Cuidado con el medicamento Primperan, primo hermano de Agreal

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) alerta sobre las nuevas condiciones de uso de la metoclopramida, un medicamento utilizado para las náuseas y los vómitos más conocido por su nombre comercial Primperan, así como en los trastornos del aparato digestivo.

El medicamento del laboratorio Sanofi Aventis, conlleva nuevos riesgos de tipo neurológico y cardiovascular que han propiciado que las autoridades en materia de medicamentos restrinjan su uso.

El fármaco se presenta como: metoclopramida monofármaco (Primperan), metoclopramida Kern Pharma, metoclopramida Pensa, metoclopramida en asociación (Aeroflat, Antianorex, Suxidina).

Una revisión de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha concluido que el riesgo ya conocido de reacciones neurológicas agudas es mayor en niños y en pacientes de edad avanzada. Estas reacciones consisten sobre todo en contracciones musculares anormales (distonías) y movimientos de tipo involuntario (discinesias).

Este riesgo en niños es mayor a dosis altas y tratamientos largos. En el caso de pacientes mayores existe un mayor riesgo de discinesia tardía irreversible tras tratamientos prolongados. También se han notificado algunos casos de reacciones cardiovasculares graves cuando se ha administrado por vena a personas con predisposición a patología cardiaca.

Primperan es una benzamida del grupo de los neurolépticos. Esto lo convierte en primo hermano del medicamento retirado Agreal, cuyo fabricante es el mismo, Sanofi Aventis, que aún ha de encarar demandas en los tribunales de Justicia por los graves daños que causó.

56 Comentarios a “Cuidado con el medicamento Primperan, primo hermano de Agreal”
  1. Fran

    Me la añadieron en un compuesto para hacer un contraste del estómago, y recuerdo pocas noches tan malas como esa. Un dolor de piernas que parecía que no eran mías y una incapacidad para mantenerme quieto. Vamos, que prefiero mil veces los vómitos o problemas del tipo que sean antes que ese veneno.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.