Medidas antifarmacrisis

El gobierno español va a aprobar hoy viernes nuevas medidas «anticrisis«. Una de las reformas sobre la mesa afectará al gasto farmacéutico. En concreto, se plantea implantar la prescripción por principio activo; la rebaja de un 15% del precio de los fármacos con más de 10 años desde su registro sin genéricos en el mercado y modificar el sistema de precios de referencia para eliminar la gradualidad de un año en la rebaja. Sobre la receta por principio activo no entiendo que ahora se ponga las pilas este gobierno por aplicarla cuando la recogió en la su reforma de la Ley del Medicamento de verano de 2006 ¿es que no se estaba realizando lo suficiente?

Está claro que no nuestro país es más de consumir «marca» que principio activo. Las presiones que sufren los médicos mediante los delegados de ventas de los laboratorios (los conocidos visitadores médicos) están en el epicentro del innecesario gasto farmacéutico. Si el gobierno y sus respectivos en la comunidades autónomas quieren reducir drásticamente ese apartado de gasto público que de una vez «meta mano» a la visita que cuenta con todas las leyes necesarias ya aprobadas y que no se cumplen.

También se contempla la creación de un comité de selección de medicamentos formado por las comunidades autónomas, que hará informes de coste-efectividad de los nuevos medicamentos que se vayan a incorporar al mercado. Para ello ya están las oficinas regionales de evaluación de medicamentos y en este blog hemos puesto como ejemplo a la de Extremadura. Ésta ha revelado con sus trabajos que en el mercado hay circulando fármacos cuyo coste-efectividad no justifica su venta pero… Y es que si nos pusiésemos a estudiar a fondo qué medicamentos son realmente necesarios, efectivos y seguros para la población la lista se estrecharía tanto que dudo que superara unos pocos cientos y no las decenas de miles actual.

En el caso de las farmacias, se va a crear un índice corrector de los márgenes para las reboticas de núcleos de población de menos de 1.500 habitantes. El ministerio de Sanidad, unos 2.400 millones de euros al año, estaría bien saber si tiene previsto en qué van a gastárselos paran juzgar si merece la pena la medida.
43 Comentarios a “Medidas antifarmacrisis”
  1. Asturias

    Me hace gracia que siendo la carta magna, el mayor exponente de la soberanía, el cambio venga impuesto por los mercados, vaya escándalo.

  2. Bonificacion

    Nikita: No te preocupes que si algún día me tomo un genérico (intentaré que no sea así mientras pueda) y me produce un efecto adverso no deseado en mi persona, seré el primero junto con un parte médico el que vaya a denunciarlo y publicarlo en prensa. Pero mientras tanto, lo de denunciar esos fármacos genéricos con distintos excipientes y distintos efectos, eso le corresponde al médico que lo crea conveniente. Yo solo me preocupo de que a mí no me pase, y desde que tomo los de «marca», el efecto es más duradero ¿por qué será?…

  3. Asturias

    Miguel hablan de cambiar la constitución, pero solo en un punto (déficit) y entre dos partidos y por presiones desde fuera.

    ¿No sería el momento de cambiar toda esta constitución (algo que es cuestión de tiempo, pues siempre quedan viejas)?

    Una nueva constitución para un nuevo tiempo, que aborde por un lado lo que no se pudo hacer pues veníamos de una dictadura y el ejército vigilaba y por otro los nuevos problema provenientes de la globalización.

    Pensemos que ademas de que esa constitución estaba limitada por el ejército, mucha gente que votó ha muerto y votantes actuales no lo hicieron en su momento pues no habían nacido.

    Puede que ahora sea un buen momento para actualizar el texto constitucional, no se, igual si puedes escribir un artículo sobre este tema…

  4. Roberto Alcázar

    No, no es recomendable mezclar el funcionamiento de las farmacias de calle y las hospitalarias. Las bonificaciones en estas últimas son harto infrecuentes, e ilegalísimas. Estas sueles pedir descuento en factura, pero con facturación absolutamente legal. Tampoco hay datos de venta hospitalaria públicos, salvo en concursos. Son temas muy, muy diferentes.

  5. Nikita

    Siguiendo las palabras de Roberto Alcázar, «la cosa» no es fácil pero tampoco es imposible. Hablo de denunciar las prácticas ilegales, no alegales, de las que se tenga conocimiento, dentro o fuera de la propia empresa, a título individual o colectivo (empresa, sindicato, asociación…)

    Reconozco que para denunciar a tu propia empresa hay que tener valor y creer mucho en uno mismo, lo cual no está al alcance de cualquiera. Pero lo que sigo sin entender es cómo todavía se pemite con impasibilidad que la competencia utilice prácticas ilegales para conseguir recetas: Todo el mundo lo sigue sabiendo y todo el mundo sigue callando. Typical spanish. En otros países no se actuaría así…

    Ahora dices que no son las grandes, que son las medianas y las pequeñas, pero se sigue sabiendo. Incluso hasta a mis oídos ha llegado que cierto laboratorio ofrece talones en blanco a ciertos especialistas y, aunque no sean exactamente en blanco, cualquiera puede imaginar que sus visitadores no se dedican precisamente a la información técnica sanitaria; efectivamente, coincide que es un laboratorio pequeño/mediano que no lleva mucho tiempo en España y, casualmente, de la noche a la mañana, sus fármacos, que son una extraña simbiosis entre genérico y marca, están en la mayoría de farmacias hospitarias…

    Por otro lado, las comidas tanto diurnas como nocturnas en restaurantes de lujo siguen exisitiendo. Se siguen celebrando finales de fútbol bañadas con cava de primera, y en lugares públicos… Algunos laboratorios limitan el número de comensales, pero este obstáculo se solventa pidiendo varias facturas de diferente fecha… y suma y sigue. Es cierto que como apenas hay moléculas nuevas, los grandes han recortado tremendamente sus presupuestos de inversión tanto como su plantilla.

    Por lo expuesto, entre otras razones, no creo que se pueda decir que el escenario de la visita médica haya cambiado drásticamente desde el punto de vista del consumidor que al fin y al cabo es el que paga el pato de todo este entramado y le da igual el tamaño de las empresas que no juegan limpio con su salud.

  6. Roberto Alcázar

    Mahesh, he de puntualizar algo muy importante: la industria en los últimos años ha cambiado drásticamente. Le puedo garantizar que los principales laboratorios hace tiempo que han cambiado de rumbo y han abandonado las manidas prácticas ilegales. Eso si, existen pequeños y medianos laboratorios que desesperamente y en un ambiente de gran crisis, están pescando con ese cebo ilegal, y digo pescando, porque en el médico también se ha obrado un gran cambio y le garantizo que quieren de todo menos problemas. También he de decir que la propia y paulatina de reducción de márgenes para los laboratorios, ha hecho que el capítulo inversiones en producto haya mermado considerablemente. Pero haber «cositas sucias», alguna queda. Mucho menos de lo parece. En el último libro de Miguel Jara se reflejan historias de empresas que tampoco funcionan ya así.En cinco años, esto ha cambiado mucho.

    En cuanto a su recalcitrante mensaje de denunciar, si es cierto, pero ¿quien denuncia?¿dónde?¿cómo?
    Imagínese que un trabajador, en este caso un visitador de un laboratorio tarugueador de segunda división (que repito, es dónde se sigue con esas prácticas, digamos alegales) denuncia, está en la calle en cuestión de segundos.Una vez que un trabajador denuncia, se acabó trabajar en esa empresa, y seguramente en el sector. Sólo con independencia, protección y seguridad se pueden acabar con esas prácticas.Y en visita médica a día de hoy, eso no existe. Ya se han cuidado el 100% de los laboratorios de tener comités de empresa totalmente controlados, sindicatos compradísimos (cuanto más grandes, más comprados) y también se encargan de imposibilitar una posible COLEGIACIÓN. La cosa no es tan fácil. Saludos.

    • Miguel Jara

      Roberto, este tipo de corrupción que narro en Laboratorio de médicos se sigue produciendo. Es cierto que en los últimos años ha cambiado; con motivo de la crisis los laboratorios se están deshaciendo de parte de sus plantillas de Ventas pero la presión se va trasladando a la farmacia hospitalaria y a la farmacia «de barrio» (tema bonificaciones). Estamos muy lejos de sustanciales mejoras, no digo ya de la «desaparición» de estas prácticas.

  7. Mahesh

    Sr. Roberto Alcázar, podemos decir misa, y seguro que tienes razón con muchos de tus planteamientos y comentarios…PERO tenemos que empezar por DENUNCIAR… y no cansarnos de DENUNCIAR hasta que esta especie llamada ser humano (o quizás en vias de ser humano), abra un poco los ojos. Después ya vendrá lo otro. Somos seres complejos pero a la vez muy simples.Una sola cosa a la vez para que no se nos maree la perdiz.Primero: DENUNCIAR; segundo: volver a DENUNCIAR y ser conscientes de lo que hay. Mis grandes felicitaciones Miguel por tu excelente e indispensable libro «Laboratorio de Médicos» que me leí de un tirón. Aunque tengo que confesarte que entre capítulo y capítulo tuve que tomarme altas dosis de limón exprimido para no vomitar. Intuía la corrupción médica y política respecto al medicamento, pero para serte sincero no podia imaginarme que fuera de tal calibre.
    Un saludo.

  8. Nikita

    Bonificación:

    La obligación del médico que detecta que un fármaco está produciendo efectos adversos no contemplados en su ficha técnica es ponerlo en conocimiento de las autoridades sanitarias. Y no lo digo yo, lo dicen las normas; en concreto, la Ley 29/2006 de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios (Art. 539 y el Real Decreto 1344/2007, de 11 de octubre, por el que se regula la farmacovigilancia de medicamentos de uso humano (Art. 7).

    http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/rd1344-2007.html

    El fin primordial de la farmacovigilancia es proporcionar de forma continuada la mejor información posible sobre la seguridad de los medicamentos, posibilitando así la adopción de las medidas oportunas y, de este modo, asegurar que los medicamentos disponibles en el mercado presenten una relación beneficio-riesgo favorable para la población en las condiciones de uso autorizadas.

    Con ello te quiero decir que si esto realmente ocurre, los médico, farmacéuticos, dentistas, enfermeros y demás profesionales sanitarios no deberían permanecen impasibles sino seguir los protocolos que existen cuando se detectan efectos secundarios no previstos, que incluye informar al representante de la empresa farmacéutica que debe elaborar un parte de farmacovigilancia y, por supuesto, a las autoridades sanitarias. Doy por hecho que el médico al que aludes cumpliría con su deber…

    Por otro lado, lo que se ha cuestionado tanto por Garpe como por mí es tu interpretación errónea de que los genéricos tienen «un 20% menos de principio activo». Los enlaces eran para que su lectura fuera más amena que el texto legal puro y duro, pero dado que dudas de los mismos te cuelgo la ley y el reglamento que la desarrolla:

    Ley 29/2006 de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios

    http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/l29-2006.t2.html#a53

    Real Decreto 1345/2007, de 11 de octubre, por el que se regula el procedimiento de autorización, registro y condiciones de dispensación de los medicamentos de uso humano fabricados industrialmente. (Art. 2.35)

    http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/rd1345-2007.html#a2

    Por último, en las declaraciones del médico que copias corroboras precisamente en lo que estamos de acuerdo que es que la diferencia entre diferentes genéricos y/o los de marca está en los excipientes y no en la cantidad de principio activo. No obstante, como ya te ha apuntado Garpe, si tienes pruebas de que se están comercializando fármacos que no cumplen con lo que indica su etiqueta o ficha técnica, es decir, tiene menos principio activo, creo que deberías denunciar en Sanidad y/o en el Juzgado de Guardia.

  9. Bonificacion

    Os dejo unas declaraciones de un médico en base a su expericencia en consulta:

    «Tengo una objeción importante: Una cosa es el mito de que los genéricos tienen peores excipientes, pero otra cosa es la realidad de que los genéricos tienen distintos excipientes. Y eso produce distintos efectos. En mi práctica médica he controlado varios casos de intolerancia gástrica, eczema, prurito, diarrea, además de falta del efecto terapéutico deseado (hiperglucemia, insomnio…) y otros efectos secundarios adversos (edema, náuseas, hipertiroidismo…) al cambiar a genérico. Que tenga el mismo principio activo no significa que tenga el mismo efecto terapéutico: eso sería como decir que todos los antiinflamatorios hacen lo mismo o tienen el mismo efecto terapéutico: una falacia. No es correcto decir que son el mismo medicamento el de marca y el genérico. Serían el mismo si tuvieran los mismos excipientes.»

  10. Bonificacion

    Nikita, Garpe: Me poneis enlaces que no me creo absolutamente nada. Unos publicados por la administración (los primeros interesados en los genéricos), y otro es el enlace de laboratorios Normon (laboratorio de genéricos precisamente). ¿Vosotros creeis que tanto la administración como los laboratorios de genéricos van a admitir que no tienen la misma eficacia?…hay que ser ingenuo. Así que Garpe, en ese sentido ignorancia tengo poca (me he tomado la molestia de comprobarlo en muchos médicos y todos coinciden en lo mismo, será que los que mienten serán ellos ¿no?…lo dudo); tampoco tengo mala fe, porque me da exactamente igual. Pero no me da igual que me hagan comulgar con ruedas de molino cuando yo mismo lo he podido comprobar (no me vas a decir tú cómo me ha sentado el genérico, eso solo lo sé yo, y desde luego no los tomaré mientras pueda). Y tampoco tengo intereses concretos, es más, no me interesan abolutamente nada.

    Y ya que en ese concepto coincidís Nikita y Garpe, sería interesante que nos explicarias a todos por qué hay diferencias entre los genéricos de un laboratorio X y los genéricos de un laboratorio Z. Y me refiero a diferencia en la calidad terapeutica, en no dar los mismo resultados uno y otro. ¿Podríais explicarlo eso un poco?

  11. Nikita

    Roberto Alcázar, yo te entiendo y comparto tu postura, pero también opino que somos rara avis en la profesión. Llevo tiempo defendiendo el cambio de visita médica en la red, en el blog de Miguel y en cuanto espacios surge el debate (Pharmacoserias, Pmfarma…) Mi esceptismo me lo transmiten todos estos visitadores que defienden la actual visita médica, a los que ni siquiera les interesa ser conscientes del problema ético y legal de ciertas prácticas e incluso se atreven a defender los métodos agresivos prohibidos expresamente no sólo en el Código Penal sino también en la Ley del Uso Racional del Medicamento.

    Un artículo que genero un gran debate y en el que participé activamente fue el publicado en Pmfarma, del que copio a continaución el link. Se puede comprobar la inquina en muchas de las respuestas que no sólo esconden un rechazo a sacar a la luz el tema del tarugueo en la visita médica sino incluso la voluntad de que las cosas sigan así.

    http://www.pmfarma.es/noticias/11941-los-consumidores-preocupados-por-la-influencia-de-la-industria-farmaceutica-en-los-medicos.html

    No puedo estar más de acuerdo en la necesidad de la sindicalización y, sobre todo, de pensar en colectivo. Casualmente, tengo formación específica en Derecho Sindical y te puedo decir que los trámites para fundar un sindicato no son complicados aunque conseguir afiliados no sea tan sencillo. En el caso de la visita médica, es crucial tener un sindicato que fuera el más representativo en el ámbito funcional, para que los intereses comunes de los visitadores, independientemente de la empresa en que trabajen, se defiendan, así como un convenio sectorial en el que se defina la profesión, se describan las generalidades del puesto de trabajo, las funciones y tareas… y, sobre todo, se prohiba expresamente las prácticas no éticas e ilícitas, prestando las garantías suficientes para que cualquier persona a través del sindicato pueda denunciar cuando las normas se infringen sin que su puesto de trabajo ni su profesionalidad peligren.

    Por supuesto también estoy de acuerdo contigo en el modelo a seguir, los APM argentinos. Tampoco hace falta inventar nada, solo adaptar su modelo a nuestras peculiaridades.

    Gracias por tu aportación y por mostrar a la opinión pública una imagen diferente del visitador médico.

  12. Mercadona

    Hola a todos, alguien sabe si existe un genérico de un anticonceptivo?
    después de 11 años en la industria farmacéutica os puedo asegurar que los genéricos no es lomismo y que los pacientes deben saber lo que están tomando y que elijan.ddpe
    intentaré escribir después que desde el teléfono es muy complicado

  13. Jara

    Hola Miguel;le mando el enlace.Es el siguiente: http://www.bolsonweb.com.ar/diariobolson/detalle.php?id_noticia=25271

    Espero que lo pueda ver ahora.

    Muchísimas gracias.

    Jara.

  14. Garpe

    ¿Seguimos diciendo que los genéricos tienen menor cantidad de fármaco que el original y por eso son más baratos….? … ¡¡¡ nada mas lejos…!!
    adjunto información al respecto:
    http://www.osakidetza.euskadi.net/r85-pkfarm02/es/contenidos/informacion/cevime_infac/es_cevime/adjuntos/infac_v15_n8.pdf
    Otro lugar de referencia:
    http://www.normon.es/media/manual_8/capitulo_34.pdf
    Otra referencia:
    http://www.riojasalud.es/ficheros/boletin_farmacoterapeutico/BFT01genericos.pdf
    Boletin Extremeño: estudio utilizando metodología GRADE:
    http://evalmedicamento.blogspot.com/2011/03/vol-2-n-2-bte-medicamentos-de-marca-vs.html
    Sinceramente, creo que con la evidencia existente… no se puede seguir manteniendo que un medicamento de marca y un generico desde un punto de vista terapeutico no son los mismo….. quien esto afirma.. o peca de ignorancia o mala fe o tiene intereses concretos para que esto se siga pensando….o debieran acudir al juzagdo de Guardia por fraude….
    saludos a todos

  15. Nikita

    Disculpa, Bonificiación, pero discrepo de tu interpretación del 20% en cuanto que ello significa que tengan un 20 % menos de principio activo.

    Estoy de acuerdo en cuanto a que el excipiente debería estar unificado; sobre todo, porque hay personas que no toleran ciertas sustancias como glucosa o lactosa que se utilizan como excipientes y en el caso de los genéricos debe ser el farmacéutico el que esté pendiente de esta interacción en lugar de su médico.

    Os paso un link que explica técnicamente la bioequivalencia de los genéricos:

    http://www2.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs/content/e5780b9f-61a2-11df-bf4e-0946409fd556/Infarma_Genericos.pdf

  16. Roberto Alcázar

    Nikita, no hablo utópicamente. Yo sé que es difícil, pero no imposible cambiar la visita médica. Obviamente es la herramienta que tienen los laboratorios para posicionar, difundir, vender, publicitar… Sus productos. Afortunadamente, en España está prohibida la publicidad de fármacos éticos al público en general , y son los congresos médicos, publicaciones especializadas y visita médica los únicos canales de promoción de fármacos.

    Evidentemente, no hay nada que sustituya el contacto humano, y este es el canal más potenciado por la industria para cumplir sus objetivos de ventas. Canal, llamemosle así, sobredimensionado durante años… Y al que han obligado a vivir y convivir con el cohecho. No entro a valorar el registro de fármacos, sus precios, sus indicaciones, su tiempo de patente… Yo soy visitador médico, y procuro hacer mi trabajo dignamente y dentro de la ley. Y quiero jubilarme en esto, me gusta, nunca me haré millonario… Pero disfruto con mi trabajo. Insisto en que las malas prácticas han descendido notablemente en los últimos años, pero en los pequeños y medianos laboratorios persisten residualmente.

    La visita médica es legal, y lo seguirá siendo. Y los médicos y pacientes seguirán desgraciadamente precisando de fármacos. Desgraciadamente, la industria últimamente ha tenido actuaciones lamentables, ha comercializado remedios de dudosa utilidad y ha sembrado el miedo. Me refiero a la pasada de la gripe aviar, de la escherichia coli, el manejo del VIH, la presión en sobredimensionar el TDAH…. Aunque afortunadamente muchos visitadores en nuestras promociones nunca tropezaremos con esos manejos, hay otros fármacos, muchos, necesarios, y con ventajas sobre lo antiguo, que precisan promoción para su venta. Si, venta, le duela a quien le duela. En un mundo capitalista, que es en el que vivimos, el retorno a tu labor y esfuerzo se mide en dinero. No en aplausos.
    Por lo que yo abogo en España, es por una demarcación de la visita médica. Por un cambio para bien. Sólo con una visita médica reconocida, respetada, protegida, legal… Se puede zanjar de una vez nuestra mala fama.
    Tenemos competencia, la web, los nuevos cargos dentro de los laboratorios que interactúan con los médicos y administraciones, pero no se hacen llamar visitadores. Esto no está regulado, y nos está quitando trabajo. Todo aquel que interactua con un profesional sanitario, sea por el camino que sea, debe de estar regulado y legalizado, aunque sea por teléfono.
    Somos un colectivo de pena, no nos creemos nada… Pero te garantizo que el único camino para lograr de una vez un marco estable y digno para la visita médica son la unión, regularización (léase colegiación ) y la sindicalización.
    Nos están erradicando, persiguiendo, manejando más que nunca, cambiando el perfil requerido cada 10 minutos, pero u obramos y luchamos nosotros por el cambio…. O la promoción de medicamentos siempre será sucia.
    Aunque sea tirar piedras contra nuestro tejado, las comisiones deben desaparecer, buscar otros caminos de compensación económica más allá de la zanahoria que supone a un comercial que su territorio vaya bien en ventas (GSK ya lo hace, y Procter & Gamble también) que no se ligue un trabajo bien hecho a un resultado IMS, que cambien las estructuras de ventas ( la mayoría de jefaturas carecen de contenido más allá que aprobar hojas de gastos y presionar)… Todo es susceptible de cambiar y mejorar.
    Por último, nosotros no vivimos de la desgracia ajena, estamos para mejorar la calidad de vida, y esto no es un slogan, es cierto.
    Necesitamos independencia y rigor, y un modelo similar al argentino. Y te puedo asegurar Nikita, que se puede. Saludos.

  17. Bonificacion

    Hola Miguel: Efectivamente la ley admite una diferencia en la composición del genérico respecto al original de marca. Esa diferencia actualmente es un máximo del 20% lo que admite la ley. Eso quiere decir que en los estudios de bioequivalencia se admite en la gráfica una diferencia del 20% máximo respecto al original, por lo tanto lleva un 20% menos de principio activo. Si existe ese porcentaje de diferencia, lógicamente el resultado no va a ser el mismo terapéuticamente hablando. Si a mí un Gelocatil me cubre pongamos 8 horas de efecto, el genérico (paracetamol en este caso) solo me va a hacer efecto apenas 6’5 horas; eso suponiendo que la diferencia de principio activo solo sea del 20%. Además, luego están las diferencias entre los excipientes que lo componen. Los excipientes son sustancias unidas al principio activo que actúan como vehículo para llevar al principio activo al sitio donde tiene que actuar, pero si existe un excipiente del genérico distinto al del original, ya no es lo mismo porque puede liberar antes de tiempo al principio activo en un sitio que no es el adecuado, por lo tanto cuando el principio activo llegue a su objetivo, va a llegar aún menos cantidad y evidentemente aún va a hacer efecto menos tiempo. Por eso son más baratos, porque no llevan la misma cantidad de principio activo, o porque tiene algunos excipientes distintos al original que lo hacen menos eficaz, o ambas cosas a la vez. La mayoría de la gente, cuando le dicen «este es más barato y es lo mismo», desconoce totalmente que en muchos casos la diferencia de precio son apenas unos céntimos respecto al original, y sin embargo se llevan un fármaco que como mínimo es un 20% menos eficaz. Yo personalmente, cuando necesito un fármaco por el motivo que sea, prefiero calidad en vez de ahorrarme 15 céntimos.

    Evidentemente esto que he explicado de la mejor manera que he podido, es por la experiencia personal y sobre todo por lo que me han demostrado en infinidad de ocasiones los propios médicos a los que he consultado (todos de una manera objetiva). Además, si alguien quiere verlo personalmente, solo tiene que ir a su médico de cabecera y pedirle una literatura de un genérico que tenga a mano en la consulta, y lo verá en la gráfica que siempre va acompañada en la misma.

  18. Bonificacion

    Frank:

    Si me permites, te cuento. Enfermedades inventadas…sí. Crear alarma social…también. Otra más: Dicen que los niveles óptimos de colesterol deben ser inferiores a 205…hace unos años decían que debían ser menores de 180….anteriormente dijeron que entre 180 y 210….pero ¿quien dijo eso?…la OMS (Organización Mundial de la Salud), lo dijeron las revistas especializadas de cardiología más prestigiosas a nivel mundial y un sin fín de estudios científicos que así lo demostraban…..

    ¿Sabes quién pagaba esos estudios científicos?, ¿sabes quien cobró por hacerlos?…y ¿sabías que los laboratorios cuando sacaban un fármaco para bajar el colesterol, era el que se encargaba de montar todo ese circo de estudios y demás para que la conclusión fuese que el fármaco ideal era el suyo? Todo está estudiado y planificado.

    Sobre los genéricos te aclaro un poco. Los genéricos no son ni más ni menos que el principio activo que es el que hace efecto, pero sin marca comercial. Por ejemplo: Gelocatil (esa es la marca); paracetamol (ese es el genérico, porque es el nombre del principio activo que lleva el Gelocatil). ¿Valen los genéricos para todas las enfermedades?…lo que vale es el principio activo, sea la marca que sea porque es el que te va a hacer efecto. Por lo tanto, hay principios activos para cada patología (enfermedades) pero son distintos. Para un dolor de cabeza te puede ir bien el paracetamol (genérico o marca), pero para una infección urinaria no. En ese caso se utilizan antibióticos genéricos o de marca (ciprofloxacino o norfloxacino, sean genéricos o de marca también). Ahora bien…¿tienen la misma calidad y efectos deseados?….te aseguro que NO. La calidad del genérico es inferior (y también su precio aunque sean céntimos en muchos casos).

    La pregunta era para Miguel, pero creo que yo podía ayudarte en esa duda.

    • Miguel Jara

      Frank, Bonificación, en efecto está respondida la pregunta de Frank. Pero al menos en teoría el genérico ha de ser prácticamente igual según la ley que el de marca. Creo que su biodisponibilidad puede por ley variar algo. Bonificación ¿podrías indicarnos desde tu experiencia cuales serían y por qué las diferencias sustanciales entre marca y genérico?

  19. Bonificacion

    Pilar Jimenez: Si no lo he entendido mal, está planteando la duda de si los fármacos son útiles o no para la medicina. Sería interesante debatirlo, pero en otro foro distinto porque aquí no se plantea eso, sino cómo funciona la maquinaria de la industria farmaceutica y sobre todo lo que ocurre en la trastienda.

    De todas formas, le quiero hacer un inciso sobre el tema de pagar usted con sus impuesto los medicamentos de otros. El sistema es el que es. De momento es así nos guste o no. Y el día de mañana para que usted tenga derecho a cobrar una pensión, previamente tendrá que haber cotizado a la seguridad social un número determinado de años, tome usted fármacos o flores silvestres del bosque para curarse un catarro. Tampoco soy muy amigo de los fármacos, pero alguna vez tengo que recurrir a ellos si quiero quitarme un dolor de cabeza o bajar la presión arterial. La manera en que la seguridad social destine lo que pagamos eso es cosa del sistema y quien lo administra, pero no nos queda otra que seguir pagando si el día de mañana queremos seguir comiendo (el que llegue a jubilarse).

  20. Bonificacion

    Roberto: Entiendo perfectamente tu planteamiento y preocupación sobre el presente y futuro de la profesión de I.T.S. (Informador Técnico Sanitario = Visitador Médico). Esa inquina que tienen la gente (los pacientes) también la puedo entender hasta cierto punto. Cuando la gente va al médico es porque no está bien de salud, van con molestias, dolores etc., y si despues de estar esperando su turno llega un delegado y se le cuela pues se calienta el ánimo. Aún se calienta más cuando sale el visitador y al entrar el paciente, éste ve encima de la mesa del médico una botella de vino caro, o un bolígrafo Mont Blanc (eso lo he visto yo). Con esos guisos el paciente no le queda otra que poner a parir al médico y al visitador. La culpa la tienen ambos (médico y visitador) por hacer esas cosas y encima a mitad de la consulta. Por tanto entiendo en parte que la gente le tenga tirria al delegado (no todos son así).

    Por otra parte, cuando tú entraste en la visita médica, sabías perfectamente de qué iba este negocio, si me lo niegas no te voy a creer. Nadie te puso una pistola en el pecho para que fueses delegado, eso lo elegiste tú. Todos y absolutamente todos los laboratorios funcionan de la misma manera. Existe el famoso «código deontológico» de Farmaindustria para no cometer cohecho y denunciar el que se vea, pero…¿cómo narices vas a denunciar eso si la propia Farmaindustria se encarga de buscar otras fórmulas para seguir haciendo lo mismo? Llevas toda la razón del mundo cuando dices que el visitador médico está menospreciado por su laboratorio, criticado por los pacientes, sometido a las directrices de su empresa, inestabilidad total en su puesto de trabajo, y desamparado a la hora de defender o denunciar. ¿Sabes lo que le importa eso a la industria?….una verdadera mier….porque para eso te pagan. Si no te interesa te vas y punto, mañana tendrán a otro que hará lo mismo, le guste o no (por desgracia).

  21. Roberto Alcázar

    Bonificación, no sólo las líneas-espejo, que afortunadamente van desapareciendo. Hay otras muchas herramientas lanzadas desde marketing que saturan al profesional… Y al profesional se le está machacando on-line y telefónicamente, hasta que diga basta. Los visitadores llevamos años pidiendo e-mails a los médicos e implicándoles con herramientas informáticas, que también nos están quitando el trabajo.
    La verdad, verdad, es que las prácticas alegales de la industria han caído en picado. Te garantizo que los grandes han cambiado drásticamente en los últimos años en sus políticas comerciales. Aunque eso si, no han cambiado en nada sus arquetipos de funcionamiento interno, de exigencia de ventas al delegado, de presión al mismo, de estructuras caducas de equipos con un sherif vigilante y presionador, de sueldazos en las altas estructuras, de cargos inútiles (eso si que encarece un fármaco)… Y miles de cosas más, que nadie les mete mano porque el currante de abajo NO TIENE seguridad, ni independencia, ni unión para hacerlo. La colegiación (no coligación como se empeña mi procesador de texto) COLEGIACIÓN, sería el primer paso para una visita médica adaptada a los tiempos.
    No conozco a ningún visitador médico que trabaje para su colectivo, no conozco a ningún visitador médico liberado sindical, como colectivo somos de lo peor… Y así nos va.
    No hace falta esperar a nada, Sr. Jara, para empezar a tener una visita médica de verdad. En el modelo actual tiene su lugar. Usted hablaba hace poco de la independencia necesaria en el periodismo, nosotros también necesitamos cierta independencia. A mi me gusta mi trabajo, creo que he participado en la formación de muchos cientos de médicos, que no tienen tiempo casi para hacer bien su trabajo… Como para actualizarse, o interesarse cuando llegan a casa de echarse un ojo a las novedades terapéuticas. Que no, que este mundillo no funciona como a muchos utópicamente les gustaría. Ah!, por cierto, el 90% de las buenas páginas que los médicos tienen en la web para estudiar… las paga la industria directa o indirectamente.

  22. Cachilo

    Pilar Jiménez, me rio junto contigo, a mi si me subvencionaban psicofarmacos todos los que quisiera pero por Gracia de Dios jamas me los tome, es mas, no los sacaba de la farmafia, yo sabia que en lo mio algo no estaba bien, me daban antidepresivos y ansiolíticos cuando mi problema era que no tenia fuerzas para tenerme en pie, me cansaba solo con moverme, tenia alergias, dolores entre otras cosas pero no estaba ni ansioso ni deprimido, aun tenia la valoración de psicólogo y ¿psiquiatra? que decía «no ansioso, no depresivo» aun así la medico de cabecera me recetaba esas pócimas, luego cuando me entere por el protocolo ntp229 que mis problemas venían por el envenenamiento con el mercurio de las amalgamas dentales, es que aterrice en donde estaba metido y mas me di contra la nariz cuando empece a reclamar el cumplimiento del protocolo y la atención preventiva (retirada de amalgamas y desintoxicación) ahí le vi los dientes al zorro, ahí empezaron a tener conflictos entre ellos pues algunos no se querían pringar y me recetaban los estudios pertinentes pero luego me los negaban, pase de ser «no ansioso, no depresivo» a ser «trastornado delirante con discurso centrado en envenenamiento con mercurio» lo gracioso del asunto es que el envenenamiento con mercurio provoca delirios, pero curiosamente ellos querían «tratarme» el delirio pero no querían buscar la causa, hasta intentaron internamiento para «tratamiento psiquiátrico» ahí fue que comprobé mis sospechas, la diseminacion de mercurio es uno de los «grilletes químicos» que estas corporaciones mafiosas disfrazadas de sanidad y farmacia usan para hacer funcionar la industria de la enfermedad, en realidad las farmacéuticas y todo el sistema «sanitario» vive de enfermar a la gente, la opulencia de unos pocos sostenida por el sufrimiento de cientos de millones.

    Hoy solo puedo decir que estoy mejor desde que no voy al medico ni consumo ni siquiera un analgésico de la farmafia, desde luego también quite esa alquimia (aprobada por el sistema) de mi boca… Lo realmente espeluznante sera cuando nos enteremos en realidad a cuantos enfermó y mató este sistema por cada «curado» y la cuenta de, que mejor nunca hubiese existido la alopatia ni los hospitales…
    Cuando escucho las campañas oficiales sobre el peligro del mercurio en las pilas, me viene a la memoria la cantidad de ese veneno que ellos mismos me metieron directamente en la boca y aun están metiendo en tanta gente, luego en la época en que trabaje en una clínica privada como maestranza (cosas que vi ahora no contare pero da para las «historias de terror») recuerdo que de un solo sifón del lavabo de una oficina de enfermería, con la ayuda de una cuchara doblada que usó mi compañero, de ese solo, sacó 2 Kg de mercurio cuya fuente eran los tensiometros de columna y termómetros rotos, si Un gramo de mercurio contamina 1.000 toneladas de agua, pues vamos multiplicando la cantidad de kilos de mercurio por oficinas de enfermería que en su tiempo han volcado este veneno letal al drenaje, con ese solo dato (sin contar radiación, desechos mal dispuestos, infecciones intra-hospitalarias errores y «errores» y enfermedades colaterales de tratamientos), ya tenemos que el sistema hospitalario ha enfermado/matado y va a enfermar/matar a muy muchísima mas gente de la que podría curar aun si fuera esa su única intensión purisima y santa, menos lo hará si como ocurre, lejos de aceptar los errores, los ocultan y aun los aprovechan y los potencian para llenarse los bolsillos.

    Ciertamente el intento del ser humano (que puede ser muy honrado) por sanar al prójimo, fue como todo en este mundo, institucionalizado y monopolizado para control de unos pocos, corrompido hasta el tuétano y han disfrazado el vil comercio de servicio a los venenos de medicinas y a los grilletes de tratamiento.

    ESTAFA de unos pocos a la humanidad, estafa mas grande, no se ha visto ni se vera jamas. Luego no es cierto que no se puedan sacar lo visitadores ¿a poco mandan ellos sobre el pueblo? lo cierto es que el EMPLEADO medico tiene medios de actualización mas idóneos y menos proclives al «pecado» que la visita del vendedor/propagandero, y la consulta PUBLICA es para consulta medica y no un chiringuito con clientes cautivos, ni es un consultorio privado.

    Pilar Jiménez, si esto fuese «mal que por bien no venga» pues bienvenido pero, no depende de ellos ni de las medidas que tomen y por mas que muevan los muñequitos de un lado para el otro, la sanidad publica esta mas que muerta, estos solo blanquean el sepulcro para seguir robando dinero y salud al pueblo traicionando quizás al ladrón menor, recordemos que el verdadero gobierno es la sociedad de mafiosos ultramillonarios que no da la cara, se me hace que el bien vendrá cuando mas gente se de cuenta de que la droga del sistema y el sistema en si no es sanitario sino comercial, privado, con clientes cautivos y potenciador de enfermedades para empezar a tomar la salud en sus manos.
    .
    «Maldito el hombre que confía en el hombre» dice el Señor.
    .

  23. Nikita

    ¿De verdad crees que algún día se luchará por una visita médica honesta, útil y legal, Roberto Alcázar? Permíteme que lo dude y no porque discrepe de tu planteamiento, que creo que es de lo más razonable, sino porque estoy convencida de que a la industria farmacéutica le interesa que esto no cambie ya que el visitador médico es el verdadero motor del core de este negocio que se mide por ventas y considera la salud en un segundo plano. Me consta que el perfil demandado en visita médica actualmente es el de un vendedor agresivo, a ser posible con licenciatura en ciencias de la salud, pero sin ningún problema en comprar voluntades; y eso precisamente no es un ejemplo de que el escenario de la visita médica esté cambiando.

    Por otro lado, suscribo absolutamente las palabras de Bonificación que no hacen más que corroborar que la visita médica es una herramienta diseñada por la industria farmacéutica para poder interactuar sin obstáculos con los funcionarios médicos, disfrazando de información y formación lo que son puras acciones comerciales incardinadas en un ilícito penal en el momento que a través de determinados recursos (presupuestos de inversión) se pretende aumentar las recetas de un fármaco. Ni que decir tiene que la duplicidad, triplicidad, incluso cuatriplicidad, de las líneas en espejo no sólo son fuente de malestar para muchos médicos sino que también es una muestra de cómo se diseñan estrategias de ventas al margen de la circulares que regulan el número de visitas médicas al año por laboratorio y por médico.

    La verdad es que tener que saltarse las normas para poder cumplir con las exigencias de tu empresa es bastante indignante, pero no poder trabajar en el sector precisamente por denunciar estas situaciones es un indicador de la cultura que sigue predominando en la mayoría de empresas farmacéuticas, independientemente que sean fabricantes de marca o de genéricos.

  24. Frank

    Hola buenas, Miguel ,con noticias como estas cada vez se esta demostrando como las grandes compañias farmaceuticas, aparte de crear falsas alarmas con enfermedades inventadas (Gripe A), intentan hacer más caja con los medicamentos no genericos.

    Lo màs increible y a su vez penoso es como los gobiernos de antaño y ahora no han hecho nada al respecto sino que han dejado barra libre.

    Pero no obstante me gustaria preguntarte Miguel ¿todos los genericos sirven para todas las enfermedades? Me refiero a si algunos medicamentos para ciertas enfermedades no se puede utilizar genericos.

  25. Bonificacion

    Roberto, una de ellas podría ser eliminar la duplicidad de líneas en algunos laboratorios. Me explico: Si yo fuese médico estaría hasta las narices de recibir a dos visitadores del mismo laboratorio con el mismo producto cada semana o diez días (las famosas «lineas-espejo»…menuda gilipollez de la industria). Eso lo inventaron para aumentar el número de «impactos» (otro término absurdo frecuentemente usado en la industria).

    Si eliminasen solo eso, se reduciría en cierta manera el malestar de muchos médicos respecto a la visita médica y evidentemente también se reduciría el número de delegados innecesarios que puedan incurrir en un delito de cohecho. Si quieres también podemos hablar de «presupuestos», «acciones comerciales», «estudios científicos», «bricks», IMS, etc…

    Un saludo.

  26. Pilar Jiménez

    Pues la verdad estoy harta de reirme. Yo que llevo 30 años sin usar la sanidad pública, ni yo ni mi hija que nació y vivió cinco años en Londres, yo que siempre me he tenido que pagar los medicamentos, como en la antigüedad, yo que le tengo terror a los antibióticos con los que casi pierdo un riñón si no hubiera dejado de tomarlos para una simple cistitis, yo que tengo terror a la quimio porque he visto como mataban a mi hermana atiborrándola cuando ya estaba casi muerta, yo que hoy tengo que ahorrar para pagarme medicina real (biólógica, cuántica, homeopática, osteopática, kinesiológica o nutricional). A mí que la sanidad no me ha subvencionado nunca un medicamento (por lo que estoy sanísima con 57 años) y he visto como los mismos pacientes programados por big farma me ridiculizaban a pesar de que con mis impuestos yo también pagaba sus horrendos medicamentos, repito, me estoy muriendo de risa.

    Quizás ya no tenga yo que pagar quimio que sé que mata porque son los mismos venenos que usaron los nazis en dosis mayores como armas químicas. Quizás ya no tenga que subvencionar adicciones subvencionadas por la sanidad como son todos lo psicofármacos (drogas para adictos legales). Quizás esos ancianos que están adictos emocional o físicamente a drogas de la sanidad tengan que pensar y buscar la vida y la sabiduría, no la droga sanitaria. Quizás, quizás esto sea un mal que por bien no venga. Ya sé que mucha gente pensará que la quimio y los psicofármacos tienen alguna utilidad. Yo no pienso asi y es mi opinión bien documentada y vivida durante 30 años. Lo que me parece inmoral es que yo tenga que pagarme mis curas y además pagar las no-curas de una sanidad corrupta o simplemente ignorante y politizada.

  27. Jara

    Hola;le he enviado este mensaje en varias ocasiones y no he recibido una respuesta.

    Me interesa mucho que me diga si sabe algo al respecto de este artículo o qué opina:

    http://bolsonweb.com.ar/diario…..icia=25271

    Un saludo y gracias,
    Jara.

    • Miguel Jara

      Jara, no me abre el enlace envíemelo de nuevo e intento verlo y comentarle.

  28. Roberto Alcázar

    El cohecho, el expolio, la extorsión, el robo, hurto, secuestro… Malversación… Están prohibidas por todos los códigos, no es necesario ningún Real Decreto para regularlo. Veo la gran inquina que se tiene a la visita médica, y no es el camino. Me refiero, que la pueden cambiar, regular, entorpecer, pero nunca prohibir. Eso si, planteo aquí un tema para reflexionar: ¿y si realmente se hiciese algo por la visita médica? ¿creéis que faena industria hace algo por nosotros? ¿y los sindicatos? ¿y algún organismo? Nosotros necesitamos un verdadero cambio, necesitamos una coligación, independencia, seguridad en nuestro trabajo, seguridad para denunciar… Una visita médica honesta, útil, legal… Y no sometida, mal vista, en precario, insultada… Es más fácil apoyar y luchar por una rigurosa visita médica, de profesionales íntegros, que seguir apuntando a ella hasta el infinito como el cáncer de un sector. Es como seguir siempre queriendo prohibir la prostitución, echándo la culpa de la misma sólo a las prostitutas. Plantéatelo Miguel, siempre existiremos, y queremos estar, pero con dignidad. Saludos.

    • Miguel Jara

      Roberto, entiendo perfectamente su visión y en parte creo que lleva razón. Cando escribo sobre la visita médica me refiero a como funciona en la actualidad y por supuesto que la responsabilidad es de los laboratorios y en concreto de los departamentos de Ventas o Marketing, de la que depende. Todo lo punible que haga un o una visitador/a es responsabilidad de quien los firma y de quien es exige que hagan eso. Pero el propio delegado/a también tiene una responsabilidad personal al participar de todo ello (y el médico que entra en el juego, claro). Pero es indudable que la presión que se ejerce sobre el médico con la visita consigue como «daño colateral» que aumente el gasto farmacéutico. Sólo cambiando el modelo tendría sentido cambiar de visita médica para que fuera útil, rigurosa, etc. Pero eso no ocurrirá a corto plazo y por ello muchos médicos optan por formarse ellos mimos con los recursos de la red, que haberlos hailos y muy buenos.

  29. Dani

    Permítame comentarle la sentencia siguiente:

    «Las presiones que sufren los médicos mediante los delegados de ventas de los laboratorios (los conocidos visitadores médicos) están en el epicentro del innecesario gasto farmacéutico».

    No opino de la misma manera. Estos agentes que acaba de citar son simplemente eso; agentes de un principal que es la industria en sí. Son una correa de transmisión de un motor que piensa en la enfermedad como manera de generar beneficios. Con un ámbito de negocio que es una sociedad que carece de la misma información que el principal antes citado.

    Resumiendo los problemas principales que enumeraría:

    *Mayor importancia de los intereses comerciales que de los intereses científicos por el hecho de organizarse la producción de salud a través de una industria capitalista.
    *Asimetrías en la información.
    *Imposibilidad de elección del tipo de medicina en la sanidad pública.

  30. Roberto Alcázar

    Sr. Jara, ¿cuales son las «Leyes Necesarias» para meter mano a la visita médica? Gracias.

    • Miguel Jara

      Roberto me refiero a que sin ir más lejos el Código Penal o la citada Ley del Medicamento prohiben expresamente el coheho a funcionarios públicos como tantos médicos.

Deja un comentario a SACYL

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.