La Asociación Contra el Cáncer, financiada por sectores contaminantes

Por

21 de noviembre de 2008Medicina Sin categoría8 Comentarios

Hace unas semanas, la asociación Antenano-Getxo, dedicada a denunciar los peligros para nuestra salud de la contaminación electromagnética, se dirigió por email a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). El pasado 8 de octubre, la Agencia Internacional para la Investigación del Cancer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), emitió un nuevo comunicado con la actualización de los resultados del proyecto Interphone. “Aunque todavía los resultados son parciales, nos dice que en base a estos resultados, los usuarios que lleven más de diez años usando el móvil, tienen más posibilidades de contraer cáncer”, argumentaban en su correo electrónico estos ciudadanos. Por ello, pedían a la AECC que se pusieran al día informativamente, al tiempo que le manifestaban su incredulidad al comprobar que la compañía Telefónica, cuyas antenas y aparatos de telefonía -como los de todas las marcas- emiten contaminación electromagnética, es uno de los patrocinadores de esta asociación contra el cáncer. La página web de la AECC exibe, además del de Telefónica, los anagramas de las empresas Accenture y Microsoft como “colaboradores”.

 

aecc1
 
El correo de contestación de la AECC, a través del doctor José Ángel García-Sáenz, no se hizo esperar: “Efectivamente en los últimos días hemos contemplado la noticia sobre la eventual asociación entre el uso de la telefonía móvil y un riesgo mayor de tumores cerebrales. Independientemente del debate que suscita, los que realmente sabemos a día de hoy es que no hay datos definitivos de esta relación. 
Cierto es que se acaba de finalizar un estudio global epidemiológico (Interphone&mdash) al respecto, pero todavía no está publicado ni validado (Parece que los resultados definitivos se publicarán en 2009). 
Las filtraciones de los resultados preliminares de este estudio generan noticias como la que recientemente hemos tenido. Los datos ofrecidos son parciales y no se deben considerar concluyentes hasta que no se analicen los resultados de forma global. Los propios autores subrayan que no tienen carácter definitivo y que no deben servir para sacar conclusiones sobre la normativa de los teléfonos móviles. Por esta razón y a día de hoy, debemos ser prudentes y no entrar a valorar estas noticias”.
 
Antena No respondía de nuevo y desde hace semanas su requerimiento de información no ha sido contestado por el responsable de la AECC: “Lo que me sorprende es que en un tema como este de las ondas en el que quizás no haya aún un estudio definitivo, pero si hay ya indicios que nos advierten del peligro de un uso indiscriminado de esta tecnología, parece que no se pueda hacer nada hasta que esto esté definitivamente probado, para entonces y si se cumplen las peores espectativas, puede haber enfermos o muertos (como pasó con el tabaco), como ustedes sabrán existen varios estudios que van advirtiendo de ello (…) referidos expresamente al cáncer, este mismo verano (además del Interphone), hemos podido ver cómo el Instituto del Cáncer, de la Universidad Norteamericana de Pittsburgh, también nos lo advertía, sobre todo ponía énfasis en el caso de los niños, (…) el estudio Reflex, el BioInitiative, llamamientos de oncólogos franceses (…) el 4 de Septiembre de este año, el Parlamento Europeo, emitió una resolución sobre Medio Ambiente y Salud, en la que también advertía de esta tecnología, (…) tampoco puede ser correcto que la prudencia nos lleve a la inactividad, algún término medio habrá ¿no? además, si no, puede caer la duda sobre si esa inactividad se debe a que uno de los patrocinadores de la AECC sea Telefónica, por lo tanto, ¿sería posible hacer algo?”. Ya digo, callada por respuesta de la Asociación Española Contra el Cáncer.
 
aecc2
 
LA AECC tiene unos criterios que deben cumplir las compañías que les aporten fondos, que están relacionados con el compromiso social, la gestión transparente de sus actividades, el respeto al mediombiente o la salud. Pero entre las empresas que colaboran con la AECC están, además de las citadas, laboratorios farmacéuticos como Abbott, AstraZeneca, Sanofi Aventis o Pfizer –a los que dediqué un capítulo propio en el libro Traficantes de salud– o Roche; bancos que invierten en refinerías petroquímicas como BBVA y Caja Madrid, o el Santander Central Hispano y La Caixa; de energía nuclear como Iberdrola o grandes emisoras de CO2 por los automóviles que fabrican como Ford –temas que se abordan con detalle en Conspiraciones tóxicas-.
No deja de ser paradójico que sectores cuya actividad puede provocar cáncer, como se ha documentado hasta la saciedad, que se benefician de irrecuperables impactos ecológicos, que no muestran la mínima transparencia sobre sus inversiones de los recursos económicos de sus clientes y ahorradores o que convierten la salud humana en una mercancía para vender sus fármacos, sean algunos de los colaboradores de una asociación dedicada a luchar contra el cáncer.
8 Comentarios a “La Asociación Contra el Cáncer, financiada por sectores contaminantes”
  1. Teresa

    Ultimamente estoy mosca con la AECC [Asociación Española Contra el Cáncer]. El ejemplo es con el tema de la vacuna contra el virus del papiloma humano (para ellos contra el cáncer de cuello de útero). El pasado 4 de febrero, día internacional contra el cáncer, la campaña de la AECC en practicamente todas sus sedes fue sobre el tumor de cérvix haciendo promoción de la vacuna. Además, en su página web se refieren de esta manera a los efectos secundarios de la misma: “¿Tiene efectos secundarios? En líneas generales, la vacuna no tiene ningún efecto secundario. Puede provocar dolor en la zona de la punción, como efecto secundario más frecuente. También se han descrito leves trastornos digestivos y más raramente cansancio”. Basta señalar que esta información es mucho más escasa y banal que la indicada por el propio fabricante de la vacuna.

  2. Daniel

    Yo he dejado de utilizar el móvil, solo en caso de urgencia, averia lejos del telefono fijo. Ahora con tarjeta de precarga, 20 euros me duran 6 meses y en poco tiempo me daré de baja, estamos finaciando nuestra perdición, a ver si con esta crisis la gente se da cuenta del dinero que está tirando con el móvil y financiando a multinacionales que no solo no nos cuidan sino que además les damos igual. Las aseguradoras no los quieren asegurar, que saben las aseguradoras que nosotros no sabemos o empezamos a descubrir, ni un seguro cubre los daños producidos por radiaciones electromagnéticas que emiten las antenas de telefonia móvil, ¿por qué? se huelen un futuro de reclamaciones que harían inviable el futuro asegurador.

  3. MªAntonia Pacheco

    Pues como parte de una asociaion de enfermas, les digo a las demas asociaciones que hay formulas para hacer campañas de difusion, nosotras pintamos tejas,piedras, hacemos pendientes.Pero hasta ahora no hemos vendido nuestra libertad a ningun laboratorio o clinica privada.

  4. Daniel Ferrés

    La Fundación Belga contra el Cáncer (www.cancer.be) advierte de los riesgos del móvil

    http://www.cancer.be/index.cfm?fuseaction=Content.DisplayContent&Content_ID=B929CD0C-EFD1-0E26-0B32D890D9B1FAA2&Category_ID=35FD1392-0238-D61B-DBE33B61F544894E
    http://www.expatica.com/be/news/local_news/Calling-in-the-car-increases-risk-of-cancer.html

    Algunos consejos de prevención según el sitio web de la Fundación Belga contra el Cáncer (en francés):

    – ne pas autoriser les enfants de moins de 12 ans à utiliser un téléphone portable (sauf en cas d’urgence) ;
    – conversations très courtes et utilisation préférentielles des SMS ;
    – pas d’appel dans un véhicule en mouvement (la puissance émise par le GSM pour trouver l’antenne relais la plus proche étant alors très importante) ;
    – éviter de mettre le portable près de l’oreille au moment où le numéro d’appel se compose ;
    – éviter de porter le GSM sur soi, même en veille (toutes les 5 minutes en moyenne une géo-localisation du portable se met en route).

  5. Ariadna

    Hace algún tiempo tuve en mis manos un folleto de esta asociación, dedicado a desvanecer los temores en este sentido. Veo que siguen diciendo exactamente lo mismo (“algún tiempo”, en estas tecnologías, es mucho; hablo de un par de años, y se ha publicado mucho sobre esto en un par de años, como todos sabéis). Ahora ya no me extraña tanto como en su día me extrañó. A saber quién pagó el folleto de marras.

  6. Miguel Jara

    Gracias Vicent y Pedro,me consta que ambos tenéis claro el control que ejercen sobre la población los lobbies de los grandes sectores del capitalismo global. Es importante tejer redes informativas de respuesta y esta es una de mis aportaciones.

  7. Pedro Pozas Terrados

    Increible Miguel. Cada vez más comprobamos como estamos vendidos por las multinacionales, como el dinero corrompe, como sus espías atormentan a los ciudadanos y por desgracia, como el ciudadano no se da cuenta de lo que ocurre y solo le interesa el futbol o las peleas rosas por la TV y concursos.

    Estamos asistiendo a un verdadero control por parte de las multinacionales, estamos viviendo en una dictadura real.

    Sigue asi Miguel, te apoyo de corazón e intento transmitir lo que nos dices. Esperamos con ansiedad tus nuevos libros.

    Un abrazo fuerte…te apoyo incondicionalmente

    Pedro Pozas

  8. Vicent

    Pues gracias por la información Miguel. Paso a distribuirla rápidamente. No me lo esperaba de esta gente.

    Creo que esta organización debería hacer prevalecer y exigir más que nadie, algo tan vital como es el “principio de precaución”. Estamos buenos pues.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.