Expansión de la telefonía móvil & preocupación ciudadana

Inglés *English version

Pese a que el movimiento ciudadano contra la contaminación electromagnética crece al ritmo de las evidencias de la nocividad de las tecnologías que la provocan, las operadoras de telefonía móvil continúan su campaña de lobby sobre los ayuntamientos. ¿El objetivo? que estos accedan a situar en su territorio más antenas de telefonía. Las compañías que basan su negocio en eso que ha dado en denominarse “tecnologías de la información” fomentan la idea de que la “cobertura” es un derecho público. En dos reuniones celebradas en la localidad vasca de Getxo, palabras que se llevaba el viento fueron atrapadas por los oídos de los representantes de las asociaciones ciudadanas que luchan contra la contaminación electromagnética. Palabras que, procedentes del responsable de una de las mayores operadoras globales de telefonía móvi, referían la idea de expropiar tejados en “interés público” para colocar sus artefactos potencialmente nocivos. Por supuesto, la cobertura no es su leiv motiv. Éste coincide más bien con aquel lema que cuelga todavía de la imaginación de tantos ciudadanos: Todo por la Pasta.

 

 

No hace falta explicar que, como también reconocen estas corporaciones en petit comite si una zona carece de cobertura pero no es rentable no van a ofrecer a los clientes de dicho espacio la correspondiente antena. Unos hipercomunicados, otros nada y la ciudadanía sin ser consultada. Pero eso sí, el objetivo final de las operadoras es que todos los servicios (telefonía, sms, radio, cine y video, televisión, internet, etc) estén cubiertos por el móvil. ¿Cuántas antenas es necesario situar en cada localidad para ello? ¿Cuánto es necesario aumentar la presión electromagnética para alcanzar dicho objetivo-negocio? A eso no responden las operadoras pese que estamos hablando de que la conversación se produjo en una mesa de trabajo oficial con representantes de ayuntamiento, operadoras y ciudadanía del Consistorio de Getxo. Lo que pretenden las empresas es colocar en cada manzana de cada localidad una antena, como reconoció el delegado de una de las cuatro empresas telefónicas que acudieron a las reuniones.

 

A las pretensiones de las corporaciones colabora el Plan AvanzaDos. En estas reuniones desarrolladas en la localidad vasca (como es lógico se están realizando en muchos pueblos y ciudades) estaban los representantes de los partidos políticos de la localidad, del Ministerio de Industria, de la Asociación Antena No, de las empresas Telefónica, XFera Móviles, France Telecom y Vodafone, así como varios técnicos municipales y uno del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco. Desde el Ministerio propusieron que las operadoras compartan antena, es decir, que utilicen los mismos mástiles para reducir la dispersión actual y por lo tanto la contaminación. El colectivo ciudadano Antena No plantea incluso que los municipios compartan estación base de antenas, aunque eso -según los portavoces del Ministerio- supondría aumentar la potencia de emisión de las antenas. También dieron la de cal al proponer que las antenas de telefonía se camuflen, se hagan discretas a la mirada del público, algo que ya ocurre y que tiene por objeto reducir la sensación de agobio que produce en parte de la ciudadanía su visión.

 

 

Sea como sea, es necesario que se hagan estudios epidemiológicos en las localidades con antenas que lleven muchos años instaladas. Son demasiados los lugares donde han aumentado distintas enfermedades, en ocasiones con resultado de muerte. Todo esto puede hacernos olvidar que no sólo es importante trabajar sobre la ubicación de las antenas. ¿Qué sucede con el uso cotidiano del teléfono móvil? ¿Cómo se protege la población de su uso? ¿Qué hacemos con las personas electrosensibles? Ha pasado más de una década desde que el uso de mólvil se extendió a toda la ciudadanía. Asistimos a la aparición, como se preveía, cada vez más y sobre todo en los países que primero han acogido esta tecnología, de personas que enferman por su especial sensibilidad a los campos eléctricos y magnéticos. Son personas que no pueden vivir en pueblos y ciudades tal y como se han planteado. La cobertura total asegura su padecimiento.


¿Cuánto crees que vale este post?

8 Comentarios a “Expansión de la telefonía móvil & preocupación ciudadana”
  1. Wanshan

    Hola amigos aca un poco de info del orgonite y el gifteo..saludos

  2. Thais

    Yo vivo en Málaga, y no sé en otras ciudades cómo será pero aquí hay una media de 3 antenas de móvil por cada calle, no manzana (encima de los bloques), eso sin contar las camufladas en árboles o en otros sitios que claro, son muy difíciles de ver y no sé cuántas puede haber. Cuando levantas la vista, en cualquier sitio de la ciudad, siempre se ve alguna antena, lo normal es ver varias juntas, no una sola. Yo no sé si esto es legal, pero dudo de que sea necesario para la cobertura tal cantidad de antenas. Y encima quieren colocar más! No pararán hasta que nos frían vivos.

  3. anako

    Miguel, una colaboradora acaba de dejarnos este enlace a un vídeo de Canal Odisea:
    Investigaciones Electromagneticas (HAARP)
    (46:15 min)

    IMPRESIONANTE

    http://video.google.es/videoplay?docid=5075416311456198738

  4. Carmen

    Está la cosa jodida por que nos han impuesto la radiación y sus efectos sin pedirnos permiso.

    Hay un movimiento de gente normal que se llama “orgonite gifting” que está repartiendo de forma altruista piezas de orgonite por todas las antenas para desactivar las operaciones de control climático, condicionamiento mental y enfermamiento popular desde todas las antenas que nos rodean. Es muy interesante.
    En este enlace se exponen las operaciones que gifteo en España http://chemtrails.foroactivo.com/operaciones-f19/

  5. Rosa Fernández-Arroyo

    Hola, Miguel y amigos: En Francia, primer destino turístico mundial, la presión ciudadana logró que las operadoras se vieran obligados a compartir antenas y además a reducir al máximo el impacto de éstas sobre el paisaje. Mi asociación, RedMontañas (www.redmontanas.org), se ocupa de la defensa de las montañas y del bienestar sostenible de sus habitantes en equilibrio con la conservación, y nos gustaría saber si la medida de compartir antenas incrementa el total de emisiones de cada antena. En otras palabras, querríamos tener claro si esta medida sólo tiene un efecto estético y a cambio incrementa la contaminación electromagnética (con perjuicio, por ejemplo, para la biodiversidad) o si, por el contrario, es la mejor medida que se puede tomar en este sentido. Os agradezco cualquier ayuda que nos podáis prestar y también, Miguel, tu magnífico trabajo.

    Un saludo afectuoso,
    Rosa F.Arroyo

  6. Miguel Jara

    Gracias a vosotros, claro.

  7. irune

    Muy bueno. Los de Antenas-No de Getxo se metieron en la boca del lobo al aceptar una mesa con las operadoras. Pero bocados exquisitos como estas citas son el resultado de ese proceso.

    Según el portavoz de Antenas-No, a la pregunta de si su objetivo era también que todos los niños tuvieran un móvil, las operadoras contestaron que sí.

    Eso cuando ya se sabe que en otros países se está recomendando que los niños no lo usen…

  8. niunames

    Muy bueno tu artículo, lo enlazo en nuestra web, como siempre con tu permiso.
    Un saludo

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.