Las agencias de medicamentos encubren a los fabricantes de anticonceptivos peligrosos

La Agencia Española de Medicamentos ha emitido una nota informativa en la que trata de calmar a las mujeres consumidoras de anticonceptivos hormonales combinados (AHC). Estos, como es sabido, conllevan riesgo de tromboembolismo venoso (formación de coágulos sanguíneos en las venas). “Los beneficios de estos medicamentos continúan superando a sus potenciales riesgos y no existe ninguna razón para que las mujeres que estén tomando estos medicamentos sin haber experimentado ningún problema interrumpan el tratamiento”, explican sus responsables. A mí no me convencen.

El tromboembolismo venoso consiste en la formación de coágulos de sangre en el interior de las venas, la mayoría de las veces en las piernas (trombos). Estos coágulos pueden quedarse en el lugar en el que se producen generando un cuadro de trombosis venosa en una zona localizada, pero en determinadas ocasiones pueden llegar a desplazarse hacia los pulmones produciendo lo que se conoce como embolia pulmonar.

YasminAhora se ha hecho una revisión de la seguridad de estos medicamentos. ¿Por qué? Porque desde hace se sabe que las píldoras anticonceptivas más utilizadas en el mundo también pueden estar tras la muerte de incontables personas y advertimos sobre su peligrosidad por un fallecimiento sucedido en Suiza. En agosto de 2012, Bayer, fabricante destacado de estos medicamentos con marcas como Yaz o Yasmin tenía pendientes 12.325 demandas en los tribunales de Estados Unidos.

Este año 2013 nos enteramos que estas pastillas están relacionadas con la muerte de al menos 23 personas sólo en Canadá. Francia incluso ha paralizado la comercialización de Diane 35 un antiacné que se usa con frecuencia como anticonceptivo al  vincularlo con varias muertes.

Es decir, hay preocupación en todo el mundo por el número escandaloso de muertes relacionadas con esta familia de fármacos y hay fabricantes de los mismos en apuros en los tribunales. Las conclusiones de la agencias reguladoras llegan para proteger sus intereses pues hay un mercado gigantesco en juego.

Para comprobarlo basta leer la lista de los medicamentos disponibles en España como AHC con estos progestágenos son los siguientes: Levonorgestrel: Levobel, Linelle, Loette, Microginon, Ovoplex, Triagynon, Triciclor; Norgestimato: Edelsin; Etonogestrel: Nuvaring (sistema de liberación vaginal; Norelgestromina: Evra (parche); Gestodeno: Gestinyl, Gynovin, Harmonet, Meliane, Melodene, Melteva, Minesse, Minulet, Tevalet, Trigynovin, Tri-minulet, Etinilestradiol/Gestodeno EFG; Desogestrel: Bemasive, Gracial, Microdiol, Regulon, Suavaret, Desogestrel/etinilestradiol EFG; Drospirenona: Antin, Antinelle, Aranka, Arankelle, Cleodette, Cleosensa, Daylette, Drelle, Dretine, Dretinelle, Drosiane, Drosianelle, Drospil, Drosure, Drosurelle, Eloine, Liofora, Yasmin, Yasminelle, Yaz, Yira, Etinilestradiol/drospirenona EFG; Clormadinona: Balianca, Belara, Elynor, Etinilestradiol/Clormadinona EFG; Dienogest: con EE (Ailyn, Danielle, Donabel), con Estradiol ( Qlaria); Nomegestrol: Zoely.

En su nota la Agencia de Medicamentos insiste en que el riesgo es bajo. Pero pudiendo usar preservativos ¿para qué complicarse la vida con medicamentos que pueden matarte?

El riesgo más bajo lo tienen los anticonceptivos que contienen los progestágenos levonorgestrel, norgestimato o noretisterona: se ha estimado que cada año pueden producirse entre 5 y 7 casos de tromboembolismo venoso por cada 10.000 mujeres que los utilizan”.

Es decir, por cada 1.428 pastillas consumidas una mujer sufrirá los daños descritos. ¿Esto es lo que se considera riesgo bajo?

Pero además, la Agencia explica que el riesgo es mayor para los progestágenos etonogestrel y norelgestromina: entre 6 y 12 casos anualmente por cada 10.000 mujeres. Osea, cada 833 pastillas ingeridas una mujer dañada. Para los progestágenos gestodeno, desogestrel y drospirenona se ha estimado entre 9 y 12 casos anualmente por cada 10.000 mujeres.

El prospecto de estos medicamentos se actualizará para proporcionar una información más clara y facilitar así el uso del anticonceptivo más adecuado en cada caso. Es decir, continúan fomentándose su uso sin contarnos todo.  Tenemos derecho a la información terapéutica veraz, adecuada, actualizada y responsable (esto sucede en pocas ocasiones). La mayoría de los prescriptores de estos medicamentos NO alertan sobre los  daños graves y los datos estadísticos que mencionamos.

En cuanto al prospecto, me parece lamentable que hayan tardado tanto en actualizarlo. Esto debería ser mucho más automático y rápido. Por eso escribo que no me deja nada tranquilo el anuncio publicitario de la agencias reguladoras. Están escondiendo la información y la sueltan como a ellos les da la gana para vender más. Tienen miedo a informar por si pierden clientes.

Lo que no hará público nunca la agencia es ofrecer el número de reacciones adversas y muertes provocadas por estos (y otros) medicamentos. Si les pedís esos datos os dirán que lo hagáis “sede judicial”. Así lo hacemos, claro.

9 Comentarios a “Las agencias de medicamentos encubren a los fabricantes de anticonceptivos peligrosos”
  1. Xune

    Hola! Me han diagnosticado el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (hacía 10 meses que no me bajaba la regla) y me han recomendado tomar el anticonceptivo Danielle para tratarlo. ¿Qué alternativas hay si no quiero tomar anticonceptivos?

    No tengo sobrepeso, llevo una dieta equilibrada y hago ejercicio.

    Gracias

  2. PRoblematica

    Buenas tardes,

    No se que clase de medicos/ginecolos asistis pero a mi la mia me informo claramente de todos y cada uno de los riesgos que conllevaba el tomarme las pastillas en este caso (Belara).

    Mi regla era dolorosa hasta el punto que me impedia realizar mi vida con normalidad los 8 dias que me duraba el periodo con sangrado abundante. Mi cara y pecho se llenaban cada vez mas de granos y vello descontrolado. Mi estado animico variaba cada 10 palabras sin capacidad de control alguno a pesar de que racionalmente sabia que lo que hacia no era normal.

    Hace 10 meses que tomo regularmente las pastillas, todos los sintomas han desaparecido, incluso he logrado a pesar de lo raro que suena, bajar de peso, dejar de fumar y descender mi colesterol (cuando las pastillas lo aumentan). El unico inconveniente que he podido encontrar hasta ahora es la falta de apetito sexual que ha descendido con la toma de la medicacion.

    No digo que haya que tomar las pastillas, o que sean buenas. Sencillamente hay que tomarlas si realmente son necesarias para poder tener una vida un tanto normal y ordenada, no porque se quiera tomar una anticonceptiva porque sí , o porque uno tiene las uñas y el pelo mal (existe Keratina, levadura de cerveza… productos naturales q surten el mismo efecto)….

  3. Ana Cabreira

    Un comentario que hay anterior dice que tu doctor no puede recetarte anticonceptivos si tienes antecedentes familiares de trombo….pues discrepo en eso porque en mi familia hay y a mi nunca me dijo nada y despues de un año de tener a mi bebe mi doctora me receto un anticoneptivo y el primer mes de tomarlas me dio una trombo y a mi nadie me advirtio de los riesgos que habia.

  4. Rama

    Mi hija hace 1 mes que que ha sufrido un infarto cerebral con 25 años. Le han realizado un estudio completísimo, sin encontrar ningún problema que lo justifique: No tiene placas de ateroma, ni vasculitis ni problemas de coagulación, ni problemas cardiacos. Pero sí llevaba tomando Diane 35 desde hacía más de cuatro años. El tratamiento lo tomaba por indicación ginecológica, despúes de haber sido diagnosticada de ovario poliquístico. Le hacían revisiones anuales. Hace unos meses al enterarse de que ese medicamento había sido prohibido en Francia, consultó a su ginecólogo el cual le dijo que en su caso estaba indicado y que siguiera con él. Todos los medicamentos tienen efectos secundarios, pero hay algunos cuyos riesgos no son tan bajos como nos quieren hacer creer y los daños muy graves y mucho más peligrosos que lo que pretenden solucionar. No hay derecho que por intereses de la industria farmaceútica los médicos y los pacientes estemos desprotegidos ante algo tan importante como es la salud y la vida de las personas.La mala prensa que tiene este tratamiento no es infundada, mi hija lo ha sufrido y lo que es incomprensible es que te preguntes por qué no lo dejaría de tomar cuando empezó a salir a la luz pública todas las sospechas que han ido circulando. ¿A qué grado de des-protección hemos llegado?

    • Miguel Jara

      Rama, has definido perfectamente en sólo unas líneas la motivación de mi trabajo desde hace mas de trece años. Gracias.

  5. Anónimo

    Este post me parece un poco exagerado y alarmista.
    Cualquier persona sabe que TODOS los medicamentos tienen efectos secudarios, y seguramente, en cifras absolutas, haya muchisimos más casos de muertes por abuso de ibuprofeno o tylenol o por uso de la aspirina en enfermedades víricas (que no todo el mundo sabe que es peligroso.)
    Por otro lado, los anticonceptivos combinados no se recetan a nadie que tenga antecedentes familiares de problemas de trombosis ni siquiera de tensión alta, así que supongo que ahí entra en juego la negligencia del médico que las recete a personas con factores de riesgo.

    Una duda que me surge al leer el post es que tipo de calculo estadístico se ha hecho para deducir desde el dato “6 muertes cada 10000”, que por cada 1400 pastillas una mujer sufre un trombo. En todo caso, de cada 1400 mujeres que toman este tipo de anticonceptivos (que no constan de 1 sóla pastilla), una de ellas desarrolla un trombo, pero por lo que sabemos esta mujer podía llevar tomándolas meses o años. Me parece un modo muy pueril de sesgar la información.

  6. Anonimo

    Yo tomaba las Mirelle de Bayer, hasta que llegó un momento que dejo de venirme. La ginecologa me dijo que eran las mismas pastillas que hacían eso, por lo que me dio para tomar unas hormonas para que se regularice. No obstante le pedí que me las cambiara y me dijo que no era necesario. Debo decir que también me cambie de ginecólogas y ya les había sugerido que me las cambiaban por dolores que tenia y todas me decian lo mismo “estas son las que tienen menor dosis hormonal, no engordan”. Y esta ginecóloga me las cambio a Femiane de Bayer tambien, resulta que ahora investigando me doy cuenta que ambas tienen Gestodeno. Las empece a tomar y tuve dolores fuertes de cabeza y me salieron unos granos horribles (nunca tuve en mi vida acne) y la verdad no tengo mucha confianza de seguir tomandolas, me gustaría que me recetaran alguna que tengan Levonorgestrel, poco me interesan las nuevas pastillas del mercado, que no engorden o que eviten el acné, me preocupa mas que tengan mayor probabilidad de generar trombosis. El tema esta es que la venta de anticonceptivos mueve plata y las empresas multinacionales como Bayer no van a salir a decir que son culpables de muertes ni que sus nuevas pastillas causan trombosis. Lo preocupante es que los mismos medicos te sugieran estas pastillas con agregados y no te den otras opciones.

  7. Halve Maen

    Muchas veces las mujeres nos vemos avocadas a tomar anticonceptivos no precisamente para evitar la concepción, sino por algún inconveniente de tipo hormonal debido a cirugías ováricas, o del sistema reproductivo, (Endometriomas, ooforectomías, miomas etc) con lo que el uso del preservativo no significa nada en estos casos. Debemos usar hormonas para estabilizar los ciclos menstruales y evitar que las reglas sean dolorosas debido a la endometriosis. El punto es saber cual medicamento es el apropiado para estas necesidades tan especificas. El Nuvaring describe ciertas molestias que lo hacen especialmente incomodo tanto para la paciente como para su pareja.

  8. Txu

    ¡… en sede judicial!. Que poca vergüenza tienen los de la Agencia de Medicamentos. Eso sí, no hacen ningún asco a dejarse querer por la Big Pharma. Se creerán que somos tontos y que no sabemos a quien sirven. ¿Puertas giratorias?

    http://www.europapress.es/salud/farmacia/noticia-division-productos-biologicos-aemps-visita-planta-biotecnologica-merck-tres-cantos-20130430172849.html

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.