Una economía que no tienda al absurdo crecimiento infinito

Por

13 de noviembre de 2009Sin categoría6 Comentarios

Pensaba escribir esta entrada dedicada a Ariadna, lectora y comentarista incansable de este blog, que en un comentario me pide que le cuente cómo fue la conferencia en BioCultura el sábado pasado (prometo hacerlo mañana). Acabo de leer la reseña que han publicado sobre mi libro Eva y David, la primera enferma de Sensibilidad Química Múltiple y protagonista de varias páginas de mi nuevo libro, en su blog y no he podido contenerme. Creo que ni yo hubiera podio hacer un resumen mejor, han sabido captar la esencia del libro:

“Todo lo que Miguel Jara expone en su último libro: datos, testimonios, hechos y reflexiones, son total y lastimosamente ciertas. Es necesario palpar con tus propios ojos lo que explica en sus capítulos para darte cuenta de lo corta que queda la imaginación de libros como “1984” o “Un mundo feliz” comparados con la cruda y rancia realidad que nos toca vivir”.

Iceberg

(…)

“Su libro es un arma afiladísima de riguroso periodismo -del que tanto se echa en falta- en el que te enseña a ir atando cabos sueltos, a percibir conexiones tan evidentes que se convierten en invisibles y a dejar de ver los troncos del bosque para poderte fijar en las raíces podridas en las que se sustenta. En la primera parte, con una sensibilidad y compromiso admirables, Miguel Jara da voz a personas de las que nadie quiere saber nada, verdaderas alarmas biológicas que nadie quiere escuchar y ejemplos de las gravísimas enfermedades que se harán tristemente habituales en pocos años y para las que ningún gobierno o administración está preparado, ni parece tener intención de prepararse. En su segunda parte disecciona los mecanismos de mercado, dirigidos principalmente por las grandes farmacéuticas, que utilizan para anestesiarnos como individuos y convertirnos en un rebaño atemorizado por enfermedades creadas de la nada que nos harán consumir sus productos. Las industrias farmacéuticas y de alta tecnología, los gobiernos, importantes entidades culturales, colegios médicos, medios de comunicación; de manera consciente o no, prostituidos o no, juntos conforman un ente invisible que nos amenaza, que nos hace sentir miedo para hacernos consumir, pero que a la vez nos consigue hacer creer que vivimos en la mejor de las sociedades que la humanidad ha conocido“.

(…)

“Estamos llegando, si no lo hemos hecho ya, al punto de inflexión, al vórtice del cambio que se tiene irremediablemente que producir para que nuestro imposible sistema económico caiga como un castillo de naipes, por fin dando paso a una economía que no tienda al absurdo crecimiento infinito, que no se base en la eliminación mental y física de los individuos que componen su sociedad y que respete la vida a nivel planetario, ya que nuestra existencia depende de ello.

Pasar sus páginas te llena poco a poco de indignación, impotencia y rabia que se convierten, tras haber leído el libro, en inconformismo, pensamiento y acción, que es lo que realmente te hace libre“.

Si les apetece lean la entrada completa.

6 Comentarios a “Una economía que no tienda al absurdo crecimiento infinito”
  1. Eva Caballé

    Gracias Miguel por publicar la reseña que David ha hecho de tu libro. Me alegra que David haya sabido captar la esencia de tu libro, pero según él ha sido fácil porque tu libro le ha atrapado de principio a fin.

    Por mi parte quiero agradecerte cómo has recogido mi testimonio, ya que has captado perfectamente mi esencia y la realidad que me ha tocado vivir.

    Un abrazo,
    Eva

  2. Ariadna

    Todos aquellos para los que la salud que viene es ya parte de nuestro presente tenemos que dar las gracias a Miguel Jara y a los otros poquitos mosqueteros insobornables que se dedican a esto. Ojalá cunda el ejemplo y las facultades de periodismo den buenas cosechas (sin transgénicos ni pesticidas) en un futuro próximo. De momento, a difundirlo, a sacudir conciencias y a no quedarse callados. Eso por lo menos.

  3. David Palma

    Muchas gracias por reproducir en tu blog la reseña que he escrito de tu libro, es todo un honor.

    Te aseguro que si el libro no tuviera la calidad que tiene, no podría haber hecho una reseña digna de mención. Creo que se consigue con creces el objetivo para el que creo que está escrito: espabilar las mentes y comprometer las conciencias.

    Un abrazo,
    David Palma.

  4. clara valverde

    Miguel, tu libro es muy impactante. Ya era hora que saliera un libro que tocara todos estos temas y en castellano! Estamos en un país muy contaminado y tu libro nos avisa de todos estos peligros. Tu libro también está escrito de una manera amena y cercana. Por eso lo recomiendo para escuelas de enfermería,medicina, salud pública, etc.

  5. jaxinto

    Portal de Economía Solidaria

    http://www.economiasolidaria.org

  6. jaxinto

    Creo que una referencia fundamental es la Economía alternativa y Solidaria, además de los grupos de consumo, de soberanía alimentaria, decrecimiento…

    Herramientas en marcha universalizables, asequibles (banca ética, revisión crítica de procesos de consumo-producción-distribución, empresas solidarias, materiales divulgativos, redes de encuentro inter-personal e inter-colectivo…)

    http:.economiasolidaria.org

    Salud, economía solidaria y cultura libre

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.