Mamografías sistemáticas, ¿marketing del cáncer?

Hace unos meses una lectora del blog me escribió porque había leído en el Diario Vasco que el Partido Popular (PP), con el apoyo del PSOE, había exigido y conseguido que las mamografías en Euskadi se realicen a partir de los 45 años. Hay dudas sobre la eficacia de las mamografías en las mujeres premenopáusicas y sobre su balance beneficio-riesgos, me advertía. Lo que no hay duda es que se trata una vez más de un pingüe negocio, añadía. Quería que tratara el asunto. Básicamente, la controversia reside en la falta de estudios bien hechos que avalen la eficacia de las mamografías; el aumento de falsos positivos en las mamografías a premenopáusicas que, además del susto impresionante que se llevan, se ven obligadas a la realización de una dolorosa biopsia; la detección de cánceres que jamás evolucionarían pero que sí acarrean terapias muy agresivas, como la quimioterapia (el remedio puede ser peor que la enfermedad), la mastectomía, “una verdadera mutilación que afecta directamente a la feminidad y pone en serio peligro la autoestima” -comentaba mi interlocutora-; y la acumulación innecesaria de radiaciones ionizantes. Se habla incluso de que las mamografías podrían estar “mitificadas”.

Mama1

No es poco riesgo el que se toma con este método de “detección precoz” o “prevención” del cáncer de mama. Me llega hoy un artículo publicado en el blog de la escritora y activista social Barbara Ehrenreich que va muy en la línea de mi “corresponsal” vasca. Reproducido en castellano por sinpermiso.info, en él su autora escribe que los intentos de conseguir una “detección precoz” del cáncer de mama a base de mamografías

“nada tiene que ver con los costes de la atención médica. Si alguien me demostrase que manteniendo los actuales niveles de práctica de mamografías estaríamos salvando vidas, daría todo mi apoyo a esta lucha… y no me importaría lo que costase. Pero los números son tozudos: realizar mamografías rutinarias a mujeres menores de 50 años no reduce la mortalidad por cáncer de mama en este grupo. Tampoco las mujeres de más edad necesitan obligatoriamente una mamografía anual. De hecho, todo el dogma acerca de la “detección temprana” está en cuestión“.

Ehrenreich narra a continuación su experiencia personal con el cáncer de mama y las mamografías y con la Terapia Hormonal Sustitutoria (THS). Aconsejo leer los cuatro párrafos que dedica a ello porque ella plantea la siguiente conclusión:

Las mamografías reclutan a mujeres para la quimioterapia igual que los lazos rosas reclutan mujeres para que se realicen mamografías.
Lo que necesitamos es un nuevo movimiento por la salud de la mujer. Uno que sea fuerte y suficientemente escéptico para hacer todas las preguntas difíciles: ¿Cuáles son las causas medio ambientales y de estilo de vida que están produciendo la actual epidemia de cáncer de mama? ¿Por qué los tratamientos existentes, como la quimioterapia, son tan extraordinariamente tóxicos? Y, si el relato histórico de la progresión del cáncer en diversas etapas no puede ya sostenerse en base a evidencias científicas… ¿Cuál es el curso real de esta enfermedad (o enfermedades)?

Las mamografías reclutan a mujeres para la quimioterapia igual que los lazos rosas reclutan mujeres para que se realicen mamografías. Lo que necesitamos es un nuevo movimiento por la salud de la mujer. Uno que sea fuerte y suficientemente escéptico para hacer todas las preguntas difíciles: ¿Cuáles son las causas medio ambientales y de estilo de vida que están produciendo la actual epidemia de cáncer de mama? ¿Por qué los tratamientos existentes, como la quimioterapia, son tan extraordinariamente tóxicos? Y, si el relato histórico de la progresión del cáncer en diversas etapas no puede ya sostenerse en base a evidencias científicas… ¿Cuál es el curso real de esta enfermedad (o enfermedades)?

Sin conocer a fondo cómo funciona el cribado a través de mamografías no pueden tomarse decisiones informadas y es mucho más difícil y poco interesante desde el punto de vista comercial promover la información de calidad que vender el cribado y los tratamientos posteriores. Por ello me parece de especial importancia leer las diez cosas que las mujeres han de conocer antes de someterse a las mamografías, publicado por la revista Mujeres y Salud.

Más info: En el libro Traficantes de salud. Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad hay información sobre las campañas que, como la de “detección precoz” de la osteoporosis mediante densitometrías, financian y fomentan los laboratorios farmacéuticos para abrir nuevos mercados en personas sanas. Este asunto también se trata con profusión en La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009).

10 Comentarios a “Mamografías sistemáticas, ¿marketing del cáncer?”
  1. Afectada

    Soy una víctima más del screening mamográfico y firme candidata a lo que veo que algunos llaman sobretratamiento. Estoy viviendo unos momentos de desconsuelo y agradezco el encontrar opiniones que cuestionan la eficacia de estos chequeos masivos a los que nos someten por presión social y casi por obligación.

    No quiero caer en la exageración de las teorías conspiratorias, pero voy camino de una segunda cirugía de mama en un año porque en mis últimas mamografías aparecen “anormalidades sospechosas”, que a continuación deben biopsiar “para mayor tranquilidad” y que como tampoco garantizan radicalmente que no haya un carcinoma oculto alrededor de la muestra me llevan finalmente al quirófano. Un resultado de benignidad no me libra de que en la siguiente mamografía vuelvan a detectar anormalidades y como ya tengo antecedentes se repite de nuevo la historia de la biopsia “por tranquilidad” y la cirugía “para asegurarnos”.

    En mi situación no me puedo permitir el lujo de negarme a tanta prueba por dolorosa que sea y por mucho que me detenga el ritmo de mi vida normal durante meses, porque parece que me la juego y que soy una irresponsable. No me han declarado ninguna enfermedad y sin embargo ya vivo como una enferma crónica sometida a una estrecha vigilancia y tratamientos quirúrgicos “por si acaso” de por vida. ¿Realmente merece esto la pena?

  2. Isa

    En el País Vasco se están haciendo mamografías a partir de los 35 años.

  3. Juan Carlos Schurig Terraf

    El médico se ha vuelto un “lector de estudios complementarios” y ha dejado la clinica médica de lado. Por dos razones o tres como sumo.
    1 .Comodidad.
    2. Beneficios económicos de las empresas que le dan porcentajes.
    3. La mala didáctica universitaria que abraza la tecnología.
    Los resultados: riesgos para el enfermo, lentitud, incremento del gasto.
    Cuando algo ocurre debemos de preguntarnos: ¿A quien beneficia, tal o cual cosa? y la respuesta vendrá solita.
    Ojo ESO TAMBIÉN PASA EN ARGENTINA.
    Dr. Juan Carlos Schurig Terraf , médico colegiado en Barcelona n° . 20.987 y en Argentina: 2.345.

  4. Daniel

    ¡Exactamente…! lo que dice Luis Piña Cuadrado: la autoestima como mujer: como mujer en el mundo en el que sobrevivir y como ser femenino sensual y sexual.

    De todas formas… yo creo que todas estas medidas pseudosanitarias (y mafiosas, por supuesto) progresan porque la población no quiere responsabilizarse de sus propios males, o al menos en parte. Se acogen a que una autoridad externa los cuide… y punto.

    Mucho se habla en contra de la anorexia, pero bien que se potencia la desfeminización de la mujer sutilmente, a través del enaltecimiento de, por ejemplo, deportistas mujeres que participan en actividades tradicionalmente masculinas… y su cuerpo ya no recuerda a esa mujer por la que se darían la vuelta en la calle hasta los caballos de los carros de Sevilla.

    En fin, que me ha gustado mucho la aportación del mencionado Luis.

    Un saludo a todos.

    Daniel

  5. Danny

    Hola a todos, despues de leer y releer en varios sitios, sigo pensando que los lacteos no son un producto tan bueno como nos hacen creer, y concretamente para evitar el cancer de mama, parece ser algo a tener muy en cuenta. Cada día estoy mas contento de mi decisión de ser vegano.

    http://colombia.indymedia.org/news/2006/11/52155.php

  6. Lluisa

    Mi intuición me dice que estamos a las puertas de miedos y seguridades que nos venden y nos venderán, algunos por buena fe y otros para aprovechar los últimos boletos que quedan en este sorteo de chupópteros que algún dia debe acabar.
    Creo que solo una educación futura adecuada en nuestros hijos y un desarrollo de la conciencia humana lo hará posible.
    Deseo que tengamos un año equilibrado y sano.

  7. Luis Piña Cuadrado

    La industria farmaceutica con la complicidad de los estados recurre a la tactica del miedo para aumentar candidatos a los benefiosos tratamientos (para sus intereses economicos) y para ello a la concienciacion colectiva para supuesta deteccion precoz de las
    enfermedades, que en realidad lo que se consigue es la somatizacion del miedo a las enfermedades que en teoria se pretende prevenir y que no se previenen.
    ¿Por qué en lugar de todo esto no se rebajan los factores que potencialmente pueden dar origen a muchas de las enfermedades?
    En el caso del cancer de mama en lugar de tantas mamografias, biopsias, reducir los factores estresantes, mejorar condiciones de compaginar vida laboral, familiar, aumentar todos los factores que ayuden a valorar positivamente su autoestima como mujer
    y como persona. Todo esto que puede parecer a simple vista de poca importancia favorece que el sistema inmune este en mejores condiciones para prevenir ciertas patologias y solo que en caso de que se provoquen se deben poner en marcha los sistemas de diagnostico y tratamiento de las mismas.

    El miedo continuo a una enfermedad puede llegar a provocarla por somatización, con lo cual si se da la enfermedad es mucho mejor enfrentarse a ella para superarla y curarla, que temerla entes de que aparezcan los primeros sintomas.

  8. Isa

    Hola!

    He leído tus libros, bueno, estoy por la mitad de La Salud que Viene y me está gustando mucho. También visito el blog a menudo, no lo puedo evitar. Admiro todo tu trabajo, eres un valiente.

    Hay un estudio noruego interesante al respecto:

    FUENTE: EL DIARIO MONTAÑÉS (también ha salido hace unos números un comentario al respecto en la revista DSalud)
    CÁNCER DE MAMA Curaciones espontáneas que no son un milagro
    Un estudio noruego sugiere que algunos tumores de mama detectados por la mamografía pueden desaparecer por sí solos sin tener que tratarlos
    N. RAMÍREZ DE CASTRO

    CÁNCER DE MAMA Curaciones espontáneas que no son un milagro
    La detección precoz es la mejor arma contra el cáncer. / DM
    Este es el mensaje de un estudio polémico que médicos noruegos han publicado recientemente en la revista «Archivos de Medicina Interna». La investigación sugiere que incluso algunos tumores invasivos de mama pueden desaparecer de forma espontánea sin tratamiento.
    Esta conclusión llega después de que el Instituto de Salud Pública de Noruega y el Hospital Universitario Ulleval de Oslo compararan las mamamografías de dos grupos de mujeres de entre 50 y 64 años en dos periodos consecutivos, con una diferencia de seis años. Un grupo de 109.784 mujeres fue seguido desde 1992 a 1997. Y el segundo, de 119.427, entre 1996 y 2001.
    De momento, el descubrimiento no tiene aplicaciones prácticas. Pero en los próximos años podría haber herramientas que permitan a los oncólogos decidir qué tipo de tumores deben tratarse o cuáles se pueden dejar sin hacer nada y sin riesgo para las pacientes.
    «Sobretratamiento»
    La investigación deja también en el aire una pregunta: ¿Estamos tratando en exceso a algunas pacientes de cáncer de mama?
    César Rodríguez, oncólogo del Hospital Clínico de Salamanca y portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica, no duda al responder. «Puede, pero el balance riesgo-beneficio nos inclina a tratar, aunque en algunos casos sepamos que estamos ‘sobretratando’ a algunas mujeres».
    Los oncólogos saben que algunos tumores se curan de forma espontánea. Ocurre no sólo con el cáncer de mama sino también con algunos melanomas y tumores renales. Son casos muy raros, pero existen y no son milagros. El sistema inmune, nuestro sistema de defensa, a veces logra combatirlos sin ayuda de fármacos ni cirugía.
    Otra razón médica para justificar esas desapariciones espontáneas es que hay tumores que necesitan tanto tiempo para progresar que a veces nunca llegan a dar la cara ni a dar síntomas. Eso es frecuente en el cáncer de próstata.
    La mamografía podría sacar a la luz tumores que quizá nunca darían problemas «pero hoy no existe ninguna herramienta que permita distinguir entre los que son una bomba de relojería y los inocentes», explica el portavoz de la Seom.
    Un hecho cierto es que un tipo de cáncer de mama -el carcinoma «in situ»- ha aumentado desde que se extendieron las mamografías.

  9. Alicia Llosas

    ¡Gracias por publicarlo!

    Como paciente oncológica (tumor de ovario) para mi es MUY importante tener una información fácil de entender y unas pautas para seguir; para que las demás mujeres que pasen por ahí no las engañen: mi oncólogo me pedía mamografias anuales (tengo sólo 42 años), en el Hospital Trueta (Girona) me aseguraron que eran totalmente “inócuas” e insistieron bastante para que las hiciera. Nunca me han dicho que es mejor el examen manual del pecho (annual clinical breast examination, CBE).

    La Generalitat Catalana también nos quiere hacer pasar por el tubo de las mamografias:
    http://www.gencat.cat/salut/depsalut/html/ca/premsa/doc32159.html

    Este link http://world-wire.com/news/0911240002.html explica como las mamografias:
    -chafan el pecho (Breast Compression)
    -hay radiaciones (significant cumulative risks of initiating and promoting breast cancer)
    – …

    – es muy importante sustituir las mamografias por los exámenes manuales inócuos anuales.

    Espero que salga más información como esta para que haya un cambio de política!!!

  10. Freeman

    Muy bueno el artículo, y hermosa, realmente hermosa, la imagen. 😉
    Un abrazo,
    Freeman

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.