Segunda sentencia que admite origen profesional de la Sensibilidad Química Múltiple

Un tribunal valenciano ha reconocido a una ex empleada del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Valencia que la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) que padece -y por la que quedó incapacitada para trabajar- tiene origen profesional por la exposición continuada a plaguicidas.

La afectada trabajó entre agosto de 2004 y septiembre de 2006 haciendo tratamientos con plaguicidas, en concreto fitosanitarios, en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas del citado organismo estatal. El tribunal reconoce el alto riesgo que corrió eta trabajadora (¿cuántos miles habrá como ella hoy en todo el país y en todo el mundo?).

Gran avance: la juez hace notar que en este caso el

no se cuestionan las patologías que presenta la mujer, declarada afectada de incapacidad permanente absoluta, sino el origen laboral de dichas patologías que consisten en síndrome de sensibilidad química, síndrome de fatiga crónica y síndrome de ojo seco, considerando que la trabajadora que su origen se encuentra en la exposición a diferentes agentes químicos mientras prestó servicios en el Instituto de Biología Molecular”.

Se condena al Instituto Nacional de la seguridad Social (INSS) a abonar una prestación equivalente al 100% de base reguladora mensual con las mejoras y revalorizaciones que procedan.

Muy buen trabajo de los abogados del catalán Col·lectiu Ronda. En nuestro bufete, como ellos saben porque estamos en contacto, también llevamos un número importante de casos de personas afectadas de Sensibilidad Química Múltiple. La primera sentencia que reconoce el origen profesional de la SQM también la consiguieron los abogados de la cooperativa que preside Jaume Cortés. Mis felicitaciones.

 

11 Comentarios a “Segunda sentencia que admite origen profesional de la Sensibilidad Química Múltiple”
  1. Maite

    Yo creo que es por lo que dice Miguel por lo que hay pocos comentarios, lo tiene que aclarar quien lo ha escrito y será normal que no lo aclare para evitarse problemas, todo tiene un precio y el que está pagando esta gente es inhumano, hay de todo en la viña del señor y en este mundo también.
    Felicito a esta mujer que ha ganado el juicio.
    Estoy de acuerdo con Rogelio y Pilar R que ha dado un dato que puede ser el final de tantos juicios. ¿Los asistentes sociales no se han mirado el vídeo de la ética en la atención domiciliaria? Tiene muy pocas reproducciones.

  2. Sylvia

    Estupendo avance. Nos da esperanza. Mi SQM avanza a pasos agigantados, junto a mi Fibromialgia y la Fatiga Crónica producida por ambas. En mi país, Argentina, ninguna es reconocida, al menos bajo esos nombres. Hay que encontrar un médico que certifique que uno tiene “reumatismo grave y progresivo de los tejidos blandos”. Aquí Monsanto reina tranquilamente, firmando acuerdos con nuestros gobernantes, al igual que las empresas de minería a cielo abierto y las que arrasan con nuestros bosques y selvas. En poco tiempo la Argentina se convertirá en un gran desierto, pero parece que a nadie le importa. Ya sabes, Miguel, de esta situación en mi bello país. Tampoco encuentro asociaciones para la SQM. Hay para Fibromialgia y la M.E. o Fatiga Crónica. Saludos!

    • Cristina

      Hola Sylvia de Argentina , por si te puede ayudar te digo que El Dr. Pablo Arnold autoridad en Sensibilidad Quimica y Sindromes de Sensibilización Central regreso a Argentina,su país natal ,después de ocho años en España ayudando a afectados asi como siendo promotor del documento de consenso Sobre SQM que emitio el Ministerio de Sanidad. Pasa consulta en Buenos Aires, te podrán dar mas información en la asociación de Afectados por Sindromes de Sensibilización Central A:S:S:I de la Plata y Uruguay. Un abrazo y mucho animo !

  3. Miguel

    Hay casos, por mi información también los pierden, es más se pasan los plazos para “RECURRIR”,se debe publicar tanto lo aciertos que de por si ya son duros, como los fracasos, que todavía son mucho más duros.
    Gracias
    Salud
    Miguel

    • Miguel Jara

      Miguel, no he entendido ¿que se le pasa el plazo para recurrir, a quién?

  4. Rogelio García

    Mis sinceras felicitaciones, por la constancia con que os revestís para ir cada día abriendo el muro de incomprensión en que se mantienen todavía, los diferentes responsables de la SANIDAD ESPAÑOLA. Es una satisfacción comprobar como LA VERDAD, se va abriendo camino paso a paso venciendo la enorme resistencia de ESTE ENORME MURO DE INTERESES, por otro lado incomprendidos, ya que se trata de la vida de seres humanos; y estamos hablando de RESPONSABLES DE LA SANIDAD. Con todo mi reconocimiento al tesón de todos los activos colaboradores y profesionales que vais consiguiendo estos éxitos. Un fuerte y sincero abrazo. Rogelio.

  5. Pilar Remiro

    Dejo dos link uno de algo que no se considera con nosotros (SQM) y (EHS) en la atención domiciliaria, el respeto a la intimidad en toda su amplitud y que sin embargo parece estar reflejado en las normativas, curioso ¿no?:

    Ética en la atención domiciliaria

    Otro de lo que parece un avance:

    Empiezan en septiembre, es de la Generalitat de Cataluña.

    http://www20.gencat.cat/portal/site/canalsalut/menuitem.af261f715269a25d48af8968b0c0e1a0/?vgnextoid=f2552d2a427a6310VgnVCM2000009b0c1e0aRCRD&vgnextchannel=f2552d2a427a6310VgnVCM2000009b0c1e0aRCRD&vgnextfmt=default&newLang=es_ES

    En el marco del Plan de Salud, a lo largo de los próximos meses se hará el rediseño del proceso asistencial de la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica y el síndrome de sensibilidad química múltiple con el objetivo de presentar un modelo de atención de estas enfermedades en Cataluña el próximo mes de septiembre y posteriormente desplegarlo en todo el territorio impulsando las medidas que contenga del ámbito asistencial, de formación, de investigación y de sensibilización social.

  6. Pilar Remiro

    Que conste que no se la deseo a nadie esta enfermedad y cuando digo a nadie también me refiero a los que nos pueden ayudar y no lo hacen.

    Pero aunque suene duro me alegro que esta persona tenga la enfermedad, ella con el tiempo comprenderá mis palabras ya que por supuesto no es nada personal, es social, si no salen del armario la cantidad de personas de estamentos públicos o de elites que tienen la enfermedad no se avanzará, sino es por dejarnos la piel que nos queda las pocas que damos la cara.

    Ha de estar presente el principio de precaución para una sociedad saludable, los químicos-tóxicos se convierten en barreras invisibles para la libertad en todos sus aspectos. Si no nos quitamos la venda de los ojos acabaremos con una mascarilla en la boca muchos más y una vida dependiente de quien nos quiera ayudar. Y esto se amplía al comercio de semillas ya que si no queremos semillas esclavas (aunque Monsanto haya retirado algo de su poder en Europa) tampoco queremos ciudadanos vendidos; y a nosotros (los afectados) se nos ha vendido hasta ahora por mantener intereses infames.

    Desde 1950 que se sabe de la existencia de la enfermedad que todavía haya que acudir a juicios es vergonzoso.

    Lo ha ganado y una vez ganado el juicio ¿a qué médico va en la Sanidad Pública? Como no tenga mucho dinero se le ha acabado la vida y solo verá como el tiempo se acelera en el deterioro de su organismo, como el rechazo social se hace en ocasiones más duro que la propia enfermedad (que ya es decir!)

    Me alegro de la sentencia pero espero que sea la última y que se imponga el sentido común.

  7. Dania

    TODA LA RAZON DEL MUNDO …. pero seguimos luchando para que sea reconocido para todo y todo. ¿PK lo tienen más fácil RECONOCER INCAPACIDAD LEGAL los médicos y otros trabajos de prestigio, que las limpiadoras, peluqueras, agricultoras o personas que demuestran analíticamente enfermedad laboral?

  8. Charo San Román

    Mis felicitaciones al Tribunal que se ha atrevido a reconocer lo que las innumerables personas afectadas por los tóxicos ambientales, conocemos sobradamente tras sufrir durante décadas sus dolorosas consecuencias, y más aún, cuando tanto sufrimiento es reconocido como consecuencia directa de la actividad laboral en un organismo público.

    Esperemos que otros muchos órganos jurisdiccionales tomen buena nota y sigan en esa línea a marchas forzadas, pues ya somos demasiadas las personas desahuciadas y abandonadas por los servicios sociosanitarios españoles, arruinadas la salud y la economía, y agotadas pleiteando interminablemente contra la Administración, por DEFENDER NUESTRO DERECHO A UNA VIDA DIGNA, y a los tratamientos que podrían mejorar nuestra calidad de vida.

    Y añadiría un dato que supongo que no ha pasado desapercibido a infinidad de usuarios de los servicios públicos, (tanto hipersensibles como a los que se creen sanos) cuyos gestores prefieren ignorar los daños que causan los productos de limpieza y ambientadores que se usan generosamente en cualquier oficina o dependencia pública

    Lamentablemente, parece ser que asocian NECESARIAMENTE LIMPIEZA CON PERFUME, incluída la lejía que en modo alguno es inocua y su olor penetrante va produciendo estragos en todo el organismo.

    Doy fe, que la sufrí durante años en mi centro de trabajo, curiosamente, un centro sanitario público, y cuyo olor yo percibía a distancia antes de llegar a él.

    Consecuencia, si he de creer el resultado de análisis al respecto, y no tengo por qué dudar de ellos, DERIVADOS DEL CLORO, HAN PENETRADO EN MI ADN… lo que puede dar una idea de mi elevado grado de SENSIBILIDAD linfocitaria:

    TRICLOROFENOLES Y TRICLOSAN, este último formaba parte de los ingredientes del dentífrico que he usado durante años.

    La obsesión por la limpieza y, sobre todo, por el OLOR A LIMPIO, tiene mucho que ver con nuestros padecimientos… ¡¡¡con lo fácil y económico que resulta fregar y lavar con abundante agua limpia y un poco de bicarbonato!!!

  9. Eugenia

    ¡Estupendo!. Una injusticia menos.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.