gas o petróleo. Así, que a ojos de esa gente, cualquier foráneo puede parecer un infiltrado.
    Con el tema de las vacunas, además del problema religioso y cultural, si yo fuera paquistaní y conociera de primera mano casos de polio creados por la propia vacuna, también miraría con recelo a los extranjeros. A los fabricantes les interesa que no se acabe la enfermedad. Está muy bien eso de tener reservorios en el mundo pobre para azuzar el miedo y la psicosis de compra de vacunas que tanto dinero les da. Con todo respeto, creo que es aún más complicado de lo que afirmas, Miguel.

    • Alex

      Yo tampoco me creo lo de la operación esa. En cuanto a la vacuna de la polio, una vez en un documental de la 2 sobre los campamentos de refugiados del Sahara, hablaba un médico de Médicos sin Fronteras que andaba por ahí que no sabían lo que era peor, si poner la vacuna a los niños o no ponerla, debido a la cantidad de casos de parálisis cerebral que ocasionaba, convirtiendo la campaña de vacunación en un verdadero juego de la ruleta rusa, para los niños claro.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.