Medicamentos peligrosos o un hombre contra el imperio

Esta mañana el portal Tercera Información ha publicado un extenso análisis de la situación del sistema sanitario en función de los intereses farmacéuticos basado en mi libro Laboratorio de médicos. Rubén G. Herrera, su autor, lo ha titulado con el ambicioso: Estado de la ética del sector farmacéutico español en 2011. Una de las cosas que le he contestado a Rubén ante sus pregunta es:

También hay que tener en cuenta que muchos medicamentos son más peligrosos de lo que pensamos y ello lo demuestra el cúmulo de fármacos retirados del mercado en los últimos años y los casos de muertes y/o graves efectos adversos provocados por medicamentos que se han producido en los últimos lustros. Buena parte de los medicamentos además no son todo lo efectivos que anunciaban sus fabricantes. En resumen, estamos sobremedicados, con demasiados medicamentos peligrosos y en muchos casos ineficaces.

Poco después alguien me ha escrito al blog ofreciendo un enlace que abunda en el asunto con una noticia de hoy también. El laboratorio francés Servier, acusado por minimizar el riesgo sanitario de su fármaco contra la diabetes Mediator -retirado del mercado en 2009-, también escondió efectos secundarios de Protelos, otro medicamento contra la osteoporosis, según un informe oficial divulgado este miércoles por el diario Libération.

A su vez tenía un correo pendiente de ver desde ayer. Flavio Rein que me escribió hace años comentándome su caso, ha ganado por fin un juicio a Bayer tras de sufrir serias discapacidades al mes de iniciar un tratamiento con el producto farmacéutico Lipobay, recetado por su médico contra el colesterol. La Justicia falló a su favor una indemnización pero ha tardado diez años en hacerlo. Flavio es de esas pocas personas que ante un daño enorme causado por una farmacéutica no se amilana, no se conforma con una indemnización a espuertas, extrajudicial que es lo que suele ocurrir casi siempre y tira para adelante hasta que se haga Justicia. He conocido pocas personas así, hay que ser muy valiente. Me ha conmovido la frase de Rein, que veo que mantiene su discurso desde que le conocí:

“Estoy pobre, lastimado y enfermo, pero la dignidad no me la pudieron tocar”.

Ahora le escribiré. Sólo un matiz pues se afirma que es una sentencia “inédita” y no es así. La primera de la que tengo constancia se produjo en España y la consiguió un abogado con el que hemos trabajado en el Bufete RAM, área de medicamentos del Bufete Almodóvar & Jara.

Más info del Caso Lipobay en Traficantes de salud.


¿Cuánto crees que vale este post?

11 Comentarios a “Medicamentos peligrosos o un hombre contra el imperio”
  1. Células Madre

    Al margen de todo esto, si hay una extrema sobremedicación de las personas quienes al mínimo síntoma acuden al médico para se les recete algo, porque no pueden frenar sus vidas productivas. Pero sería distinto si de vez en cuando dejásemos que nuestro cuerpo cumpla su rol de curarse a sí mismo, con las excepciones debidas en que se requiere medicación contínua.

  2. FLAVIO REIN

    QUERIDO MIGUEL SOY FLAVIO REIN MUCHAS GRACIAS POR TUS PALABRAS PERO POR LO VISTO HAY 2 JUSTICIAS PARA QUE REALMENTE LLEGUE A LA GENTE, LA JUSTICIA DEL HOMBRE Y LA PUBLICA.

    • Miguel Jara

      Flavio sé que has trabajado el asunto durante años y has conseguido una importante victoria no sólo para ti sino para tantas personas que se quedaron en el camino por consumir ese fármaco y a las que en cierto modo representas.

  3. Héctor

    Estimado Miguel Jara

    Qué casualidad leer este post justo hoy, que me decidía a ofrecerte los prospectos de dos medicamentos en relación a la ocultación de los graves efectos secundarios. La historia es la siguiente:

    Una persona próxima va al médico a causa de su grave y avanzada osteoporosis. El doctor no le habla bien de los medicamentos genéricos y decide recetarle Calbión 70mg de la casa MERCK. El calbión semanal 70mg, es un compuesto de ácido aledrónico, de la familia de los bifosfonatos, un compuesto extremadamente peligroso, del que puede derivar durante su consumo y tras intervenciones odontológicas invasivas e incluso falta de higine oral, en osteonecrosis maxilar. Pues bien, en personas en las que no hay más remedio que recetarles este compuesto, es imprescindible derivarles previamente al odontólogo para realizar una revisión y diagnóstico de su salud oral (cosa que no se hizo).

    El prospecto de dicha casa MERCK no advierte de casi ninguno de sus peligros y desde luego de ninguno de sus mayores riesgos.

    En contrapartida, la casa de genéricos que produce el mismo compuesto de Acido aledrónico 70 mg puede leerse en su prospecto con todo detalle, todas las precauciones e indicaciones previas a su consumo así como sus efectos secundarios.
    Pero ahí no se termina todo. Resulta que el prospecto genérico podría pensarse que es más actual y por eso advierte de todos sus riesgos, pero es justamente al revés. El prospecto genérico es del 2007 y el de MERCK del 2009.
    Para mí esto es una prueba inequívoca de la manipulación sanitaria por parte de las farmacéuticas y como nuestros doctores en parte son cómplices de dicha manipulación. Adjuntaré al correo de su página los prospectos escaneados por si desea publicarlos.
    ¿Cómo es posible que este paciente haya regresado a casa afirmando que lo que estaba tomando solo era calcio? Como quien se lo recetó era el traumatólogo y yo no lo soy, evidentemente se hace oídos sordos de todo lo que se diga por parte de los no traumatólogos. Que peligrosos son pues los médicos que se venden por un miserable viaje a cambio de vender sus recetas sin ni siquiera molestarse en informar correctamente al paciente.
    Gracias por tu trabajo.

    • Miguel Jara

      Héctor, gracias por ti aporte, espero ese correo.

  4. Dani

    Hablando de Francia. A veces somos tan ilusos que creemos que allí las farmacias están repletas de remedios homeopáticos debido a la fe en la concepción hannemaniana de la medicina. Recordemos que Francia es el estado donde desarrolló su obra René Quinton. La aplicó y cuando no convino pasó al ostracismo oficialista por los siglos de los siglos. Hasta tal extremo que a día de hoy los laboratorios Quinton están situados en San Vicente del Raspeig.
    Por tanto intuyo que si tiramos del hilo encontraremos los motivos reales por los cuales la homeopatía está tan extendida en ese país. Estas razones no suelen ser casi nunca científicas y posiblemente Francia sea la excepción que confirma la regla. Posiblemente mañana me transforme en una lata de refresco. Aunque hay que precisar, y por experiencia lo digo tras ingerir botes enteros, que ninguno de esos posibles remedios me han causado daño alguno. Hoy día eso es importante.

    Salud

  5. Dani

    No, Miguel. Le escuché en una conferencia con motivo de la fenomenal universidad indignada de verano. Además de escuchar su pequeño discurso le formulé esa pregunta. Vi entre otras cosas y por poner un ejemplo que su discurso y el del dr. Herráez que escribe por aquí están todavía bastante alejados. Comparte la misma concepción de la enfermedad que el oficialismo y por tanto también sus remedios. Aunque el abuso del imperio farmacéutico le debe exasperar.

    Salud

  6. Cachilo

    Hay que tener valor… salud, conocimiento y bastante PA$TA, yo tengo documentado un fraude medico que por mi poca salud y mis escasos recursos de nada me sirvió la valentía ya que la justicia también es para mercadeo como no podía ser de otra manera, otro tema a ver, en un país cuyos jueces corruptos politizados no pueden brindar un servicio respetable al ciudadano indigente dejando la justicia solo para quien pueda pagarse a un abogado mercante.

  7. Dani

    Según este farmacólogo de altos vuelos el medicamento que más gente ha matado es la aspirina:

    http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110124/54105214595/las-medicinas-curan-o-causan-cualquier-enfermedad.html

    En otro orden de cosas y en respuesta a una pregunta mía este mismo farmacólogo considera que podríamos discutir largo rato si el higienismo es la doctrina de las (llamémosle) víctimas de la revolución industrial. Según él las prácticas de esta concepción permanecen fuera de las posibilidades de lo que es hoy día el sistema público y universal sanitario.

    A mi parecer otro esclavo que asume algunas sentencias que le impone su dueño pero a partir de ahí realiza una crítica. Lo digo simplemente para intentar situarnos colectivamente.

    Salud

    • Miguel Jara

      Dani, no he entendio bien, ¿escribiste a Laporte y qué pregunataste y qué te respondió?

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.