¿Hay alguien investigando los daños de la vacuna VPH?

Abundan, sólo hay que bucear en Internet, numerosos casos de chicas con reacciones adversas después de ponerse la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). El más conocido fue el de las jóvenes de Valencia. Todos estos casos según una parte de la prensa y el Ministerio de Sanidad, han sido investigados y no tienen una relación directa con la vacuna. Lo cierto, que yo sepa, es que los únicos casos investigados han sido los de las jóvenes valencianas y el de una joven mallorquina. Pero es que la última vez que consulté la web de la agencia estadounidense oficial encargada de la farmacovigilancia de las vacunas, VAERS, el número de muertes asociadas a la vacuna superaba las 100.

Como me cuenta una de las madres valencianas que tuvieron a su hija a punto de morir tras ponerse la vacuna y co fundadora de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP):

“Nosotros cuando nuestra hija enfermó solicitamos a la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana y al Ministerio de Sanidad que se formase un panel de expertos que investigara lo que les había ocurrido tanto a la otra joven valenciana como a mi hija. También pedimos que este panel de expertos estuviese formado por un grupo de especialistas que nos fueran informando de lo que iban investigando día a día. Tal información nunca la recibimos a pesar de que el Conseller de Sanidad, don Manuel Cervera Taulet, nos dijo que se nos facilitaría.

El grupo de especialistas que formaba parte del panel nunca visitó a las jóvenes valencianas. Se reunió en tres ocasiones, una de ellas para conocerse y las otras dos para hablar. A pesar de ello dicen que estudiaron los casos junto al caso de la joven de Mallorca. Dudo que en dos ocasiones y sin ver a las chicas pudieran comprobar si la causa era o no la vacuna. Creo sinceramente que este panel de expertos se creó únicamente para callar a los medios y a los padres“.

El dictamen del equipo de especialistas fue bastante ambiguo:

“La estrecha relación temporal con la vacunación en los dos casos de Valencia indica que la administración de la vacuna pudo actuar como precipitante del cuadro clínico pero no se ha encontrado ninguna prueba que apoye una relación biológica con la vacuna”.

Hay que destacar la palabra “precipitante” ¿de qué? si las jóvenes estaban completamente sanas en el momento de recibir la inyección. La explicación no convence a estos padres y madres:

“Que no descubrieran ninguna relación biológica no quiere decir que no la hubiera simplemente que no la encontraron. Todos sabemos que en medicina dos más dos no son cuatro. Además, ellos no lo encontraron, sin embargo un prestigioso neurólogo que trató a una de las jóvenes valencianas diagnosticó que a raíz de la vacuna la joven presentó una enfermedad autoinmune y como consecuencia tuvo una desmielinización y una severa ataxia que le llevó a estar postrada en una silla de ruedas durante seis meses . Gracias a este neurólogo la joven recibió un tratamiento neurológico junto a un programa de rehabilitación que le posibilitó su recuperación.

Tampoco se entiende como se pudo emitir dicha resolución si uno de los efectos adversos que estas jóvenes padecieron fue movimientos tónico-clónicos que ya están recogidos en la ficha técnica de Gardasil [marca de la vacuna fabricada por el laboratorio Merck puesta a las niñas] en la experiencia post venta.

Tampoco se entiende como a raíz de los casos valencianos el Conseller de Sanidad Cervera modifica la carta dirigida a los padres cuyas hijas están en edad de vacunarse diciendo:

“Las vacunas como cualquier otro medicamento pueden en algunos casos presentar reacciones locales leves como dolor en el punto de inyección o desmayo (en ocasiones acompañados de movimientos tónico-clónicos que pueden aparentar convulsiones) si bien la frecuencia de este tipo de problemas es muy baja y similar a otras vacuna incluidas en los calendarios de vacunación de todo el mundo”.

Cabría preguntarse que si los efectos adversos que estas jóvenes presentaron ya están recogidos en la ficha técnica de Gardasil, si una de las jóvenes fue diagnosticada y tratada tras sufrir una enfermedad autoinmune y además el Conseller de Sanidad recoge este efecto adverso porqué en su momento no lo quisieron reconocer.

Lamentablemente, no sólo están los casos de las jóvenes valencianas en España hay muchas jóvenes que tras la vacunación presentan movimientos tónico-clónicos y problemas neurológicos y si no que se lo pregunten a los médicos de los hospitales.

“Que no lo quisieran reconocer creo que fue un desacierto en aquel momento -argumento esta madre- y además es un error para la ciencia, para la propia vacuna porque lo único que están consiguiendo las Autoridades Sanitarias es perder la credibilidad de los ciudadanos.

En el extranjero también hay muchas jóvenes afectadas, muchas de ellas sufrieron convulsiones o movimientos tónico-clónicos, lo único que tienen en común todas estas jóvenes es que eran jóvenes sanas antes de ponerse la vacuna. ¿Por qué no se reconocen entonces estos efectos adversos? Creo que es obvio”.

Más info en el libro La salud que viene que contiene un capítulo sobre la campaña de marketing del miedo para impulsar esta vacuna.

3 Comentarios a “¿Hay alguien investigando los daños de la vacuna VPH?”
  1. Javi

    Saludos a todos 11

    Hace 1 semana escuché en Radio Euskadi a una madre de Zarautz hablar sobre los desmayos continuos y perdida de conocimiento de su hija desde que se puso la vacuna VPH, la niña ya no podía hacer deporte… comento al acudir a en urgencias no escribieron en el informe de la niña que se debia a la vacuna. Dado que el médico preguntó a la niña desde cuando le ocurría eso a lo que respondió que despues de ponerse la vacuna.

    La quelacion, puede ser la solucion..

  2. MAMEN (mama de Zuriñe)

    Muchas gracias por toda la informacion que vas difundiendo. Esperemos, por el bien de muchas familias, que esta pesadilla acabe pronto, un saludo Mamen (mama de Zuriñe).

  3. Txu

    Gracias, Miguel. Podemos esperar literalmente sentados a que se investiguen los daños de la vacuna VPH, pero como no van a hacerlo porque no les interesa, mejor haremos si lo investigamos por nuestra cuenta. Así, poquito a poco, con ánimo y tesón, que la causa es justa, tendrán que tragar con las evidencias aportadas. Nada hay mejor que mientras tanto no deje de haber información. La suya es facilmente distinguible, todo bondad para la vacuna, ni un solo gesto de comprensión o ayuda para las personas afectadas y suerte si no se les escapa algún insulto.

    De la AEMPS poco se puede esperar, informar abiertamente al ciudadano desde luego no van a hacerlo. De todos modos si sería bastante deseable que la propia agencia recopilara todos los casos de reacciones adversas que se han producido y se están produciendo con la vacuna. Hay sospechas de que no lo está haciendo o de que no lo está haciendo bien.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.