Buen 2007 para el magnate español del acero, 2008 ¿refinería?

El año 2007 ha sido el mejor, qué duda cabe, para la empresa más importante de Extremadura, el Grupo Alfonso Gallardo, que impulsa la construcción de una planta de refino de derivados del petróleo, Refinería Balboa, en la fértil comarca agrícola de Tierra de Barros.
 
Mientras el Ministerio de Medio Ambiente de Cristina Narbona decide si concede una Declaración de Impacto Ambiental positiva al citado proyecto, el Grupo AG se ha asociado al 50% con la compañía GEA21 para crear FESUR, empresa dedicada al transporte ferroviario de mercancías con material rodante propio. La primera fase incluye la compra de cuatro locomotoras y 400 vagones, por 23 millones de euros hasta 2011.
 
Con el objeto de instalar y explotar factorías siderometalúrgicas, también se ha creado la empresa Grupo Alfonso Gallardo Thüringen S.L. Como nueva es también Grupo Alfonso Gallardo Comercial Getafe S.L., dedicada a la administración de valores mobiliarios y acciones. En la madrileña ciudad de Getafe, AG se ha hecho con el negocio Eusebio Calvo y Compañía S.A.

El Grupo Alfonso Gallardo está en proceso de expasión internacional. En la imagen, planta de acero de Thüringen (Alemania). Foto: Grupo AG

 

Otro frente cerrado por el magnate del acero en España es la segunda ampliación de A.G. Ferromallas S.A., cuya inversión ha sumado 16 millones de euros, según el propio Grupo. Durante el año 2007 que ha terminado, el Grupo AG, como ya hemos narrado en este espacio, ha comprado dos diarios andaluces, lanzando una oferta de 25 millones de euros por El Correo de Jaén (del Grupo Prisa) y El Correo de Andalucía (accionariado sobre todo por Prisa). El interés de Gallardo por la prensa andaluza puede estar relacionado con que para llevar el crudo hasta la refinería que pretende construir en el corazón de barro extremeño, será necesario desarrollar un oleoducto de unos 250 kilómetros de longitud que atraviese Huelva desde su puerto mercante.
 
Por ello, el Grupo AG ha solicitado en 2007 a la Autoridad Portuaria de Huelva la concesión administrativa para ocupar 68.000 metros cuadrados de dominio público en el puerto de dicha ciudad para recepción, almacenamiento y expedición de materiales siderúrgicos, como afirma el Boletín Oficial del Estado.
 
Pero no sólo interesan los periódicos ya montados, Gallardo ha adqirido recientemente la empresa guipuzcoana Papresa, una de las mayores de España en el sector de la fabricación de papel.

La compañía Papresa se encuentra en la localidad guipuzcoana de Rentería. Foto: Grupo AG
 
La confianza del empresario y su equipo en que la Refinería Balboa se llevará acabo, pese a la firme oposición de buena parte de la sociedad de Tierra de Barros, es muy grande. Tanto que ya ha anunciado que AG creará su propia marca de gas butano y propano para comercializarlo en Extremadura, Andalucía y Portugal. Por cierto, ecologistas portugueses y andaluces también han manifestado su rechazo a un proyecto que consideran fuera de lugar en plena era de cambio climático.
 
Quizá por ello, por lo del cambio climático y la preocupación de la ciudadanía por las terribles consecuencias del mismo, la mayor compañía extremeña también quiere jugar esa carta. Económica digo. Así, ha anunciado la construcción en Jerez de los Caballeros (pueblo de Alfonso Gallardo) de una de las mayores plantas fotovoltaicas de Europa. Ésta será gestionada por la empresa Alfonso Gallardo Energías Renovables S.A. y Energías Limpias S.L. Ambas invertirán más de 54 millones de euros en una instalación que tendrá una potencia de 25,2 megavatios.
 
En esa misma línea “verde” el Grupo AG anunció la creación de una planta de ensamblaje de paneles solares en los antiguos terrenos de la compañía Transidesa, en Villafranca de los Barros, con una inversión de 28 millones de euros. Pero este proyecto fue retirado en septiembre de 2007, según el Registro Mercantil.
 
Alfonso Gallardo ha finalizado el año 2007 con una facturación de más de 2.000 millones de euros. 2008 se presenta como un año decisivo para conocer qué camino le espera a su proyecto de refinería petroquímica.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.