¿Quién mató más, Al Qaeda o Merck & Co. con su fármaco Vioxx?

La cifra de muertes asociadas al fármaco antiartrítico Vioxx (fabricado por Merck & Co) asciende a 55.000 muertos sólo en los EE.UU. que es de donde tenemos los datos más claros y que ahora conocemos gracias a Fred Gardner. Esto representa 18 veces más personas fallecidas que las que mató Al Quaeda en Nueva York con los atentados de la Torres Gemelas en 2001, sólo tres años antes de la retirada del medicamento.

Lo de Vioxx tampoco fue inocente porque hubo muchos representantes ilustrados (catedráticos, jefes de servicios, presidentes de sociedades “científicas” y demás) que en el mundo y en España fueron complices y promotores de su venta. Además, la propia farmacéutica reconoció que engañó a las autoridades sanitarias estadounidenses, la FDA -agencia del medicamento del país norteamericano- ocultando los datos que conocía sobre su mortalidad.

Durante el último año antes de la retirada de Vioxx, 277.000 personas lo ingirieron en nuestro país, según La Razón. El Ministerio de Sanidad bajó la cifra a entre 70.000 y 100.000. La incidencia de infartos del fármaco fue de 15 por 1.000 pacientes; el grupo placebo ofreció 7,5 por 1.000. Esta diferencia de 7,5 por 1.000 individuos por año multiplicado por entre 70.000 y 100.000 consumidores “se traduciría en 525 a 750 casos de infarto o ictus atribuibles a rofecoxib por cada temporada en que el fármaco ha permanecido en el mercado farmacéutico español”, argumentó en su momento Joan-Ramón Laporte, farmacólogo catalán de prestigio, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona y jefe del Servicio de Farmacología del Hospital Vall d’Hebron.

Gardner lo plantea de un modo muy gráfico  en el artículo que les he enlazado (Merck Pays a Pittance for Mass Deaths):

Q: Who killed more Americans —al Qaeda crashing airplanes into the World Trade Center, or Merck pushing Vioxx?

A: Merck, by a factor of 18.

Más info en el libro Traficantes de salud que explica a fondo el caso Vioxx y quién es su fabricante.

9 Comentarios a “¿Quién mató más, Al Qaeda o Merck & Co. con su fármaco Vioxx?”
  1. CARLOS

    Vaya demagogía hijo mío…
    Seguid así engañando sin contrastar!!

  2. HIDROFOBIA

    ¿CUANDO LAS AUTORIDADES SANITARIAS NOS HAN VENDIDO AL MEJOR POSTOR Y TU PADRE O TU HIJO HAN MUERTO PARA QUE ELLOS GANARAN UN EURO QUE NOS QUEDA?
    NOS QUEDA LA RABIA.

  3. Granadaempresarial

    Lo siento, pero tengo que decirlo…
    ¡¡¡Cojones, le echas!!!
    Un saludo.

  4. JAVIER

    MUY POR ENCIMA DE ELLOS DOS ESTÁN LA PSIQUIATRIA Y FARMACEUTICAS CON SUS PASTILLAS LLENAS DE DROGA, SIGUIENDO MATANDO NIÑOS Y GENTE EN GENERAL. BUEN ARMA SILENCIOSA Y SIN UNA SOLA BOMBA NI TIROS Y MÁS FUERTE QUE LA INDUSTRIA DEL ARMAMENTO. SI NO LOS PARAMOS, CONTINUARÁ MURIENDO MUCHA MAS GENTE.

    DEP. INVESTIGACIONES
    COMISION CIUDADANA DE DERECHOS HUMANOS
    http://WWW.CCDH.ES

  5. Dani...él

    Con los resultados de estos ensayos me viene a la cabeza otra cosa. Es para que se lo piensen aquellos que van diciendo que enfermedad y curación está exclusivamente en la mente. Sin negar la relación que intuitivamente la entendemos todos. Pero además de la mente, la física y la química también importan.

  6. Elias

    Todo llega, no os quepa duda. De una u otra forma pero así es. No me gustaría estar en la piel de esos ilustres personajes que prestan su cu…rrículum al mejor postor o, no se si peor aun, se tragan su propia… publicidad.

  7. Aldebarán

    No es exacta ni acertada, entiendo, la analogía de los crímenes de una multinacional del medicamento con ese invento de la CIA llamado AlQaeda. Entre otras cosas, porque las teorías oficiales sobre el 11-S son simple y llanamente un bulo gigantesco que han propagado a todo el mundo las agencias mediáticas del imperio según las consignas del Pentágono y el Departamento de Estado norteamericano. La versión oficial de los “atentados” de Nueva York (más el Pentágono y el “suceso” de Shanksville) representa una de las mayores mentiras políticas de la historia. Nadie en su sano juicio, y contrastando uno a uno los argumentos falaces de los “debunkers” y otros intoxicadores oficiales sobre el mito del 11-S, se puede creer la historieta de un ex-agente de la CIA, Bin Laden, orquestando unos atentados desde una cueva en Afganistán. El 11-S fue la ejecución de un plan diseñado por la élite político-militar norteamericana para justificar la guerra contra el “terror” e imponer un nuevo orden global.

    Respecto del medicamento Vioxx, lo que señala Jara es otra muestra más de las complicidades, encubrimientos y compra de voluntades por parte de las multinacionales farmacéuticas para imponer un negocio sucio a costa de la salud humana. Después de engordar sus bolsillos muy opíparamente, esas empresas que “generosamente” velan por nuestra salud nos dicen que determinado fármaco resulta no ser apto para el consumo humano, no sin antes cargarse unas cuantas miles de personas. Me parece un ejercicio bastante siniestro de estulticia y de crimen organizado.

    Luego, nos hablarán de miles de ensayos en laboratorios e innumerables test de idoneidad en humanos que son validados, naturalmente, por un cómplice Ministerio de Sanidad, cuando muchos de ellos no pasarían, objetiva y científicamente, ni medio test serio. Pero se acogen a un supuesto balance beneficio-perjucio que se decanta hacia el primero. Yo creo que lo único que inclina la balanza es el gusto desmedido por el vil metal por parte de esas multinacionales que tienen secuestrada nuestra salud.

  8. Marga

    Posiblemente me salga del tema, al leer este post además de molestarme que se haya permitido esto, se me han venido algunas preguntas ¿Qué credibilidad tienen los recortes sanitarios? cuando es a costa de los beneficios de fármacos que matan o dejan en mal estado a gente a la que no atienden (lo que reduce los gastos en sanidad menos gente para pagar pensiones) ¿esta sanidad está permitiendo esto? ¿hay alguien que pueda llevar a juicio a sanidad y a los laboratorios claro? Con estos ejemplos de honestidad qué esperan y las familias de esas personas ¿saben que su familiar a muerto por intereses económicos? Este mundo es una mafia.

    Esto tendría que empezar a figurar entre la causa de muerte:
    Infarto de miocardio.
    Parada-cardio-respiratoria.
    Intereses económicos.

  9. Txu

    Ojo con Merck y con las agencias de medicamentos. La vacuna Gardasil, contra el virus del papiloma, autorizada por la Sanidad española y recomendada por los expertos, está provocando efectos secundarios muy graves, y muertes, en niñas y jóvenes sanas. Merck y las agencias de medicamentos por el momento niegan y ocultan esos efectos secundarios, exactamente al igual que hicieron en su día con el fármaco Vioxx. Mientras ellos negaban lo que ya iban sabiendo, más personas iban muriendo. ¿Quién se hace responsable de eso ahora? ¿Va a suceder algo similar con la vacuna del papiloma?

    No es aceptable la burda comparación de una vacuna con cualquier otro medicamento, porque una vacuna no es un medicamento cualquiera ya que se administra a personas sanas, y para más inri en este caso ni siquiera la vacuna es necesaria porque no modifica la intervención sanitaria imprescindible para el cribado de la enfermedad.

    Otra cuestión importante es que no solo están siendo afectadas las personas que han recibido la vacuna y que tienen efectos secundarios, sino que se altera la vida de toda la familia, padres, hermanos, etc.

    Como dijo Patarroyo, en abril de 2009:
    “La salud no se puede usar para conseguir beneficios privados” …. “ “….Fíjate en lo que está sucediendo con la vacuna contra el virus del papiloma, que cuesta 350 euros.
    – Ha sido polémica en España..
    – ¿350 euros? En mi país es un millón y medio de pesos, no se cuántas veces el gasto medio en salud. No tiene ninguna lógica. Acabo de leer un informe y seguro que a las farmacéuticas que la comercializaron ya no les importará retirarla del mercado, porque con lo que han vendido ya han recuperado la inversión.”

    http://www.diariovasco.com/20090423/al-dia-local/salud-puede-usar-para-20090423.html

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.