Madres "vacas" que salen del bosque

Por

25 de enero de 2012Sin categoría19 Comentarios

Un tuit de la revista Yo Dona
¿Crees que El embarazo es un obstáculo en la carrera profesional de una mujer? 1. Sí 2. No. Contesta este tweet con el número de opción

Publiqué en mi facebook el “debate” y aunque la mayor parte de madres opinan que no yo creo que lo peor es que la pregunta está “mal” formulada. ¿No sería mejor “Es la carrera profesional de una mujer un obstáculo para su embarazo“?

Desde luego el tema da para mucho y seguro que surgen opiniones dispares y todas con algo de razón. Yo lo que me pregunto es ¿por qué parece que la ha tomado Unidad Editorial, editora de Yo Dona y El Mundo con la tendencia a una crianza más natural? En octubre de 2010 ese periódico publicó un dominical en el que disfrazaba a las madres que dan pecho a sus hijos de vacas, algo que fue muy criticado por los colectivos por la crianza natural. Y hace un par de semanas vuelven con la tontería de las “ecomadres” fotografiando en su portada a la actriz Melanie Olivares, de la serie Aida, como surgiendo del bosque y dedicando un reportaje amplio a las madres preocupadas por embarazo, parto y crianza “ecológica”.

Un lector del facebook, pues también publiqué sobre ello en estos términos, opinaba:

“Este tipo de artículos usan un estilo muy peculiar que consiste en hablar de algo normal como si contasen algo muy muy extraño, imagino que para conseguir que el lector decente piense que todo eso de lo que hablan es una solemne tontería”.

19 Comentarios a “Madres "vacas" que salen del bosque”
  1. Amparo

    Después de leer los comentarios veo que es como a mí me parece, complicado de solucionar, cómo se corta este esquema en el que nos encontramos sin espacio para las personas, ya no hay tiempo para nada siempre tenemos prisa, ¿para qué? No lo sé pero tenemos mucha prisa y los hijos requieren tener tiempo, los problemas que han mencionado con las empresas van así y con suerte si no te echan. La solución que han aportado y que Alredol ha mencionado me parece que de momento sería la única solución si la aceptaran para pode pensar después en una mejor, lo que hay ahora no va a ningún sitio. Y sea la salida esa u otra tendría que estar pensada en lo que ha apuntado magníficamente Pilar Remiro, nos hemos olvidado para que queremos que las cosas sean de otra forma y ella ha dado la causa ha dado en la raíz, si tiene que cambiar y respetarse el tiempo de crianza es para eso, la comunicación que se establece en los primeros tiempos de la vida hace a la persona y aunque luego elija otro camino eso está y en algún omento volverá a tener fuerza para salir, me da la sensación de que muchas de las alteraciones que está habiendo de no saber para donde tirar están precisamente en la confusión que les hemos dado a los niños, -te cambio mi cariño por lo que te compro, que no tengo tiempo para quererte de otra manera- a eso a ayudado el miedo al despido, la inseguridad económica y el llevar la vida que nos dicen que se ha de llevar.

    Una errata, Pilar R, supongo que donde has escrito “sus efectos” querías decir: sus afectos

  2. Alredol

    Crêche , una palabra francesa creo que se usa en inglés para significar una guardería de bebés y niños que está en el lugar de trabajo y permite a las madres amamantar y jugar con ellos.

  3. Alicia

    Vaya con estas mujeres, vienes aquí creyendo que lo tienes claro y te abren interrogantes. A primera vista no parece que hayamos avanzado mucho, más bien estamos retrocediendo pero no para mejorar. No se me ocurre la solución, yo conozco a mujeres que lo han solucionado a base de que los primeros años les eduquen otros los hijos, pero a mí no me convence, es mas cómodo sobre todo para el hombre que no tiene que compartir nada y puede seguir siendo el rey de la casa, pero el coste emocional para el niño, ¿Qué se lo solucione el cuando sea mayor? Hace varias generaciones como vivían todos en a misma casa era diferente, había apoyo que no es delegar la responsabilidad, pero ahora que todos vivimos aislados es otra cosa, es complicado.
    Pilar R, te felicito por la descripción que has hecho, eso es lo que se pierden la mayoría de los niños hoy. Les falta esa base a la que te refieres y si es el precio por trabajar a la larga sale muy caro.
    Que difícil compaginarlo todo, es cierto que como dice Ana, falta tejido social, ese apoyo que deja que cada uno exista y sus necesidades estén cubiertas.

  4. Pilar Remiro

    ¿El embarazo es un obstáculo en la carrera profesional de una mujer? Sí.
    ¿Es la carrera profesional de una mujer un obstáculo para su embarazo? Sí
    La banalización a través del juego de las imágenes como el ejemplo de la vaca (y soy una enamorada de las vacas, lo digo en serio) me parece ofensivo no por la comparación en sí misma, si no por el juego sucio que esconde.
    La madre, no es sólo una persona (que no es poco), también es el símbolo de un principio esencial de la vida y de una dinámica interna a través de la cual nos relacionamos con la vida. En la vivencia no sólo trasmite el comportamiento externo la madre, sino su vida interior, esa cara no expresada y por tanto, muy poderosa en lo que respecta a sus efectos. Es lo que le llega a la criatura, la forma de relacionarse en caso de ser niña consigo misma como mujer y de experimentar a otras mujeres, conectar con la propia capacidad para nutrir y cuidar de sí misma y de los demás, de su sensación de seguridad y confianza en la bondad esencial de la vida, de su habilidad para fluir en el tiempo y las circunstancias, saber instintivamente cuándo esperar y aceptar con sensatez las situaciones que la vida le presenta.
    Todo esto y mucho más es la madre, es lo que esta locura de civilización está alterando creando patrones artificiales que no pueden servir porque lo que sirve de cimientos a una persona es lo que le sostiene en la vida no lo que se le ofrece de forma superficial.

  5. María Salas

    El problema es que a las personas les asusta mucho aceptar que son mamiferos. Todo lo que nos recuerde nuestra animalidad, nos asusta, nos desagrada o nos parece de mala educación. Hasta hace cuatro días y despues del boom superchic del biberon en los 70, nadie criaba a sus hijos al pecho mas que las gitanas y se veía como algo hasta soez, el amamantar a los niños hasta edades razonables y más aún, en público. Ahora, y a la vista de las consecuencias de la alimentación y crianza artificial sobre la salud de los niños, se vuelve a la crianza natural, pero para que sea mas cool, se convierte en moda. Cualquier cosa menos admitir sencillamente que no somos una especie superior, que sólo somos otro mas de los mamiferos que pueblan la tierra, y que, por mucho que nuestro intelecto se haya “desarrollado”, necesitamos un vientre, una teta y mucho calor para crecer sanos y felices.

  6. Mabel

    Estamos en una sociedad de departamentos estancos, sin conseguir interrelacionarlos, los hijos son necesarios en la sociedad pero sin que el apartado de lo laboral lo tenga en cuenta, solo en el momento de que sean productivos son tenidos en cuenta, ¿y mientras? Cómo se ha conseguido que sean productivos, sanos y responsables?
    La maternidad no está valorada.
    Al margen del post, Miguel Jara hace tiempo que no recibo las entradas del blog ¿ya no se envían por email?

  7. Alredol

    El apoyo a la lactancia natural tiene ya una historia notable con asociaciones como “Vía Lactea” y la angloamericana “La Leche”. La relación de la lactancia con los procesos vinculantes entre madre y bebé y de estos con problemas del desarrollo psicológico de varios tipos está respaldada por una literatura científica muy respetable que nos llevaría a los estudios de Spitz en los años 50 del siglo pasado. No es tanto la leche en si,sino una serie de procesos hormonales, afectivos y de impronta cognitiva los que están en juego que no se reproducen tan adecuadamente con lo artificial, aunque desde luego hay relaciones de lactancia natural que son un desastre y de artificial que van muy bien.

    Además hay cuestiones de pura salud. La moda del biberón a finales del siglo pasado en las clases medias emergentes de India y Pakistán con la consiguiente pérdida de anticuerpos maternos en el bebé y sin la condiciones de higiene adecuadas, llevó a que miles de bebés murieran de diarrea. Todo para la gran gloria de Nestlé.

    Pero el problema que describe Miguel, tiene un contexto socio-económico a nivel no solo del desarrollo profesional de la madre sino de la economía de la familia. El capitalismo corporativista actual no va a estar por la labor de “creches”, o cosas así. Quizá un aporte a la solución sería que las mujeres con vocaciones tanto profesionales como maternas, tuvieran un papel mucho mayor del que tienen hoy en las organizaciones sindicales.

    • Miguel Jara

      Alredol, no entiendo eso de “creches” ¿qué “leches”, si me permites el comentario dado el tema, es eso?

  8. Ana

    Las mujeres nos podríamos apoyar más de lo que lo hacemos, tendríamos la fuerza sumando, hoy tal y como nos movemos tenemos una fuerza que resta porque no nos apoyamos entre nosotras y cuando hay un conflicto laboral , nos regimos por que cada una se las arregle y eso no es ser independientes eso es dejar a una mujer en manos “del amo” y el tener hijos es un problema laboral en el que no existe apoyo, el niño es muy mono hasta que el jefe dice hasta aquí, entonces las compañeras pueden decir “no haberlo tenido” falta tejido social.

  9. Nuria

    Las imágenes y las palabras que se utilizan en publicidad están muy estudiadas, en esta ocasión se han pasado de listos, saben que con una imagen pueden conseguir lo contrario de lo que dicen en el artículo.

    “Madre o vaca el 36% de las españolas alimenta a sus hijos sólo con su leche durante seis meses la organización mundial de la salud quiere que las mujeres amamanten durante dos años.”

    Lo que dice a continuación es hacer propaganda de personas que solo les interesa el dinero. Ellos saben que esa información de la OMS no se llevara a la práctica con este tipo de publicidad. Ya es motivo de mofa, de miradas inquisitorias que una madre de el pecho a su bebe en lugares públicos, hay quien lo encuentra como una provocación, siempre ha habido mentes retorcidas; los que deciden suelen tener un porcentaje en eso también, por eso mi percepción es que primaran los intereses de la empresa por delante de la salud del bebe.

    Me olvidaba de recordar a estos sensibles publicistas que todo mamífero amanta.

  10. Maite

    Todo tiene soluciones intermedias la cuestión es si interesan. La alimentación es inevitable que ha de darla la mujer en caso de la crianza natural, una posible solución sería: hacer guarderías en las empresas en las que la madre no se tuviera que desplazar y poder dar la comida con el tiempo suficiente y las garantías de un lugar tranquilo. Limitaría las horas de trabajo pero no perdería el trabajo ni la empresa a la mujer que trabaja y el bebe saldría más sano. Aquí ya se ha dicho en varias ocasiones: Una sociedad que no cuide la salud está abocada al fracaso. Creo que la alimentación artificial se invento por la incorporación de la mujer al trabajo (como si antes no hubiera trabajado, trabajaba en el campo, en la casa,…) sin tener como siempre en cuenta las consecuencias y también para el negocio de las farmacéuticas que no pierden ocasión. No es que las madres quieran ser ecológicas es que la sociedad se ha vuelto artificial y hay que volver a los orígenes para conquistar algo importante como es los primeros años de vida.
    La otra solución es conformarse y dejar que sean las empresas las que decidan qué vida vamos a vivir.
    Discrepo de Bárbara, los conceptos que se dejan en el aire van cogiendo cuerpo y al final nos los creemos, sin tener nada en contra de las vacas.

  11. Yubil

    Para que no quede la cosa como muy economicista, hay que hablar también de la variable cultural. Del patriarcado y sus variadas ideologías. El patriarcado como el poder es anterior al capitalismo. Y hasta en una sociedad más igualitaria y con mejores condiciones laborales y sociales, podrían reproducirse comportamientos que releguen de hecho a la mujer a determinadas funciones.

  12. Joana Cifre Cerda

    Pues yo creo que el trabajo como lo tenemos entendido y organizado no es sano… en absoluto.
    Vivimos para trabajar, para poder consumir mas y mas y despues trabajar mas aun… Y dejamos de lado las cosas verdaderamente importantes con la excusa de que no tenemos tiempo porque tenemos que trabajar y si nos queda un poquito de tiempo estamos agotados y no tenemos fuerzas ni para besar… y poco a poco nos vamos muriendo por dentro.

  13. Geni

    Después de escuchar este video, http://www.youtube.com/watch?v=PgJf1ogLDag&feature=share toca más temas que la lactancia y nos da una idea de que no sirve solo amamantar, que la leche ha de ser de calidad “sin aditivos”, en caso de que la lactancia materna no puede ser y se usan los biberones, pero los biberones tienen su problema. Os aconsejo que lo escuchéis, para que nos ayude a que seamos más conscientes, del problema de la toxicidad. Es como en los prospectos que pone: es de amplio espectro.

  14. Bárbara

    La vaca es un animal hermoso y noble, así que no tiene sentido discutir ese punto con la prensa amarillista que elige títulos poco afortunados para sus notas.
    Lo cierto que el sistema actual laboral es pésimo para la crianza.
    Voy a hablar por la realidad del país en donde vivo (Argentina). Quien tenga un trabajo en relación de dependencia con el Estado, puede acceder a las licencias por maternidad, pero para las trabajadoras independientes, la cuestión es bien distinta.
    Porque después de años en la universidad, conseguir un trabajo en “blanco” (donde hagan aportes patronales) es casi imposible. Entonces, teniendo tu brillante título, trabajas como sea, rotas de trabajo frecuentemente y si no rindes al máximo, fuera, hay otros esperando en la lista.
    Hace unas semanas atrás, en mi actual trabajo, el contratista dijo: “a la próxima que se embarace, la despido”, claro, lo dijo “en broma” pero lo dijo…
    Muchas de mis amigas, con título universitario, cuando se embarazaron, tuvieron que dejar su trabajo.
    La mujer tiene una dualidad, creada por el sistema capitalista, por un lado, trabajar, ganar su dinero, brillar en su profesión y por el otro, las ganas de tener hijos, su hogar…

  15. Dani...él

    Si no es un obstáculo el embarazo que me cuente el que crea que no porqué el número de hijos ha descendido vertiginosamente desde que la mujer se ha incorporado al mundo del salario. Que me cuente también porqué la edad media del primer parto se sitúa en los países occidentales más allá de los 30.
    Sin entrar a valorar la conveniencia de tener hijos o no tenerlos. Sin entrar a valorar la conveniencia de tener más o tener menos.
    Otra pregunta más general en la misma relación podría ser: ¿Cree usted que el trabajo tal como lo hemos entendido y lo hemos organizado hasta ahora es sano?

  16. Geni

    Además de estar de acuerdo con los comentarios de Yubil y Nikita, la imagen de mujer en forma de vaca es un intento de ofender y digo intento porque no ofende el que quiere sino el que puede y las madres no tienen ubres, tienen pechos, el proceso será el mismo pero la diferencia existe, los intentos por menos preciar a la mujer son tan continuos que es para preguntarse si esos publicistas ven así a sus madres o a sus compañeras. Es vergonzoso como se menosprecia a la mujer para que por el miedo a ser ridiculizada deje el intento de realizarse en todas sus cualidades.

  17. Nikita

    Estoy totalmente de acuerdo con tu exposición, Yubil. Quería añadir que la normativa laboral vigente apoya al empresario que no tiene que desembolsar ningún dinero extra por sustituir a una trabajadora/trabajador durante su período de descanso maternal por parto natural o por adopción. Es algo que creo que a fecha de hoy muchos empresarios, sobre todo pequeños empresarios que son la mayoría en España, desconocen o no les interesa reconocer. También parecen desconocer que la trabajadora no tiene obligación de participar su estado de buena esperanza en los primeros meses pues forma parte de su intimidad aunque yo opino que éticamente debe hacerlo con el tiempo suficiente para que el empresario pueda reorganizar la empresa y buscar una sustituta/sustituto. Por tanto, sí hay sustitución que valga y, concretamente, vale cero euros mientras que la llegada de un nuevo bebé/niño aporta una gran valor a la sociedad.

    Por otro lado, debemos recordar que el padre también puede solicitar el descanso maternal, exceptuando las primeras semanas que son exclusivas para la madre que obviamente se tiene que recuperar del parto. Por ello, es importante la corresponsabilidad y que los hombres asuman roles que históricamente han ido ligados intrínsecamente a la mujer como acudir a las revisiones médicas, a las reuniones con los profesores… Es un proceso lento y tortuoso, pero no se puede permitir que por el hecho de ser mujer en edad de procrear tu carrera profesional sea más tortuosa que la de un hombre. De ahí, surgen las controvertidas políticas de igualdad que tienden a apoyar estas desigualdades reales que existen y han existido. Ya veremos si ahora se las cargan de un plumazo…

    Sin un incremento del coste económico por el embarazo de una trabajadora y sin un incremento del absentismo en los años posteriores, entiendo que los embarazos no deberían ser una carga a los empresarios. La realidad como opina Yubil es que los embarazos siguen siendo un obstáculo en las empresas, y no solo para los empresarios sino a veces para los propios compañeros. Es cierto que para un trabajador tener que tutelar al sustituto de su compañero que está por descanso maternal, es un esfuerzo extra. Estoy de acuerdo, pero también estoy de acuerdo que dicho esfuerzo se diluye si las personas tenemos asumidos ciertos valores, como el de solidaridad, compañerismo, trabajo en equipo

    Las empresas deberían llevar a cabo más políticas sociales que redundaran sin duda en su imagen en la sociedad, entre ellas, apoyar y fomentar a las madres trabajadoras sin que sus hijos supongan un techo de cristal en sus carreras. Seguramente, sería una publicidad más efectiva y socialmente responsable y, por tanto, rentable.

  18. Yubil

    Pues sí, en mi opinión se obstaculizan mutuamente. Al menos en la mayoría de las empresas privadas (en las públicas que empiecen a andarse con cuidado). Podríamos decir que la economía capitalista es la continuación de la guerra por otros medios, situación extrema, esta de la guerra, que precisa de una predadora eficacia y no permite que el personal, siempre en combate o presto a entrar en él, pacíficamente se embarace, dé a luz y mantenga un período de lactancia y crianza humanamente adecuados. No digo nada en el ámbito de las Pymes, donde realmente se practica una competencia de mercado demoledora con bajo capital y las tiranías patronales ya hace tiempo que han aplicado de facto los recortes de derechos que ahora se van a ir pp-ceoe-legalizando. Hay que bajar a estos infiernos-pymes para ver la que se lía si una compañera se embaraza. No es sólo que al jefe le venga a contrapelo y cosas peores, es que la plantilla está tan ajustada que el resto del personal tiembla (y maldice por bajines), porque no hay sustitución que valga y va a sufrir una sobrecarga de trabajo durante unos meses. Además, yo he conocido hijas del patrón que, claro, son jefecillas (para jefes van sus hermanos) y “dan ejemplo de responsabilidad profesional”, acudiendo a la empresa tras quince días, o menos, de parir. En fin, que hay un sistema económico y unas estructuras y organizaciones empresariales bélicas que si la soldado raso ya lo tiene chungo, la que aspira a ser oficial lo tiene mucho más. Y esto sin concebir, si encima entra en estado de buena esperanza…

    Bueno, sé que habrá excepciones y el tema tiene más concausas, así que sean bien recibidas otras intervenciones.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.