Navidades sin médicos en venta

Estas ya no podrán ser unas navidades sin médicos en venta pero las próximas quizás sí. En enero va a presentarse una nueva asociación de profesionales sanitarios que quieren incidir y cambiar las relaciones entre la industria farmacéutica, la Administración pública y los de su gremio. Están hartos de ver cómo se degrada su oficio día tras día a mayor gloria de los intereses de los laboratorios y de los profesionales de la salud corruptos.
 
La plataforma, cuyo nombre desvelaré un poco antes de su presentación -pero que ya adelanto que no son nada “agradecidos”-, parte de la asociación de más de 80 médicos, enfermeras y farmacéuticos. Irá en una línea similar al trabajo que realiza el movimiento internacional Nofreelunch y sus filiales, como la italiana No Gracie, Pago Io.
 
En España hay laboratorios que compran a los médicos con dinero para que receten sus productos
 
El principal problema, que no el único que encuentran estos profesionales, es que los laboratorios farmacéuticos han generado una “cultura de patrocinio” en torno a toda la cadena que conforma la comercialización de fármacos. Esto afecta a la autonomía de los profesionales sanitarios y la racionalización -o mejor dicho a la falta de la misma- a la hora de prescribir fármacos.
 
No sólo estamos hablando de que los visitadores médicos de las compañías farmacéuticas corrompen a los médicos con los regalos que les ofrecen a cambio de que receten sus productos, práctica ilegal, por cierto. Es que en España hoy se está comprando médicos directamente con dinero a cambio de recetas que demuestren que los galenos le han dado salida a los medicamentos del laboratorio sobornante. Esto, pese a las dificultades que conlleva poder probar dichos sucesos, conseguí publicarlo este año 2007 que termina, en la revista Discovery DSALUD.

La presión de los laboratorios ha abocado a la mayor crisis ética de la historia de la sanidad
 
La nueva plataforma contra la corrupción sanitaria y por la ética que está promoviéndose es una gran noticia para todo el ámbito de la salud y sobre todo para los ciudadanos. Y es que el año 2008 va camino de ser el de la publicación de códigos deontológicos, tan necesarios si se cumplen. Porque los hay que sólo sirven para figurar: está claro que el código deontológico de Farmaindustria -la patronal de los laboratorios farmacéuticos en España- que pretende velar porque no se soborne a los médicos se está incumpliendo.
 
Digo lo de los códigos deontológicos porque hace unas semanas la farmacéutica Roche publicó su código de relación con las asociaciones de pacientes. Viene esto a cuento del escándalo que supone que muchas de estas instituciones estén financiadas en todo o en parte por los laboratorios.
 
EFPIA, la patronal europea de farmacéuticas, también prepara un documento similar. Espero que lo utilicen más que el que tiene Farmaindustria sobre buenas prácticas en la promoción de medicamentos, ya citado.

La estrategia de promoción entre los médicos de ciertos laboratorios farmacéuticos es clara: dinero a cambio de recetas

Hoy mismo me he enterado que una institución pública como la Agencia de Evaluación de Tecnología e Investigación Médicas de Cataluña acaba de hacer público su Código de buenas prácticas científicas en la relación con la industria sanitaria. Urge profundizar sobre los conflictos de interés que rodean al sistema sanitario porque la salud de las personas no puede ser una mercancía.

2 Comentarios a “Navidades sin médicos en venta”
  1. Miguel Jara

    Carlos, si buscas en el buscador de este blog por la palabra “sobornos” y/o “Nikita” encontrarás más cosas. No dejes de mirar los comentarios pues hay un debate encendido en este tema, tenemos el gusto de contar con los testimonios de Nikita, una ex visitadora médica a la que han expulsado de su empresa farmacéutica por no corromper médicos. Ella narra con frecuencia sus experiencias.

  2. Carlos Bucheli Mora

    Muy interesante artículo que intuyo traerá “cola”, me gustaría recibir más sobre el tema

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.