El parto ¿un acto médico?

Por

11 de enero de 2012Sin categoría75 Comentarios

Un comentario de un médico ginecólogo en el post Parir no rima con extracción ha provocado a su vez un post en el blog de Lady Vaga, comedida y reflexiva comentarista en esta casa y glamourosa y punk en la suya. El ginecólogo, que firma como SamuelShem comienza calificando el «video de las uvas» de «vergonzoso». Él trabaja en un Hospital de la Comunidad de Madrid y cree que el derecho a la intimidad, confidencialidad y a un trato humano en el parto «están asegurados en la mayor parte de los casos» y no dudo y espero que sea así (también tengo que decir que son muchos, demasiados -siempre es demasiado en temas como este-) los comentarios que he oído en mi ámbito que relacionan partos más bien con extracciones que con procesos naturales. Lo mío será deformación profesional.

Escribe este doctor:

«En cuanto a la medicalización del parto es necesario decir que éste es un acto médico semejante a otro pero con connotaciones sociales que difieren de una apendicectomía o una operación de cataratas, claro está».

Lo cierto es que en la mayor parte de los partos éste no es un acto médico, definido así:

«relación entre personas; por lo general una de ellas, el enfermo, acude motivada por una alteración en su salud a otra, el médico».

La mujer parturienta casi siempre está sana y los médicos están, eso sí, para atenderla en caso de que algo no vaya bien pero estos casos son minoría. Por ello hablamos de una medicalización del parto porque hoy la absoluta mayoría de los partos son intervenidos médicamente, con justificación o sin evidencia científica, como demuestra en su magistral libro La revolución del nacimiento mi respetada Isabel Fernández del Castillo.

No hay que perderse el derroche de lógica y acidez con el que Lady Vaga explica las siete diferencias entre un parto una operación de apendicitis que es lo que viene a ser la citada apendicectomía. Una de ellas:

«El camino de salida en un parto ya está hecho, viene de serie«.

75 Comentarios a “El parto ¿un acto médico?”
  1. Pilar Remiro

    Bueno, parece que hay preguntas por responder alguna me atreveré a contestarla pero cuando este más fuerte, a otras no tengo la respuesta. ¡eo! ¿alguien la tiene?
    Me he quedado de piedra ante la exposición de lo que vivió “Madre”, a pesar de no cogerme por sorpresa, de saber que eso es real, todo, hasta el detalle que dice: “su jefa, quien FUMANDO (os lo juro)”;
    Es cierto, también es verdad que hace ya unos años que eso no puede pasar.
    Dice:“¿Para qué entonces tanta preparación al parto?
    Yo me arrepentí amargamente de haber acudido al hospital “por si acaso pasa algo”, dejándome convencer por mi marido, otros miembros de la familia y un amigo pediatra.”
    Eso duele, como el verte en manos de quien no te lleva una manta cuando tienes frio.
    La preparación al parto tendría que suponer un encuentro en la pareja en que se tuviera la certeza de que los dos miran para el mismo lado y se ve como algo exótico que sigue correspondiendo a la mujer sin implicación del padre.
    Te preguntas: “¿nO ERA A MI LADO, EN CONTACTO CONMIGO DONDE MEJOR HABRÍA ESTADO DESDE EL MISMO MOMENTO DEL NACIMIENTO?”
    Claro que sí y tú lo sabes, pero la sequedad del sistema sanitario y de muchos de sus trabajadores arrasa con la capacidad captar el afecto de… Mira, todos los años vividos como trabajadora de sanidad he estado escuchando se tiene que tener empatía, vamos a hacer cursos sobre la empatía y creo que aún están buscando en el diccionario que significa empatía. Tu viviste eso hace 30 años y es como si fuera hoy, para ti, a nadie se le ocurrió darte ayuda después para saber cómo tratar ese sentimiento que te ha quedado, pero hoy no hay gran diferencia, a sanidad le falta humanizarse. Y mientras eso llega tendremos que saber decir lo que estamos dispuestas a permitir y lo que no.
    No sé si te sirve nada de lo que he comentado pero no ahondare más en lo que has compartido, es material sensible. Un abrazo para ti.

    Raquel gracias por la consideración, pero ya que me mencionas, digo algo, (aunque ya doy para poco aún no estoy recuperada) todas somos adultas y estos temas son frágiles, tocan lo más sensible, y nunca se sabe por qué alguien dice o se calla, siempre hay un motivo y no sé si es bueno forzarlo.

  2. María

    Nosotras también hemos mostrado nuestras experiencias. En blogs y foros online. De ahí que Lady Vaga, con muy buen criterio, haya remitido a El Parto es Nuestro, que no es una asociación de mujeres taradas e irresponsables, sino que nació por y para mujeres como «Madre«. ¿Qué crees que podemos decirle, salvo que comprendemos perfectamente el infierno que ha vivido, porque lo hemos vivido en carne propia?

    El germen de EPEN fue un foro de internet llamado ApoyoCesáreas, creado por iniciativa de la psiquiatra Ibone Olza para prestar apoyo a mujeres que habían sufrido partos o cesáreas traumáticas. Y ese fue el inicio: se destapó la caja de Pandora. De eso hace 10 años y cada día son más mujeres las que se dan cuenta de que las cosas no son lo que debieran cuando se trata de embarazo y parto. Ojalá llegue el día en que no sean necesarios esos foros y asociaciones. Ojalá.

    http://blogelpartoesnuestro.com/about/

  3. Raquel

    Una pregunta a María y a Lady Vaga, (a Pilar Remiro no la menciono porque sé que esta mala) ¿habéis leído el comentario de “MADRE”? supongo que lo habéis leído y me inquieto, os lanzáis enseguida a defender lo que habéis vivido y me parece muy bien y muy acertado, estoy de acuerdo, pero no podéis lanzaros a decir algo a una mujer que se ha atrevido a mostrarnos su experiencia, que para mí es fuerte. Yo no me hubiera atrevido. Me sorprende que en este caso no os lancéis con la misma seguridad. Igual es que espero otra cosa de las mujeres y es eso lo que no está bien, si es una confusión mía, disculparme.

    María, gracias por los datos que has dejado. Aunque yo no lo veía como un consultorio paralelo, lo veía como el ir haciendo aportaciones que abrieran mas los ojos a las posibilidades que hay y que no nos son accesibles, enriquecer el debate o los comentarios, pero igualmente agradezco estos datos.

  4. María

    Para dar respuesta a todas las preguntas que planteais, sin convertir el blog de Miguel en un consultorio ginecológico y obstétrico, sugiero leer con detenimiento artículos, libros y entrevistas (las hay traducidas al castellano) de Marsden Wagner (médico epidemiólogo y perinatólogo), Michel Odent (cirujano obstetra e investigador), Sarah Buckley (médico de familia), Verena Schmid (matrona), Nils Bergman (neonatólogo), Gro Nylander (médico), y Consuelo Ruiz-Vélez Frías (matrona).

    Informarse sobre estos asuntos lleva tiempo y exige una lectura detenida de toda la bibliografía científica disponible, pero vale la pena.

    También están disponibles la «Guía de Práctica Clínica sobre el Parto Normal» y el «Plan de Parto y Nacimiento», ambos del Ministerio de Sanidad (en base a las recomendaciones de la OMS). Podeis encontrar muchas referencias interesantes en esta web: http://matronas.objectis.net/area-cientifica

    ¿Qué más? Los documentos IHAN. http://www.ihan.es/cd/documentos.html

    Buena suerte y que encontreis todas las respuestas que necesitais!

  5. Mabel

    A Madre: no es ningún consuelo, pero supongo que nos lo hacen pasar así, porque quien decide son hombres y no tienen ni idea y las mujeres estos años hemos confundido liberarnos a parecernos a ellos, si encontramos nuestro sitio posiblemente en el trabajo seamos también más humanas. Un trato como ese es obligar a una mujer a llevar mucho dolor en las entrañas y al hijo a llevar el dolor en la piel.

  6. Alicia

    En sanidad falta calidad humana, no a todos los trabajadores de sanidad les falta pero a los que se muestran humanos les suelen venir dificultades de los propios compañeros. Madre; sufriste las consecuencias de la importancia que le dan esas personas al parto y tristemente ha cambiado poco.

  7. Mercedes

    Para Madre. En sanidad es cierto que a veces parece que les de placer ignorar a la persona, usan su poder para tomar decisiones muy serias sobre la salud de mamás y bebés. En los centros de salud hay cartelitos muy entrañables y luego al ser atendida toca serlo por personas que no saben nada del tema o por lo menos no de trato humano pero que opinan y toman decisiones. Tu parto fue lo normal en sanidad, es triste pero es como pasan estos momentos. Son irresponsables, se piensan que por tener maquinas de última tecnología lo tiene todo, si no tiene trato humano ni vocación no tiene nada solo maquinas.
    ¿Alguna puede contestar a las preguntas que hay hechas en los comentarios anteriores? A mí también me interesan. Gracias.

  8. Ana

    Para Madre, me ha emocionado, lo cuentas como si acabara de pasar, eso es de lo que no se quieren dar cuenta de la huella que deja. Me parece evidente que no es con esas formas con las que tiene que parir nadie, no hay mejor sitio para un bebe que estar al lado de su madre. Es necesario que se siga hablando de esto, para que estas experiencias no se repitan.

  9. Madre

    Hace 30 años y lo recuerdo todo tan vívidamente como si fuera ayer mismo.
    Pensaba que los métodos habrían cambiado pero por lo que leo sigue habiendo partos como el mío. Siguen interviniendo con oxitocina, con episiotomía, y tal vez también con tranquilizantes de forma arbitraria y rutinaria. En ciertos casos pueden ser útiles y hasta necesarios esos actos, y a esos casos deberían limitarse. Lo contrario me parece un abuso de poder, un desprecio hacia la mujer y una desconfianza supersticiosa hacia la naturaleza.
    ¿Para qué entonces tanta preparación al parto?
    Yo me arrepentí amargamente de haber acudido al hospital «por si acaso pasa algo», dejándome convencer por mi marido, otros miembros de la familia y un amigo pediatra.
    Total, que solo una hija tuve y por tanto una única experiencia de parto y siento que me fue robado, enajenado.
    Soy defensora del parto en casa o bien en una de esas casas de partos, con personas de confianza y experimentadas además de tus seres querdidos para apoyarte emocionalmente y dar una bienvenida al bebé ¡con toda la alegría y sensibilidad que se merece!
    ¿Qué consecuencias sicológicas dejará en los niños esa separación de su mamá nada más nacer. Si me lee alguna embarazada: NO PERMITAS QUE OS SEPAREN. Si tu parto es normal y tu bebé está bien, que NO OS SEPAREN.

    Gracias por publicar el testimonio de esta madre de 55 años.
    Ah, había olvidado decir que también me pusieron el famoso gotero con oxitocina, NADA MÁS LLEGAR Y OBLIGARME A ACOSTARME EN EL BOX.

  10. Madre

    Di a luz hace 30 años, en la residencia materno-infantil de Oviedo.
    Lamento decir que la experiencia fue bastante triste, pues mi parto fue INNECESARIAMENTE MEDICALIZADO. El ambiente humano era frío e indiferente a mis necesidades. Por ejemplo, tiritaba de frío y por más que lo pedí, no me llevaron una manta. Estaba sola en un cuarto (le llaman box, luego lo supe…, como al de los caballos, hay que jod…! durante toda la dilatación. Soledad que solo interrumpió la llegada de un grupito de estudiantes que hacían prácticas de encontrar la vena de mi mano, las muy torpes hasta que llegó su jefa, quien FUMANDO (os lo juro) atinó por fin y me inyectó un potente tranquilizante (que no necesitaba, pues estaba serena, centrada y respirando como había aprendido durante la preparación al parto). Resultado: entre contracción y contracción quedé fuera de combate, me dormía profundamente, sin poder evitarlo, hasta que me despertaba bruscamente la siguiente contracción: DROGADA. Junto a mí, nadie. Ni una mirada, ni una palabra de aliento,solo oía los lamentos de alguna compañera vecina a la que no podía ver, pues eso son los putos box: una especie de cajas, Dios mío ¿por qué nos hacen parir así?¿de verdad es inevitable tanta frialdad y deshumanización?

    Cuando llegó la expulsión, llamé a gritos al notar ese peculiar deseo de empujar y acudió la matrona.
    Hasta ese momento, siempre tumbada. Claro que a ver como iba a sostenerme de pie con lo que me inyectaron…
    Y tumbada al paritorio, y a empujar tumbada, etc. Previa EPISIOTOMÍA a pesar de mis protestas.
    Cuando mi niña salió, NI SIQUIERA ME LA ACERCARON. Pude contemparla unos instantes asomándome entre mis piernas,el tiempo que tardaron en lavarla bajo el chorro de un grifo y desaparecieron con ella mientras el ginecologo me cosía la INNECESARIA episiotomía, lo cual es bastante doloroso.
    ME costará perdonar que no me la acercaran, no la pusieran sobre mi cuerpo, no pudiéramos tener el menor contacto.

    La nena parecía dormida, su piel muy blanquita su expresión muy serena…
    ¿demasiado tal vez? ¿No pasaría a ella parte del tranquilizante que a mí me inyectaron?
    Lo siguiente que recuerdo es un pasillo, en semipenumbra. Otra vez sola. El sueño me vence, no lo puedo remediar y me arrancan de él cada poco para tomarme la temperatura.
    Eran las 4 de la madrugada, aprox.
    Hasta bien pasado el medio día no me la llevaron. Me harté de pedir a las enfermeras y me respondían que la tenían en observaciön.
    ¿Observar qué, por Dios.?????! esas horas sin saber nada de ella aun me hacen llorar. Estábamos las dos perfectamente, fue un parto eutócico, como la gestación. ¿nO ERA A MI LADO, EN CONTACTO CONMIGO DONDE MEJOR HABRÍA ESTADO DESDE EL MISMO MOMENTO DEL NACIMIENTO?

  11. María

    Montse, hay muchos, al igual que matronas y otros profesionales de la salud que saben la importancia de respetar el proceso fisiológico del parto. Pero mi intención no era hacer una lista exhaustiva, sino citar a unos cuantos profesionales reputados, para dejar constancia de que nuestra lucha no es una cosa de mujeres irresponsables y taradas, sino la ciencia y la medicina nos apoyan. Porque constituye un auténtico problema social. No solo nos afecta a las mujeres, sino a nuestros hijos y a nuestras familias. A toda la sociedad.

  12. Amparo

    Esperando leer las respuestas a las preguntas que se han hecho, hago las mías:
    ¿En que afecta al bebe salir con ventosa?
    ¿En que afecta al bebe salir con fórceps?
    ¿En que afecta al bebe salir por el canal del parto o salir por cesárea?
    ¿En que afecta al bebe los químicos que hay en un paritorio hospitalario?

  13. Nuria

    Me apunto a las preguntas, si una mujer no dispone de los 1.800 € que cuesta el parto en casa está condenada quiera o no a hacerlo en sanidad ¿es eso?

  14. Montse R

    María ¿Cómo es que solo mencionas a Emilio Santos Leal
    no mencionas ningún médico español más o es que no hay ninguno más?

  15. Lady Vaga

    Es verdad lo que dices, María. El historial de mi primer parto tiene un sospechoso tachón que aún no sabemos bien qué frase oculta. Un día lo escanearé y publicaré para convocar un concurso de criptógrafos. Respecto al historial de mi ingreso en un gran hospital público durante mi segundo embarazo, el caso está en manos de la AEPD, puesto que el hospital se niega a facilitármelo, contraviniendo la ley.

    Aprovecho para dejaros un enlace sobre cómo actuar en las complicaciones de un parto en casa (¡Oh, no es un enlace de El Parto es Nuestro! ¡Sacrilegio!): http://bebeagogo.wordpress.com/2011/04/02/parto-en-casa-%C2%BFy-que-pasa-si/

    Y otro enlace que explica cuánto se tarda en hacer una cesárea de urgencia en el hospital, unos cuarenta minutillos: http://www.bmj.com/content/322/7298/1330?tab=response-form. A ver si esta fuente goza de vuestra aprobación.

    Maite, perdona, pero no te he entendido bien. Espero, en cualquier caso, que no hayas tomado mis comentarios como un ataque, porque no hay nada más lejos de mi intención.

    Besos amistosos,
    Lady Vaga.

  16. María

    Yo tampoco sé a qué se refiere Maite, la verdad. No puedo ayudarte, Miguel.

  17. María

    Gracias, Lady Vaga, tú tampoco eres manca!

    Sigo citando a Marsden Wagner sobre el abuso de la tecnología y las drogas en el parto. Ya que SamuelShem no respeta la opinión de estas pobres mujeres locas e ignorantes, tan parciales y subjetivas, pero sí respeta los comentarios de Carlos por ser colega de profesión, puede que nos tome en cuenta si ve que nuestras ideas, experiencias y sentimientos coinciden con la experiencia de un prestigioso médico con décadas en la profesión a sus espaldas. Uno que no solo es médico y ha ejercido la medicina, sino que además es un científico que sabe de partos en casa y partos en el hospital. Que viaja por todo el mundo estudiando la maternidad y el parto, dando conferencias y congresos, y formando matronas, ginecólogos, obstetras y enfermeras. Una autoridad mundial en la materia, por dejarlo claro.

    “Muchos obstetras manifiestan una desafortunada tendencia a prometer a las mujeres un bebé perfecto si estas mujeres hacen uso de la experiencia del médico y la tecnología hospitalaria. Pero si juegas a ser Dios, te culpan de los desastres naturales. Una familia con un bebé muerto o defectuoso no pone una demanda porque un abogado les haya convencido para hacerlo. Demandan porque se sienten decepcionados o atrapados por los médicos y hospitales cuando intentan conseguir toda la información acerca de lo sucedido.
    ………
    Otro motivo para el abuso de la tecnología es la creencia errónea que tienen muchos médicos de que la tecnología es ciencia, y el uso de la tecnología es la aplicación práctica de la medicina científica. Confunden avances tecnológicos con progreso. La medicina científica es la práctica basada en las mejores pruebas científicas, no aquella práctica que usa tecnología. Los médicos no son científicos. Los científicos deben creer que “no saben”, mientras que los médicos tienen que estar convencidos de que “saben”.

    Creo que Samuel Shem pertenece a ese grupo de médicos que se creen científicos con la verdad absoluta en sus manos, porque saben manejar tecnología y recetar drogas. Pero desconoce total y absolutamente los procesos fisiológicos del parto. De lo contrario, no tendría tanto miedo de no tener la razón.

    Y creo que Lady Vaga tiene experiencia (por desgracia) en solicitar historiales médicos “fantasmas”, que no aparecen por ninguna parte, a pesar de que varias leyes le dan todo el derecho del mundo, como ciudadana y paciente, a saber qué hicieron los médicos y el hospital con su cuerpo. Y con su bebé.

  18. Maite

    No.

    • Miguel Jara

      Yo no me he enterado ¿alguien me lo explica? Gracias.

  19. Maite

    Aquí está sucediendo algo que ya lleva muchos años sucediendo. Es viejo.
    Parece que estar por el parto en casa no cambia la cualidad de instinto de rivalidad. Tema que también nos tendríamos que mirar, es tendencioso, por decirlo suave.
    Lady Vaga no tiene que ver contigo. En la realidad se están dando varios debates a la vez, lo malo es que hay alguien que aún no se ha enterado.

    • Miguel Jara

      Maite, ¿podrías ser más clara?

  20. Arian Martínez

    Hola, saludos a todos los que se encuentran en el debate.
    Voy al punto.

    Pienso que el problema se encuentra en la ética de los medicos y en la desición de las parejas.

    La seguridad es responsabilidad de ambos.

  21. Lady Vaga

    Querida María, cada uno de tus comentarios me gusta más que el anterior.

    Besos,
    Lady Vaga.

  22. Elias

    Felicidades a Pilar Remiro suscribo su último comentario en su totalidad, mi mujer parió en casa, por no repetirme:

    http://www.migueljara.com/2012/01/03/parir-no-rima-con-extraccion/comment-page-2/#comment-16009. Añado: ella trabajaba la planta de maternidad de un hospital por esa época y por eso (s/c) y otras circunstancias decidió ella (con mi ayuda) parir en casa. Cuando se toma una decisión así, se hace muy meditadamente, se tiene el apoyo de una profesional muy competente y con experiencia en ese tipo de partos -una matrona maravillosa-, es recomendable no estar en sitios lejanos (más de 30″ de un hospital) por si hay complicaciones, el embarazo no debe ser de riesgo y el proceso de gestación debe ser normal. Se es feliz de traer al mundo con respeto y amor a tu niño fuera de un ambiente tan desalmado (en el sentido literal del término) como un hospital. En suma se hace buen uso de un derecho y una libertad que pertenece a la mujer (y su compañero) y que nadie puede arrebatarle. Quien da ese paso merece mi respeto y felicitaciones y quien no lo da tambien. Salud.

  23. Lady Vaga

    Más para Samuel Shem: ya lo dije anteriormente, un parto en casa cuesta en Madrid 1.800 euros.

    A esa mujer cuyo hijo murió en el parto no tengo yo que decirle nada, salvo expresarle mis condolencias. No conozco las circunstancias concretas, pero no me digas ahora que la vas a culpar de haber escogido parir en casa, porque en el hospital la gente también se muere. Sin ir más lejos, te diré un caso: mi hermano en 1988. Mi madre tuvo que parirlo muerto. Ahora vete tú a hablarle a mi madre del parto fisiológico y de los profesionales sanitarios.

    Es lo que tiene recurrir al argumento del ejemplo, que cada uno podemos poner uno y, por desgracia, el mío sí que lo conozco de primer mano y mi madre lo llora cada noche.

    Por cierto, ¿tanta condescendencia y paternalismo, a qué vienen?

    Saludos,
    Lady Vaga.

  24. Lady Vaga

    Ay, qué cansada empiezo a estar de tanto meter miedo al personal.

    Samuel Shem, te remito a El Parto es Nuestro porque es una asociación que está trabajando por difundir información valiosa y objetiva. Observarás, si te has molestado en leer los enlaces que te pasé, que ahí hay a su vez enlaces a estudios de fuentes como la OMS. A lo mejor el objetivo eres tú, que te limitas a cantarnos tus mieditos como un mantra.

    También es esa asociación uno de los principales impulsores de la Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio y de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva, también del Ministerio. Pero vamos, que si quieres irte directamente a la OMS y al Ministerio, beber de las fuentes y cogerte un cogorzón de datos que no te dan la razón, tú mismo, yo te espero aquí sentada.

    Y me reitero: cuando se pare en casa se hace con profesionales, no encomendándonos a los santos. Que confundís las cosas.

    Saludos,
    Lady Vaga.

  25. María

    Lady Vaga tiene razón. Yo a Samuelshem y Carlos les recomendaría una visita a la web del ginecólogo Emilio Santos Leal. O que lean a Michel Odent, cirujano obstetra e investigador. O mejor, voy a citar las palabras de Marsden Wagner:

    «A menudo pronuncio conferencias en congresos de obstetricia y cuando empiezo a hablar de parto en casa, puedo sentir el mal ambiente en la sala. Ya se han hecho una idea y no quieren resultar confundidos por la evidencia. En estos casos suelo pedir al público que si hay alguien en la sala que haya presenciado alguna vez un parto planificado en casa que levante la mano y, sin que me sorprenda, nadie levanta la mano. Entonces cito un párrafo de un manual médico publicado en 1668: – Los médicos que no han visto nunca un parto en casa y que se sienten competentes como para argumentar en su contra, se parecen a esos geógrafos que describen un montón de países que nunca han visitado-.
    ……….
    Estas estrategias para asustar se encuentran motivadas por el intento de algunos médicos (y a veces, también enfermeras) de proteger la atención a la maternidad como parte de su territorio. A menudo, los médicos abruman a los legisladores con lenguaje técnico lo que implica que sólo los médicos pueden comprenderlo y por tanto, el que escucha, simplemente debe seguir el «confía en mí, soy médico». Los políticos y legisladores deberían ser empujados a preguntar acerca de esas afirmaciones que asustan con un «Por favor, muéstreme los datos científicos que avalan lo que me está diciendo». También puede ser esclarecedor para los legisladores el hecho de preguntar a esos que formulan afirmaciones aterradoras, cuántos partos extra-hospitalarios han atendido (la respuesta es “ninguno”).»

    (Extracto de: EL NACIMIENTO EN EL NUEVO MILENIO
    Por Marsden Wagner, médico, epidemiólogo y perinatólogo.
    Ex-Director del Departamento de Salud Materno-Infantil de la Organización Mundial de la Salud (1979-1994).
    Ponencia presentada en el Congreso Internacional de Parto y Nacimiento en Casa. Octubre 2000. Jerez de la Frontera)

    Cuántos partos en casa habeis asistido, Carlos y Samuelshem, para afirmar lo que decís? Ah, ninguno… Vale.

  26. Raquel

    A estas personas tan oficialistas, Samuel y Carlos, les diría que de cada comentario pueden sacar algo positivo. Lo que esperan es que se les diga sí a todo lo que necesitan, nunca están plenamente satisfechos. Sean capaces de recibir los diferentes comentarios como algo de lo que aprender, están hablando las protagonistas, las madres, las que darán a luz y las que no darán a luz, pero conocen su cuerpo. Si ni en los comentarios son tenidas en cuenta, cómo se puede esperar que las entiendan cuando proponen un parto humanizado en una consulta.

  27. Amparo

    Carlos relaciona la Doula con los mileuristas. No comprendo qué relación tienen en este tema.
    Después en la respuesta a mi pregunta se muestra más comprensivo:
    “un medio hospitalario con una vocación de servicio para con la comunidad, con profesionales idóneos, con buena formación científica y de humanidades,no prescriptores robotizados, deshumanizados, indiferentes al sufrimiento humano-no sólo de las parturientas-“
    “requiere de una gran decisión política, de la toma de conciencia de los protagonistas y del amor que sean capaces de poner en lo que hacen.”
    En esta respuesta creo que estamos de acuerdo pensando en humanizar la atención sanitaria.
    Pero sale Samuel Shem que como casi siempre que defendemos a alguien metemos la pata, no solo él. Dice:
    En mi humildisima opinión:
    “remitiendonos permanentemente al sitio ” Elpartoesnuestro” vaya objetividad…”
    “Buscad otra causa mas justa porque esta no hay por donde agarrarla.”
    Samuel, menos mal que era tu humildísima opinión.
    Estoy esperando leer que con la última explicación y de paso Carlos, habéis comprendido y diría que hablando de humidad igual os da por saber de la experiencia de estas matronas que atienden en casa, porque humildemente a lo mejor tenéis algo que aprender.

  28. Pilar Remiro

    Respuesta a Samuel Shem.
    A ver si nos entendemos que sería estupendo.
    ¿Un parto puede tener complicaciones? Sí.
    Por eso sanidad tendría que humanizar los partos y hacer paritorios realmente preparados para la llegada al mundo de un ser.
    Con personal preparado para el emocionante momento, dejando a la madre libre disposición del espacio y sabiendo estar en segundo término, solo por si hacen falta, nada más.
    Mientras eso no sucede las madres que se sienten seguras de sí mismas y que se han preparado para el acontecimiento único en sus vidas y en la vida que va a llegar, paren como han parido durante muchos años, en casa.

    Le explico: la decisión de parir en casa no se da como un hecho espontaneo, la madre durante los nueve meses se prepara, prepara su cuerpo, hay técnicas para ello, para que su cuerpo responda lo mejor posible y todo salga bien.
    Prepara todo lo que también tendrá que ver con la lactancia, cosa que no se suele hacer en sanidad, digo esto salvando las excepciones de matronas de sanidad que son conscientes de la gran importancia de su trabajo, pero generalizando se puede dar un suspenso a sanidad en cuanto a la preparación y al momento del parto.
    Lo he escrito con la intención de que comprenda, pero también le digo que defender algo ridiculizando lo que no se conoce, no me parece la manera más adecuada.
    En cuanto a los papeles le diría la cantidad de veces que en sanidad se dan a firmar consentimientos que no dejan leer, eso es una garantía ¿de qué? De que firmando ese papel quedan exentos de responsabilidad.
    Si no pueden comprenderlo, pues nada, pero tenga claro que quien decide responsablemente parir en casa suele tener todo previsto.
    ¿Siente que se le destrona? ¿Se siente amenazado, por el deseo de ser feliz en un momento como ese?

  29. Samuel Shem

    En mi humildisima opinion creo que los unicos comentarios realizados desde el razonamiento logico y la moderación son los de Carlos, al que continuamente se le está tergiversando.

    Por supuesto que un parto, eutocico y carente de barreras patológicas es un proceso fisiológico que dista de una apendicectomia o una rinoplastia, no hace falta reincidir en esta explicacion.
    Aun asi un parto entraña muchos mas riesgos que otro proceso fisiologico como es la digestion de una hamburguesa o la ereccion en un hombre durante las relaciones sexuales con su pareja…o ¿alguien tiene el cerebro tan frito con propaganda que no puede ver esto?

    Me hace gracia las referencias, nada sesgadas por supuesto, de Lady Vaga remitiendonos permanentemente al sitio » Elpartoesnuestro» vaya objetividad…

    Por cierto.. cuanto cobra una matrona por un parto domiciliario?? Tuvisteis que firmar algun papel eximiendo de TODA y digo ABSOLUTAMENTE TODA responsabilidad a la matrona que realizaba el parto??

    Me encantaria que le hablaseis a la madre que se llevó a su pobre hijo hecho un vegetal tras 30 horas de parto domiciliario de sensibilidad, seguridad y fisiologia del parto en casa.

    Buscad otra causa mas justa porque esta no hay por donde agarrarla.

  30. Lady Vaga

    Poco puedo añadir a este tema, creo que las aportaciones de mis compañeras son valiosas y esclarecedoras.

    A Carlos no le vamos a convencer de que el parto en casa es seguro y de que un parto no se tuerce en medio segundo, ni de que tener una comadrona para una sola garantiza que se dé cuenta de las complicaciones antes que si esa profesional tiene que atender a tres o cuatro parturientas, ni con estadísticas ni con experiencias personales, así que utilizaré mis energías para objetivos más factibles y prácticos, como la financiación del parto en casa por parte del Estado español.

    Un saludo a todos y buena semana,
    Lady Vaga.

Deja un comentario a Santi

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.