Botiquines chivatos

Por

3 de octubre de 2011Sin categoría4 Comentarios

Un lector del blog enlaza con lo que publica hoy 20Minutos sobre controlar a los trabajadores mediante chips que emiten radio frecuencias (RFID) como si fueran perros (con perdón de estos). Lo leo y las marcas que salen y la actitud me recuerda al capítulo que escribí sobre este tema en La salud que viene del que les reedito un pasaje aplicado al ámbito sanitario, aunque tocaba otros:

Las compañías farmacéuticas ya han dado los primeros pasos para controlar toda la cadena de suministro del fármaco. Cuando escribo toda es toda. También quieren controlarlos mientras están en nuestra casa. Es la gran ventaja que la RFID permite a quienes tengan los medios para poder expandirla. En Chips espías, Katherine Albrecht y Liz Mcintyre, sus autoras, muestran el recorrido que realizaron por las oficinas de patentes de EE.UU. para averiguar qué es lo que las empresas están patentando con respecto a la tecnología RFID. Podemos encontrar numerosas sorpresas sobre lo que ya está ensayándose y lo que se probará en nuestra sociedad en los próximos meses y años.

(…) Viernes por la noche en la ciudad. Los cazadores de sexo de discoteca no se despegan de su teléfono móvil. Durante la semana han conseguido la receta de un medicamento que promete besos azules. La sensual vibración del aparato en su bolsillo y el característico ring ring le recuerdan que ha llegado la hora. Suena una voz al otro lado de las ondas: «¡Buenas noches!, soy su asesor de Sexo Seguro del Departamento de Lucha contra la Falsificación y Garantía de Buen Uso de los Medicamentos del laboratorio Pfizer. Son las 12 de la noche y le recuerdo que debe usted realizar la correspondiente ingesta de su píldora de Viagra. Disfrute de un fin de semana de sexo seguro y legal. Para su seguridad recuerde siempre adquirir Viagra sólo en establecimientos autorizados». Fin de llamada.

4 Comentarios a “Botiquines chivatos”
  1. Cachilo

    Y lo que podamos imaginar… Nos quedaremos siempre cortos…
    Tema relacionado (muy): MORGELLONS


    .

  2. SACYL

    ME TEMO QUE 200 PERSONAS PORTADORAS DEL IMPLANTE ES UNA ESTIMACIÓN RIDÍCULA PARA LO QUE ES LA REALIDAD. MUCHOS “VOLUNTARIOS” NO SABEN NI QUE ESTO ES POSIBLE.

  3. Elias

    Con permiso de Miguel y ya que es el tema de este artículo copio mi comentario en “Geoingenieria estelas misteriosas”. Solo añado que, según pienso, debemos y podemos derrotar a este Gran Hermano Global (al que tambien llaman “mercados” o NWO) criminal y despiadado que nos esclaviza, empobrece y nos roba la vida y la dignidad poco a poco.
    Al hilo del comentario de Petra coloco esta información: http://explayandose.wordpress……sesinados/. Curioso es que estos científicos trabajen/trabajaban principalmente en aplicaciones tales como: chips (capaces de ser inyectados por una aguja normal por su ínfimo tamaño) de implantación animal…o humana, biotecnologías de uso militar o civil como vacunas, programas militares de guerra biológica y al parecer tambien en geoingeniería, chemtrail, fumigaciones químicas y/o biológicas o como lo querais llamar. Que cada cual saque sus conclusiones…A pensar pr uno mismo que es gratis.

    Más sobre el tema “chips”: http://www.20minutos.es/notici…..empleados/ ¿estamos locos o qué? Basta de mentiras o nos damos cuenta de donde nos llevan o seremos esclavos voluntarios de estos psicópatas. Si no somos capaces de ver (y denunciar) ni siquiera las estelas químicas con las que nos fumigan casi cada dia, si nos dejamos inyectar chips, vacunas o lo que les de la gana sin saber que diablos nos meten al cuerpo y sin rebelarnos… pues mira lo mismo nos merecemos la suerte que nos preparan los amos del redil.

    Basta, mira a tu alrededor y juzga. No te dejes manipular, por lo menos harás lo correcto y dormirás tranquilo. Salud a los combatientes….y un poco de humor para todos, que aún indignado no dejo de apreciar el lado cómico del asunto.
    Salud.

  4. Cachilo

    Que bueno es no tener botiquín ni móvil (ni presiones sexuales).

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.