Cuando los pediatras preguntan sobre vacunas ¿quién les contesta?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) dispone de una página web en la cual los pediatras hacen preguntas sobre diversos aspectos de las vacunas (daños, errores en su aplicación, “desconfianza” en las mismas). Estas cuestiones son contestadas por el Comité Asesor de Vacunas de la AEP. Dicho Comité hace público, como debe de ser, los nombres de sus miembros pero que los especialistas  que contestan las preguntas de los médicos permanecen en el anonimato. En realidad, no se sabe muy bien si los que contestan las preguntas son esos profesionales o sus patrocinadores.

Quiero decir que el comité está compuesto por individuos de laboratorio y no me refiero a que estas personas se pasen el día entre tubos de ensayo y pipetas, no.

Lo que quiero escribir es que, por ejemplo, el coordinador del grupo es David Moreno Pérez, entre cuyos conflictos de intereses declarados figura que ha colaborado en actividades docentes subvencionadas por GlaxoSmithKline, Pfizer y Sanofi Pasteur MSD, como investigador en ensayos clínicos de GlaxoSmithKline y como consultor de AstraZeneca.

Al final del documento Recomendaciones de vacunación frente a la gripe 2011-12 podéis leer de qué laboratorios reciben o han recibido dinero los redactores del mismo. Varios de ellos pertenecen al Comité Asesor de Vacunas. Resulta inquietante que quienes hacen recomendaciones y responden las preguntas de los pediatras en materia de vacunas no sean especialistas independientes, que haberlos haylos, sino empleados o ex empleados de los mayores fabricantes de vacunas.

Leyendo las preguntas y respuestas de la página, también causa perplejidad descubrir la cantidad de errores que se comenten cuando se administran las vacunas, como ponerlas caducadas, entre otros. Errar es humano pero también hacerse responsable de los errores.

El intercambio de preguntas no es un sistema de notificación de daños por vacunas pero es llamativo que ese es un apartado nutrido de casos. Me llama la atención que hay pediatras que han adoptado la dialéctica criminalizadora de “antivacunas” para referirse a padres que son críticos con las vacunas y les piden les ponga lo mínimo indispensable. Hasta el punto que quien contesta destaca que esos progenitores “no son antivacunas recalcitrantes”.

Por no extendernos demasiado, pues el asunto da para mucho (ya seguiremos en otra ocasión), destacar una última cuestión. Un médico pregunta si es necesario pedirle a los padres que no vacunan a sus hijos que firmen una renuncia. La respuesta comienza siendo honesta y concluye amenazante, en tono criminalizador:

Este tema es muy controvertido. Las vacunas, como sabe, no son obligatorias sino recomendadas, por lo que no se puede exigir a los padres que firmen un documento de renuncia a la vacunación. Sí resulta recomendable dejar anotado en la historia clínica del paciente la negativa de los padres a la vacunación, y debe recordar que todos los datos que se reflejan en la historia clínica tienen validez como documentos legales.

9 Comentarios a “Cuando los pediatras preguntan sobre vacunas ¿quién les contesta?”
  1. Javier Herraez

    No se si conoces esto:
    http://het.sagepub.com/content/early/2011/05/04/0960327111407644
    “Linear regression analysis of unweighted mean IMRs showed a high statistically significant correlation between increasing number of vaccine doses and increasing infant mortality rates, with r = 0.992 (p = 0.0009). Using the Tukey-Kramer test, statistically significant differences in mean IMRs were found between nations giving 12–14 vaccine doses and those giving 21–23, and 24–26 doses.”
    Saludos

  2. Javier Herraez

    Menos mal que los medios son neutrales y no hacen propaganda.

  3. Claudio Piñeiro

    Muy agradecido contigo Miguel por la vasta información que nos proporcionas con tus investigaciones. Entiendo muy bien la problemática que describes aquí sobre las políticas de vacunación en España y los evidentes conflictos de intereses de muchos “profesionales de la salud”, yo soy médico peruano así que debes tener una idea bastante clara de como están las cosas por acá en estos y otros menesteres en el campo sanitario. Sin embargo, en países en vías de desarrollo, en donde el presupuesto de salud es paupérrimo y las estrategias sanitarias muy deficientes. ¿Qué rol e importancia tienen los calendarios de vacunación en los países en vías de desarrollo? Te agradezco la respuesta anticipadamente. Un fuerte abrazo.

    • Miguel Jara

      Claudio, lo siento porque no conozco el calendario de vacunación en Perú. Depednera de la persona, sus condiciones de vida y salud y el tipo de enfermedades prevalentes en su comarca. De esos sabes tú más que yo, claro. En suma, en muchas ocasiones, en lo que respecta a vacunas, lo individual es más importante que lo general.

  4. José Manuel

    Despues de muchos años viendo y analizando juiciosamente lo que pasa, he llegado a la conclusión de que esto funciona de la siguiente manera:

    1. Desgraciadamente las farmacéuticas se han convertido en los últimos decenios en uno (sino el que más) de los lobbys más importantes del mundo, en intima unión a las multinacionales del armamento. Esto último tiene razón de ser debido al desarrollo de la guerra bacteriológica. Tienen más poder que algunos paises desarrollados, incluso en los EEUU tienen la capacidad de forzar al gobierno americano para que redacten una ley que les permitan quedar al margen de las demandas por los daños que producen las vacunas.
    2. Dentro de ese gran poder que obstentan, manejan ostensiblenente organismos como la FDA, el poderoso CDC americanos e incluso la OMS; organismos que financian descaradamente.
    3. Dentro de cada pais, tienen un complejo organigrama que consta fundamentalmente de personas de las administraciones (eso que se llama “autoridades sanitarias”) que, de una forma u otra, aceptan toda la información que les llega de las farmacéuticas sin investigar su veracidad u conveniencia para la población, o, practican una connivencia vejatoria, inmoral hasta criminalista para la población infantil.
    4. Por otro lado están los visitadores médicos que son, ni más ni menos que asalariados de las farmacéuticas a los que les hacen un lavado de cerebro esquisito y les allanan el camino para que cada visita se convierta en una generación de negocio importante que, en el caso de las vacunas poco o nada tiene que ver con la salud.
    5. Y por último, tenemos esas asociaciones de médicos promovidas y financiadas por las farmacéuticas (sino no existirian) que nos venden como altruistas pero que a la postre no solo hablan maravillas de las vacunas, sino que ni se atreven a realizar ninguna crítica liviana hacia ninguna vacuna a pesar de los desastres que causaron y causan en la actualidad.
    6. Bueno, me olvidaba otro grupo importante como es el conjunto de pediatras rasos, que, a la postre, son los que, “antes de”, tienen la obligación de informar fehacientemente (como el documento que nos hacen firmar antes de una operación) a los padres, de las ventajas y los perjuicios realies de cada vacuna. Este último grupo es el auténtico sostén del entramado logístico que mantiene vivo el engaño, que se produce ya con Jenner allá por el 1796.
    7. De esta guisa, la población no se entera prácticamente de nada, es más, los padres van religiosamente a vacunar a sus hijos sin saber, que la muerte es uno de los daños adversos de cualquier vacuna, sin saber que si el niño pasa la enfermedad natural, quedaría inmunizado prácticamente para toda la vida, sin saber que los desastres que producen las vacunas pueden ser inmediatos, a corto, a medio y a largo plazo, y que esto, lo saben las farmacéuticas.
    8. De esta guisa, nos toman por idiotas en el más amplio sentido de la palabra, nos insultan por no vacunar a nuestros hijos quedando inmunes por el inmovilismo de las fiscalias, se atreven a decir públicamente que hay que OBLIGAR a la población a vacunarse, se atreven a decir que los no vacunados son un peligro para los vacunados (inaudito), se atreven a pronosticar firmemente el desastre de una nueva gripe cuando la vacuna ha provodado más daños adversos que la propia enfermedad y, lo llamatido es que ni siquiera han reconodico su error, igual que Aznar: son dioses cuyos “errores” son perdonados antes de cometerlos.
    9. Debe ser tan grande el negocio que grandes personalidades como Bill Gates, se encuentra inmerso en ello.
    10. Se dicen ellos mismos altruistas, pero solo van a los paises que tienen dinero para pagarlas.
    11. Resumiendo, cuando la salud está en manos de avariciosos, codiciosos y políticos ………………. espera, he oido que existen otras medicinas que han funcionado siempre ¡que tonto soy perdiendo el tiempo!

  5. ISABEL

    Desde esta primavera que mi hija tuvo varicela sigo preguntándome si el mito de que los niños no vacunados transmiten las enfermedades y los vacuandos no se sostiene. Lo digo porque nenes vacunados de varicela tuvieron varicela, lo que no se si éstos podrían contagiarla también y por lo tanto la idea de que los no vacunados son egoístas y se benefician por la inmunidad de grupo se va al traste.

  6. Francisco Guzman

    Muchas gracias Miguel por publicar esto, es obvio que en esas preguntas y respuestas hay muchisima informacion y también sorprende en que en esto de vacunar todo vale, da igual los efectos adversos que tengas que siempre recomiendan ponerte la dosis sucesivas.

    Y ya para rematar te ponen un medicamento caducado con el peligro que esto supone para el organismo y encima recomiendan que te ponga otra vacuna ya que la caducada no es valida, es lo que dices estos cobran bastante por cada niño vacunado y en el negocio de la Farmacocracia no existe la humanidad.

    Saludos.

  7. Federico

    Buenas Miguel.

    Y por qué no firman los pediatras un documento en que se hagan responsables de las Reacciones Adversas a los Medicamentos (RAM) de las vacunas???

    http://preventdisease.com/pdf/…..panish.pdf

    Saludos.

    • Miguel Jara

      Je je je, todo llegará pero como sabes las vacunas aún están mitificadas y las RAM son infranotificadas o suelen pasar desapercibidas.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.